La poesía de Antonio Machado

Retrato de Antonio Machado.

Retrato de Antonio Machado.

Antonio Machado Ruíz fue un sevillano con un talento indescriptible, su poesía fue parte de la generación del 1898 en España. Este poeta nació el 26 de julio de 1875, hermano de Manuel Machado, también un poeta que estuvo junto a él hasta el día de su muerte en Colliure, Francia el 22 de febrero de 1939.

La vida universitaria de Antonio estuvo marcada por la influencia de algunos de sus docentes, a quienes les guardó un gran cariño y amor. Sin embargo, el autor nunca se sintió cómodo en la universidad o en la escuela; en su autobiografía confesó: “no conservo más huella que una gran aversión a todo lo académico”.

Su infancia y la poesía de Machado

Antonio plasmó en sus obras las memorias de su niñez, sus viajes, amores y aventuras, una de ellas fue “Recuerdo Infantil”, de uno de sus poemarios. Durante los primeros años de su vida el joven Machado vivió momentos especiales que inmortalizó por medio de la escritura, entre estos están la figura de su padre que solía estar en su despacho, y los lugares que frecuentaba en sus días de inocencia.

Sus primeras obras

La tendencia poética del modernismo fue lo que caracterizó la obra del escritor. En sus inicios Antonio Machado solía escribir de manera ambigua y refinada. Soledades, un poemario publicado en 1903, dio a conocer el talento que Antonio tenía.

Campos de Castilla es un libro de poemas publicado en 1912, en donde se expresa la naturaleza de esas tierras, describiendo una realidad trágica.  Evidentemente Machado reflejó sus sentimientos hacia España, el dolor por la muerte de su esposa y los deseos que tenía de salir adelante, pues evocó a la esperanza en muchos de los escritos.

Un escritor, tres movimientos

Las características del modernismo eran evidentes: la creatividad, la melancolía y el lenguaje aristocrático y distinguido al que se le atendían los más mínimos detalles, fueron clave para el autor. Al inicio de la vida como escritor de Antonio Machado hubo poemas ligados a este movimiento, como Soledades, galerías y otros poemas (1919).

Manejó el romanticismo y su pensamiento profundo, llegando a plasmar con letras bien logradas el encanto del medio ambiente y lo sombrío del mismo. La nostalgia, originalidad y utopía son características de esta corriente literaria y también fueron base para dar origen a algunas producciones de Machado; inspiradas en España y el amor por su mujer, Leonor.

Dominó también el simbolismo y sus cuestionamientos sobre el existir. Mediante recursos como la sinestesia pretendió mantener una musicalidad en sus versos. Machado estuvo muy cercano a este estilo, por lo que muchos de sus escritos evidenciaron su intimidad y se pueden leer melódicamente.

El amor de su vida

Fue maestro durante un tiempo en Soria, y allí, en 1907, conoció al amor de su vida, este fue Leonor Izquierdo, una joven estudiante diecinueve años menor que él. Dos años después de que se enamoraron, Machado e Izquierdo contrajeron matrimonio; sin embargo, en 1912, la joven murió de tuberculosis.

Antonio le dedicó a ella varias producciones poéticas, durante el período de enfermedad, al momento de su muerte y después de ella. “A un olmo seco” fue un poema en el que anheló que Leonor mejorara su salud y en “A José María Palacio” la recordó junto al lugar en donde descansaba y rogó a uno de sus amigos que la honrara llevándole flores.

La iglesia, según Machado

Antonio Machado fue un profundo pensador, su sentimentalismo y entendimiento solían ir más allá que los de los autores de aquellos días. Era un hombre que indagaba, se notaba adelantado a su época, no estaba de acuerdo con las ataduras o doctrinas, lo que provocó que su obra tuviese un valor único.

Durante siglos la iglesia ha tenido reglas que los fieles deben seguir para pertenecer a ella y Machado no las aprobaba, aun y cuando su fe estaba puesta en Dios. Según el escritor, el ayuno, penitencias y demás obligaciones que el clérigo debe seguir no eran más que maneras de adoctrinar a la población; sin embargo, en “Profesión de fe” demostró el gran amor que sentía por el Creador.

Poemas de Antonio Machado

A continuación una muestra de los poemas más representativos de Antonio Machado:

A un olmo seco

Al olmo viejo, hendido por el rayo

y en su mitad podrido,

con las lluvias de abril y el sol de mayo

algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina

que lame el Duero! Un musgo

amarillento

le mancha la corteza blanquecina

al tronco carcomido y polvoriento…

Fragmento de uno de los poemas de Antonio Machado, "Caminante no hay camino".

Fragmento de uno de los poemas de Antonio Machado.

Cuando sea mi vida…

Cuando sea mi vida,

toda clara y ligera

como un buen río

que corre alegremente

a la mar,

a la mar ignota

que espera

llena de sol y de canción.

Y cuando brote en mi

corazón la primavera

serás tú, vida mía,

la inspiración

de mi nuevo poema…

Arte poética

Y en toda el alma hay una sola fiesta

tú solo sabrás, amor sombra florida,

sueño de aroma, y luego… nada; andrajos,

rencor, filosofía.

Roto en tu espejo tu mejor idilio,

Y vuelto ya de espaldas a la vida,

Ha de ser tu oración de la mañana:

¡Oh, para ser ahorcado, hermoso día!

Soñé que tú me llevabas

Soñé que tú me llevabas

por una blanca vereda,

en medio del campo verde,

hacia el azul de las sierras,

hacia los montes azules,

una mañana serena…

¡Eran tu voz y tu mano,

en sueños, tan verdaderas!…

Vive, esperanza, ¡quién sabe

lo que se traga la tierra!

La España de Machado

El sevillano tuvo un gran amor por su patria, por esto le dedicó algunos poemas de Campos de Castilla. Sin embargo, Antonio expuso su descontento por el poco desarrollo de las zonas rurales. El escritor habló de la falta de estrategias por parte de los gobiernos para hacer que las zonas campestres evolucionaran y su avance fuese al mismo nivel que el de las urbanas.

En aquel tiempo la población española que llevó su vida en el campo solía estar adherida a sus raíces. La mayoría de estos ciudadanos no consideraban la idea de cambiar su cotidianeidad, es decir que además de que los políticos no ayudaban, los pobladores no se interesaban en evolucionar. Machado afirmaba que esta falta de coraje y ganas de salir adelante fueron los principales problemas en la sociedad de su tiempo.

Antonio Machado en su vejez.

Antonio Machado en su vejez.

Su legado

Instituciones alrededor del mundo, como el Instituto Hispano en Estados Unidos, le han dado el debido reconocimiento a Machado. Además, sus obras han sido transformadas a producciones musicales por Manuel Serrat, cantautor que produjo un álbum titulado Dedicado a Antonio Machado, en donde la escritura del sevillano cobra vida. No en vano el poeta se encuentra entre los grandes poetas de la literatura.

Antonio Machado fue un hombre que tuvo claro el porqué de su poesía, supo plasmar sus creencias, inconformidades y experiencias de vida de una manera única y honesta. A pesar de que vivió en una época en la que hubo muchos prejuicios, no sintió temor de expresar su verdad y sensibilidad al mundo, dando como resultado poemas como: “Cuando sea mi vida”, “Acaso”, “Arte poética” y “Soñé que tú me llevabas”.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon