No oigo a los niños jugar

No oigo a los niños jugar

No oigo a los niños jugar

El 6 de mayo de 2021 se produjo el lanzamiento de No oigo a los niños jugar, la cuarta novela de Mónica Rouanet. Se trata de un thriller psicológico con gran poder de conmoción desde el propio título, el cual sugiere un contexto desalentador e impactante. La protagonista es Alba, de 17 años, quien está recluida en un centro psiquiátrico debido a un estrés postraumático agravado.

Allí, ella es capaz de ver y escuchar a unos niños que nadie más puede ver. Ante la situación desconcertante, la reacción de la chica es averiguar lo ocurrido hace algunos años en el hospital. Aunque, dado su estado de conciencia, indagar en acontecimientos perturbadores puede que no sea la mejor decisión. Por esta razón, la esperanza se convierte en el motor para revelar cada misterio y superar sus propios traumas.

Análisis de No oigo a los niños jugar

Comparación con otras novelas de la autora

El argumento de este thriller psicológico es bastante diferente a los dos anteriores de Rounet, dominados por intrincadas intrigas familiares. Al mismo tiempo, No oigo a los niños jugar tiene una similitud evidente con otros libros de la escritora española: una protagonista femenina. En cualquier caso, todos sus títulos atrapan rápidamente al lector mediante una técnica narrativa distinguida por la profundidad descriptiva, la autenticidad y las sorpresas.

Por supuesto, los personajes también están muy bien diseñados, por ello son capaces de generar un sentido de identificación y de compasión en los lectores. Esa conexión emocional facilita una lectura rápida del texto —a pesar de la densidad de muchos de sus cuadros—, que puede llegar a ser adictiva. En paralelo, la riqueza de detalles conlleva al desarrollo de capítulos más extensos (en comparación con otras novelas de Rouanet).

Rasgos de estilo

Una de las características narrativas de Rouanet en esta novela es el estilo explícito para contar varios de los acontecimientos más crudos. Sin embargo, dicha “aspereza gráfica” no resta un ápice a la esperanza indispensable para avanzar en medio de secuencias con bastantes momentos desconcertantes. Ese contraste entre tristeza y optimismo es vital para la moraleja final de una historia con tintes equivalentes de oscuridad y claridad.

Por último, el desarrollo de No oigo a los niños jugar rompe con las líneas tradicionales del género policíaco. Si bien hay intrigas, crímenes, giros sorpresivos y misterio —como en toda novela negra—, el hilo conductor no gira en torno a una investigación policial al uso. De hecho, la escritora alicantina se arriesgó en este libro a no seguir al pie de la letra el esquema exitoso de sus thrillers anteriores. Ese poder de reinventarse es su gran mérito.

Resumen de No oigo a los niños jugar

Planteamiento

La acción transcurre en un sanatorio para menores de 18 años. Allí, Alma, una muchacha de 17 años afectada por estrés postraumático severo, es llevada por su abuelo para ser internada de forma temporal. La causa de semejante cuadro fue un accidente que le costó la vida a su padre y a Lucía, su hermana. En consecuencia, la chica quedó con un sentimiento de culpabilidad persistente en su psique con el cual ella y su viejo son incapaces de lidiar.

En el hospital psiquiátrico cada paciente tiene peculiaridades muy marcadas. Entre todos ellos, la protagonista crea un vínculo especial con dos niños de doce años que solo ella puede ver. Más adelante, la chavala conoce a Diego, quien también puede ver a los niños y parece poseer la capacidad para moverse entre dos dimensiones. Así, el lector es envuelto en una sensación de confusión que se acentúa por los padecimientos de los personajes.

Desarrollo

El edificio en donde ocurren los hechos es uno que “da más miedo por dentro que por fuera”. La fachada de la construcción transmite cierta pesadez debido a sus paredes de concreto y frisos desteñidos con colores pasteles. Después de ser internada, Alma se entera del pasado del recinto: hace algunos años había sido un hospital para niños con problemas auditivos.

La protagonista quiere curarse de su aflicción, pero día a día las dudas con respecto a su decisión de ser hospitalizada crecen progresivamente. Para empeorar el panorama, las últimas dos plantas de la edificación han sido clausuradas y al parecer hay cosas que solo ella puede escuchar. Igualmente, muchas de las personas en el lugar aseguran haber escuchado a “la monja de la campana”, pero sin que nadie la haya visto.

Se acumulan los misterios

Los días de Alma se van llenando de una tensa calma mientras en silencio contempla los largos pasillos del edificio. Igualmente, ella pasea de vez en cuando por un jardín bien cuidado, aunque no por ello deja de percibir un aire sombrío y lánguido. Esos momentos de incertidumbre se muestran intercalados por la dedicación demostrada por los enfermeros de la clínica y el admirable doctor Castro.

El esmero de los cuidadores es un halo de esperanza en la mente de unos chicos que se sienten observados todo el tiempo. En añadidura, los eventos perturbadores no dejan de aparecer en forma de aves muertas, habitaciones abandonadas, juguetes viejos y sombras de niños. De ese modo, la línea entre la realidad y la alucinación parece difuminarse… especialmente cuando la protagonista pasea por la zona clausurada del hospital.

Sobre la autora, Mónica Rouanet

Mónica Rouanet

Mónica Rouanet

Mónica Rouanet es una escritora oriunda de Alicante, mas, desde la infancia se mudó con su familia a Madrid. En la capital española cursó estudios de Filosofía y Letras y una especialización en Pedagogía por la Universidad Pontificia de Comillas. Luego, estudió Psicología en la Universidad Nacional de Educación. Tras completar su postgrado, se ha dedicado a atender personas en situación de vulnerabilidad durante los últimos veinte años.

La trayectoria literaria de Rouanet inició junto a la editorial La fea burguesía con la publicación de El camino de las luciérnagas (2014). En su ópera prima, la literata ibérica demostró su capacidad para armar tramas complicadas y emocionantes llevadas por personajes bien construidos en distintos planos temporales. En 2015, la literata ibérica pasó a Roca Editorial, firma con la cual ha publicado sus siguientes cuatro títulos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.