En las orillas del Sar

En las orillas del Sar.

En las orillas del Sar.

En las orillas del Sar fue el último libro de la poetisa y novelista gallega Rosalía de Castro. Publicado en 1884, resultó ser una recopilación de poemas bastante incomprendida debido a su métrica poco convencional, alejada del estilo poético tradicional. Se trata de una composición lírica simple, con características del Romanticismo y del Modernismo en proporciones similares.

En complemento, un temple saturado de desesperanza (donde ni siquiera la religión ofrece consuelo espiritual) refleja las duras circunstancias vividas por la autora durante sus últimos años. A pesar de los claros rasgos novedosos, la crítica literaria de la época obvió esta obra. No obstante, actualmente es estimada por muchos historiadores como la ópera máxima de la poesía española del siglo XIX.

Sobre la autora, Rosalía de Castro

Bautizada bajo el nombre de María Rosalía Rita Expósito, nació en Santiago de Compostela, España, el 24 de febrero de 1837. Aunque gran parte de sus publicaciones fueron en prosa, Castro pasó a la historia —junto a Gustavo Adolfo Bécquer— como una de las precursoras de la poesía española moderna. Esta connotación deriva de tres obras emblemáticas:

  • Cantares gallegos (1863).
  • Follas Novas (1880).
  • En las orillas del Sar (1884).

Si bien varias de sus escritos aparecieron en castellano, Rosalía es una de las plumas más relevantes en lengua nativa gallega. No en vano, ella (a la par de figuras como Eduardo Pondal y Curro Enríquez) es considerada una representante muy importante del Rexurdimento Galego. Lamentablemente, el trabajo de la poetisa no fue debidamente valorado hasta su muerte.

Tendencias y contexto de su creación literaria

En la obra de Rosalía de Castro pueden distinguirse dos corrientes creativas más o menos delimitadas. En primer lugar, es fácil reconocer a una poetisa introspectiva, subjetiva, espiritual y muy sensible con respecto a la naturaleza humana. Por consiguiente, en esta faceta la escritora pudo manifestar frases e ideas de trascendencia universal.

Por otra parte, la autora se erigió como portavoz de su tierra afligida y en la poetisa de todos los gallegos. En un momento en el cual la lengua gallega había sido completamente desprestigiada, calificada de dialecto vulgar y sin tradición escrita. Entonces, al componer muchos de sus poemas en gallego, Rosalía demostró su gallardía mientras se convirtió en un enorme incordio para la crítica.

Legado

Rosalía de Castro.

Rosalía de Castro.

La figura de Rosalía de Castro comenzó a ser reconocida durante la década de 1890, gracias a algunos integrantes de la Generación del 98. Azorín y Miguel de Unamuno fueron dos de sus más grandes valedores y, en menor medida, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez. De hecho, este último la califica de precursora del modernismo español.

Posteriormente, con motivo del centenario de la publicación de Cantares Gallegos, la Real Academia Gallega estableció que el 17 de mayo de cada año se celebra el Día de las Letras Gallegas. Pero no solo en Galicia se ha reivindicado a la autora santiagueña. Pues ha recibido homenajes de diversa índole en otras regiones de España y en países como Rusia, Argentina, Uruguay y Venezuela.

Análisis de En las orillas del Sar

De acuerdo con Alonso Montero, En las orillas del Sar es un “tratado de desolación” que ahonda en los terrenos más sombríos del alma. El título alude a la ribera del río Sar a su paso por Padrón. Allí, en espera de Caronte, la autora se resignó ante una muerte inminente a causa del cáncer. La cual, finalmente ocurrió un año después de la publicación del volumen.

Sin embargo, no existe un consenso entre los historiadores en torno a la fecha de elaboración de los poemas. En consecuencia, no es del todo preciso señalar que la enfermedad fue el principal móvil detrás de sus poemas. En cualquier caso, el aspecto más relevante del volumen es su sencillez estilística. Así como una versificación innovadora definida por apesadumbras llenas de musicalidad.

Estructura

En las orillas del Sar es un volumen completamente escrito en castellano, compuesto de 53 poemas que abarcan 177 páginas. En cada uno de ellos Rosalía de Castro expresa un sentimiento diferente, más el tono predominante el pesimismo. Este sentimiento es muy marcado en las secciones donde la poetisa profundiza en ciertos recuerdos a través de frases bien punzantes.

Temas

Frase de Rosalía de Castro.

Frase de Rosalía de Castro.

La autora gallega no duda en evocar recuerdos a la par de premoniciones dentro de la misma estrofa, siempre con la intención de marcar un ritmo complementario al estado de ánimo. Esto es palpable en la siguiente estrofa del poema «Tiemblan las hojas y mi alma tiembla»:

“Que hoy, mañana, antes y ahora,

Lo mismo siempre,

Hombres y frutos, plantas y flores,

Vienen y vanse, nacen y mueren”.

Asimismo, Rosalía de Castro toma al amor y a la pasión como desencadenantes de pesares posteriores. Por esta razón, la mayoría de los historiadores enmarcan su obra dentro de un período conocido como Romanticismo tardío. Igualmente, otros poemas hablan de las preocupaciones por un futuro sombrío, tal y como se observa en la siguiente estrofa del poema «Sed de amores tenía, y dejaste»:

“Sintiéndose acabar con el estío

La desahuciada enferma,

—¡Moriré en el otoño!—

Pensó entre melancólica y contenta

Y sentiré rodar sobre mi tumba

Las hojas también muertas”.

El pesimismo más profundo

Pocas frases pueden ser tan contundentes como “esperanza muerta”. Pues representa una especie de punto final del dicho “la esperanza es lo último que se pierde”. Pero una “esperanza muerta” representa un sitio verdaderamente bajo en el espíritu humano, es el fin de toda ilusión. Especialmente si la autora asoma que el único y verdadero desahogo lo conseguirá con la muerte.

El consuelo del descanso eterno

Ella no percibe a la muerte como un suceso negativo, al contrario, se expresa sobre su fallecimiento con la luz de una esperanza renovada por la esperada paz del descanso eterno. De hecho, en medio de su resignación, la poetisa da a entender que disfrutó su vida a pesar del sufrimiento y se muestra lista para encontrarse con Dios.

Por este motivo, el cierre del volumen no podía ser otro que el poema «Tan solo dudas y terrores siento»:

“Tan sólo dudas y terrores siento,

Divino Cristo, si de Ti me aparto;

Mas cuando hacia la Cruz vuelvo los ojos,

Me resigno á seguir con mi calvario.

Y alzando al cielo la mirada ansiosa

Busco á tu Padre en el espacio inmenso,

Como el piloto en la tormenta busca

La luz del faro que le guíe al puerto”.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.