Russell Crowe. Sus 3 personajes literarios más importantes.

Es Russell Crowe, mi pasión de pasiones cinematográficas, y hoy le caen 54 abriles. Este actor, nacido kiwi en Wellington, Nueva Zelanda, y criado koala australiano (ahora se ha convertido en uno enorme), ha hecho TODO en el cine, lo mejor y lo peor, y cómo no, tiene unos cuantos personajes literarios en su haber. Así que hoy va este artículo muy personal donde coinciden en su cumbre mis dos pasiones, la literatura y el cine.

Aunque hay alguno más en su carrera, estos tres personajes literarios son los más relevantes. Bud White (que le dio su primer éxito y reconocimiento internacionales), Jack Aubrey y Javert, creados por tres escritores muy distintos entre sí. Los repaso para celebrar esos 54 años. Que los dobles, mate, y que yo los vea. De koala o de lo que haga falta.

Russell Crowe

Con Crowe no hay término medio. Van ya casi 20 años detrás de su vida y milagros y me he encontrado con TODO tipo de admiradores incondicionales o detractores furibundos de su carrera o su persona. Tengo anécdotas por doquier y he librado verdaderas batallas donde se ha podido derramar toda la sangre virtual imaginable. Quien conozca el mundo fan lo sabe bien.

Pero independientemente a amores y odios por este actor en cualquiera de sus facetas, si hay algo que caracteriza su carrera en el cine es su capacidad para desaparecer en los personajes que interpreta. También independientemente a preferencias personales por una u otra de sus más de 30 películas o su mayor o menor calidad o éxito conseguido, esa capacidad se mantiene en todas. Si además la acompañan sus transformaciones físicas en varias ocasiones, simplemente solo has visto al personaje.

La cuestión es que en realidad, quienes hemos tenido delante más de una vez a este hombre, le hemos echado la mano y hemos intercambiado alguna palabra con él, podemos dar fe de que esa capacidad es una proyección exterior de una energía interior casi palpable. Esa energía que llena y traspasa una pantalla y no necesita de palabras para expresar cualquier emoción. Como persona y como personaje. Y esa galería de personajes es muy larga, pero vamos ya con estos 3 genuinamente literarios.

Bud White – L. A. Confidencial (1997)

Necesitaría una docena de artículos para poder describir, contar o expresar lo que significa este personaje en mi vida cinematográfica, literaria y personal, así que voy a tener que ceñirme a lo concreto. En mi bastante larga lista de personajes que han logrado llenarme el alma hasta el borde de emociones, el agente (más tarde sargento) Wendell “Bud” White está el primero de lejos y a la par con otro colega suyo nórdico más contemporáneo.

Creado por James Ellroy, White es uno de los miembros de la Santísima Trinidad de policías que protagonizan la novela que parió el Perro Rabioso en 1990. Gran parte de mi afición por el género negro se lo debo a la interpretación que hace Crowe en la espectacular adaptación que firmó Curtis Hanson siete años después. Fue la que me llevó a la novela. De ahí a devorar todo de Ellroy y a aceptar de una vez por todas que los antihéroes y los personajes literarios masculinos, oscuros, atormentados y tan salvajes como profundamente humanos son mi debilidad.

Mi obsesión fue tal que incluso escribí mi propia historia a modo de continuación sobre el poso emocional que me dejaron película y novela. Y no tengo ninguna duda en considerar a Bud como el mejor trabajo de toda la carrera de Crowe.

Jack Aubrey – Master and Commander (2003)

Podría decir lo mismo del capitán Jack Aubrey. Porque cuando me enteré de que Crowe lo interpretaría, también me fui derecha a hacerme con toda la serie de novelas náuticas escrita por Patrick O’Brian. Con afición desde la infancia por el género de aventuras y, en concreto, de las que transcurren en el mar y en barcos de vela, las tenía pendientes y el rodaje de la película fue una excusa perfecta. Las leí seguidas.

Desde la primera página en aquella velada musical en Mahón cuando se conocen Aubrey y Stephen Maturin supe que Crowe volvería a conseguirlo. Naturalmente acabé de leer la serie mucho después de ver la película. Y así fue. El ruidoso, amante de la música, audaz, excesivo, temerario pero también casi inocente capitán de la Armada Real Jack Aubrey solo podía encarnarse en alguien como Crowe.

Pero es que además estaba su compatriota Peter Weir dirigiendo la función. Y quien conozca el cine de este prestigioso director sabe de su exquisito gusto y mejor hacer en la creación de imágenes. Si se añade un reparto de actores británicos nacidos todos para los papeles que interpretan, el resultado es excepcional. Eso sí, para leer las novelas es necesario que te guste el género. Si no, pueden resultar demasiado técnicas por su lenguaje.

Javert – Los Miserables (2012)

La adaptación cinematográfica del mítico musical creado por los franceses Claude-Michel Schönberg y Alain Boublil tuvo menos suerte. Basado en uno de los clásicos de clásicos de la literatura no solo gala sino mundial firmado por Victor Hugo, el musical es posiblemente el más memorable de cuantos se han hecho. Y sin duda el más exitoso, tanto que probablemente sea más conocido y preferido que la propia novela.

Así parece empresa muy arriesgada acercarse en imágenes a la magnífica puesta en escena tanto por ambientación como por supuesto por el sonido en directo de sus inolvidables música y letra. Y aparte está la interminable lista de cantantes que se han convertido y puesto voces extraordinarias a personajes como Jean Valjean, Javert, Fantine, Eponine o Cosette.

El director británico Tom Hooper se atrevió hace unos años y quiso contar con, por lo menos, presencias contundentes y voces que al menos cumplieran. Lo consiguió a medias en los aspectos más visuales, pero se quedó más atrás en la cuestión musical. El reparto quiso cumplir con Hugh Jackman o Samantha Banks, con más experiencia musical profesional. O una Anne Hathaway que se llevó el Óscar a mejor actriz secundaria por una emocionante Fantine y un más que decente Eddie Redmayne como Marius. 

Y mi querido Russell solo tuvo que poner el sable y el uniforme para dar el empaque y carácter necesarios y suficientes a ese oscuro y obsesivo Javert. Suficientes para suplir su limitada voz, que sí funciona en otros géneros más suyos personales que en un musical de características tan colosales como Los Miserables. Pero, una vez más, quién no se ha cegado por el amor, ¿verdad? Pues eso.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.

Los libros más vendidos en Amazon


3 comentarios

  1.   Eugenia dijo

    Comparto hasta la última coma, de este maravilloso respaso literario que has hecho aprovechando el cumpleaños de este magnífico actor. Es una ocasión a todos aquellos a los que nos encantaron dichas películas, acudir a la fuente primaria. Tengo que reconocer que soy bastante vaga a la hora de leer un libro, pero esos hace mucho que están en mi biblioteca. Gracias Mariola por este maravilloso recorrido para mí nostálgico, pues estoy deseando que nos vuelva a deleitar con una nueva magistral actuación principal, a poder ser de otra gran novela.

  2.   Adela dijo

    Fantástico artículo, Mariola.

    Ciertamente, para mí, también la interpretación que hizo Crowe en LA Confidencial es de las mejores, si no la mejor, de su carrera, al menos en Hollywood. Porque he visto también algunas de sus interpretaciones juveniles en Australia y, realmente, en Romper Stomper o en Nosotros dos hizo también interpretaciones magistrales que son para quitarse el sombrero….como todas las que hace.

  3. Muchas gracias por vuestros comentarios. Sabéis que coincidimos plenamente en esta CUESTIÓN. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.