Ignacio del Valle. Entrevista con el creador del capitán Arturo Andrade

Fotografía: Ignacio del Valle, web del autor.

Ignacio del Valle tiene ya una larga y muy exitosa trayectoria literaria, incluidas adaptaciones al cine de alguna de sus obras, y es uno de los nombres más reconocidos de la novela negra, también encuadrada dentro del suspense histórico. Su serie protagoniza por Arturo Andrade lleva ya 6 títulos con este último, Cuando giran los muertos. En esta entrevista nos habla de ella y de varios temas más. Así que le agradezco mucho su tiempo y amabilidad para atenderme.

Ignacio del Valle — Entrevista

  • ACTUALIDAD LITERATURA: Tu última novela publicada es de la serie del capitán Arturo Andrade y se titula Cuando giran los muertos. ¿Qué nos puedes contar de ella y de dónde surgió la idea?

IGNACIO DEL VALLE: Había terminado la novela Coronado, y estaba saliendo mentalmente del siglo XVI, pero no acababa de salir de México. Quería escribir otra novela de Arturo Andrade, la sexta de la serie, así que me puse a investigar para buscar una conexión. Para mi sorpresa, encontré un episodio perfecto: las “expediciones culturales”. Como se cuenta en la novela, entre 1949 y 1950, el ministerio de Asuntos Exteriores se saca de la chistera una serie de recitales poéticos por diversos países de Hispanoamérica con el fin de crear puentes con una España franquista que estaba ninguneada. Se reclutó a gente como Leopoldo Panero, Luis Rosales, Antonio de Zubiaurre, Agustín de Foxá… En unos sitios los reciben a huevazos y en otros les aplauden. Era la anécdota perfecta para inventarme a Félix Arcadia, un diplomático y escritor español embarcado en una peripecia similar en 1950, protegido por Arturo Andrade y su camarada Manolete. Y un secuestro era la catarsis adecuada para comenzar la novela.

  • AL: ¿Puedes recordar alguna de tus primeras lecturas? ¿Y tu primer escrito?

IDV: Las primeras lecturas fueron clásicos juveniles, Julio Verne, Salgari, Poe, etc. Sin olvidar Los Cinco o las novelas de Sherlock Holmes. Mi primer escrito posiblemente fuera un cuento de tres páginas, muy malo, en la línea gótica de Poe, El hombre que estaba solo.

  • AL: ¿Un autor de cabecera? Puedes escoger más de uno y de todas las épocas.

IDV: Hay muchos, y algunos van cambiando con las épocas (hubo una en que me gustaba mucho Onetti, pero, salvo los cuentos, le perdí el gusto). Desde luego, hubo un antes y un después de leer El gran Gatsby, de Scott Fitzgerald, igual que con El hombre rebelde, de Camus, con las novelas de Mishima, o más tarde con el Meridiano de sangre, de Cormac McCarthy. En la forma de entender las descripciones me influyó mucho Ivan Bunin, y hubo un cambio en la manera de entender la novela negra tras Mystic River, de Dennis Lehanne, o tras las novelas de Robert Stone. Y los autores que siguen en mi santoral son E. L. Doctorow, Charles Baxter, John Steinbeck, James Salter, Norman Mailer, Jeffrey Eugenides, Lawrence Durrell… Últimamente me ha gustado mucho Hillary Mantel y Oakley Hall. Y desde luego, los clásicos siempre me acompañan: Jenofonte, Herodoto, Tucídides, Tácito…

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear?

IDV: Si se trata de conocer, me hubiera gustado una caña con Bernal Díaz del Castillo. Si se trata de crear, Jay Gatsby, sin duda.

  • AL: ¿Alguna manía o costumbre especial a la hora de escribir o leer?

IDV: Podría escribir boca abajo en la estación espacial. Solo necesito un ordenador, un vaso de agua y silencio. Ahí arriba, silencio seguro que me sobra.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo?

IDV: En mi despacho. De ocho a doce de la mañana.

  • AL: ¿Hay otros géneros que te gusten?

IDV: Soy voraz, leo de todo. Incluso manuales de jardinería ingleses, ja, ja. En mi despacho tengo 24 torres de libros, cada uno con un género, que van desde la filosofía al cine, pasando por cualquier cosa que te imagines. Voy cambiando, provoca un flujo de información constante en mi cabeza, y los chispazos creativos son regulares. No hay página en blanco, y si hay, es que no estás trabajando lo suficiente.

  • AL: ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

IDV: Mi último descubrimiento ha sido Tim Gatreaux. Aparte, voy pasando de torre en torre (prensa aparte): Blonde de Joyce Carol Oates; la Historia de la idea del tiempo, de Bergson; estoy acabando el cuarto tomo de Guerra del Peloponeso, de Tucídides, y en breve pasaré a los discursos de Demóstenes; un noir de John Conolly; releo los cuentos de Hemingway; La gran novela india, de Shashi Tharoor; el Hombre lento de Coetzee; otra novela de Dacia Maraini; un ensayo sobre la terrible situación de las mujeres en África y otro sobre el tráfico de materias primas mundial, etc.

En cuanto a escribir, estoy terminando mi nueva novela y preparando la documentación de la siguiente. Tengo los tempos de mis proyectos muy estructurados.

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial y qué te decidió a ti para intentar publicar?

IDV: Creo que la paradoja es que ahora es más fácil publicar que cuando yo empecé, pero las carreras son más fungibles, más frágiles. La máquina de hacer salchichas de la industria editorial ha acelerado y los libros no duran, los libros son cada vez más triviales, y existe una rotación suicida que va en detrimento del autor y la misma literatura. Habría que detener esta rueda antes de que el negocio implosione. Por otro lado, ha nacido un ecosistema de editoriales artesanales muy interesantes, pero que también están sometidas a la presión del sistema. Todo es muy complejo.

Yo luché mucho antes de ser publicado, y en realidad no es una decisión, es una necesidad.

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo para historias futuras?

IDV: La literatura siempre está en crisis, no es nada nuevo. Aquí que se trata de resistir. Es como un tiovivo, puedes estar sentado en la primera línea de los caballos, en la segunda o en la tercera, y a lo largo de tu carrera, seguramente irás cambiando tu visibilidad, pero lo esencial es no bajarse nunca del tiovivo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.