La obra de Roald Dahl reescrita para eliminar lenguaje considerado «ofensivo»

roald dahl

Cuando un autor escribe un libro y lo publica, lo que menos quiere es que haya otros que decidan plagiar o incluso cambiar algunas parte de sus obras. Al menos eso es lo que consideramos que le pasaría a Roald Dahl así como a otros autores.

Sin embargo, con el paso del tiempo, algunos libros quedan obsoletos o con un lenguaje que se considera «ofensivo». Palabras malsonantes, adjetivos que pueden herir la sensibilidad… Todo eso puede afectar a algunas personas y considerar que el libro no es adecuado para niños. Pero, ¿sabes qué ha pasado con los libros de Roald Dahl?

Quién es Roald Dahl

Roald Dahl fue un escritor británico conocido por sus obras infantiles y juveniles. Nació en Gales y fue piloto de la Real Fuerza Aérea Británica durante la Segunda Guerra Mundial antes de dedicarse a la escritura.

Entre sus obras más conocidas se encuentran «Charlie y la fábrica de chocolate», «Matilda», «Las brujas», «James y el melocotón gigante» y «El Gran Gigante Bonachón». Además de estas, también escribió libros para adultos, así como guiones para televisión y cine.

Falleció en 1990 pero sigue siendo considerado uno de los autores más importantes de literatura infantil y juvenil del siglo XX y ha sido traducido a más de 60 idiomas.

Ahora bien, su estilo de escritura a menudo incluía humor negro y personajes excéntricos y memorables. Y aunque no podemos decir que fuera un santo, ahora se le considera demasiado «abusivo» en ciertas descripciones.

Qué ha pasado con sus libros

Roald Dahl Story Company

Si tienes libros de Roald Dahl, a partir de ahora, estos van a ser considerados «ofensivos» para los niños y en ciertas partes no van a coincidir con las nuevas versiones que han sacado, y seguramente sacarán, de los libros.

Te ponemos en antecedentes. Roald Dahl, tal y como has visto, es autor de libros para niños donde el humor y la imaginación, así como un poco de sátira y crítica. Sin embargo, el lenguaje que usa al poner algunos adjetivos despectivos, ha levantado ampollas.

Por eso, la editorial Puffin, así como la Roald Dahl Story Company, han decidido contratar a lectores «sensibles» para releer los libros y reescribir partes (o eliminar palabras) que se consideran «ofensivas» o que pueden herir la sensibilidad del lector.

No es algo que haya decidido hacer la editorial sin más, sino que también se ha involucrado a la Roald Dahl Story Company que, por si no lo sabes, es una productora británica fundada por la familia del autor. Creada en 1996, su función es la de proteger y promover el legado del escritor y sus obras.

Inclusive Minds

Inclusive Minds

Inclusive Minds es el colectivo que está detrás de esos «lectores sensibles» que han retocado la obra de Roald Dahl. Se definen como «apasionados por la inclusión, la diversidad, la igualdad y la accesibilidad en la literatura infantil».

La propia cofundadora del colectivo ha comentado en relación a los cambios que buscan «garantizar una representación auténtica, trabajando en estrecha colaboración con el mundo del libro y con aquellos que han vivido la experiencia de cualquier faceta de la diversidad».

Qué se ha eliminado de los libros de Roald Dahl

libros-de-roald-dahl

Vamos por partes, ya que lo que por ahora ha salido a la luz son solo de algunos libros. No sabemos si habrá más cambios presentes o futuros.

Sin embargo, aquí tienes algunos libros que han cambiado partes:

Charlie y la fábrica de chocolate

Si te acuerdas, en el libro se decía que Augustus Gloop era ‘gordo’. Pues bien, ahora va a ser ‘enorme’.

Los Oompa Loompas eran considerados hombres pequeños, porque en realidad no había mujeres. Pero a partir de ahora no vas a encontrar esa definición en los libros de Roald Dahl sino la de ‘personas pequeñas’.

Los cretinos

En el libro de Los cretinos, la Señora Twit era considerada una mujer ‘fea y bestial’. Los expertos en sensibilidad han considerado que esos adjetivos son demasiado fuertes. Pero en lugar de eliminar los dos, han dejado el de ‘bestial’.

The Witches

Las brujas, otro de los libros de Roald Dahl, tiene algo más del propio autor. Y es que se ha agregado una frase que este no ha escrito.

Nos referimos a la parte de la historia donde el autor describe a las brujas como «calvas» debajo de las pelucas. Pues bien, a partir de ahora te encontrarás con lo siguiente: «Hay muchas razones por las que las mujeres pueden usar pelucas y ciertamente no hay nada de malo en eso».

Fantastic Mr. Fox

Si te has leído este libro, sabrás que el personaje principal tiene tres hijos. Pues a partir de ahora van a ser tres hijas. Nada de un hijo y dos hijas, o dos hijos y una hija. Pasamos el género de chicos a chicas.

Matilda

Matilda es uno de los libros más conocidos de Roald Dahl, también porque la película ayudó a que muchos niños y niñas quisieran leer el libro. En él, la pequeña protagonista leía a Rudyard Kipling.

Sin embargo, a partir de ahora ya no va a ser así porque los lectores ‘sensibles’ han decidido que mejor que leer a ese autor, hay que leer a Jane Austen. Por cierto, que también desaparece Joseph Conrad por John Steinbeck.

Hay tres cambios más en Matilda:

  • Por un lado, la bruja que era «cajera», ahora tiene otra profesión: científica de alto nivel.
  • Por otro lado, las palabras loco o demente desaparecen de la historia, así como blanco y negro.
  • Y el último, Miss Trunchbull pasa de ser una ‘hembra formidable’ a una ‘mujer formidable’.

James y el melocotón gigante

En esta historia es posible que recuerdes una canción que canta el ciempiés. Pues ahora vas a tener que olvidarla porque se ha cambiado por completo para eliminar palabras como flácida o gorda.

Opiniones para todos los gustos…

Los cambios que se han producido en los libros no han dejado indiferentes a todos. Hay aquellos que han puesto el grito en el cielo, no solo lectores, sino también otros escritores que no ven con buenos ojos que otras personas toquen y reescriban los libros (aun cuando el escritor falleció) cuando no hay ningún consentimiento para ello.

Otros, sin embargo, lo ven una forma de «modernizar» las obras, aunque eso signifique cambiar por completo la obra que un autor hizo.

La opinión de unos y de otros tiene sus pros y sus contras. ¿Qué pensarías tú al respecto?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.