El Sherlock Holmes de Basil Rathbone y sus adaptaciones al cine

Sherlock Holmes, la universal creación de sir Arthur Conan Doyle, de cuyo fallecimiento se cumplen hoy 90 años, ha tenido múltiples caras en el cine. Y como ya decía en ese artículo, la mía es y será ya la de Basil Rathbone. El actor británico, nacido en Johannesburgo en 1892, encarnó al detective más famoso del mundo con una elegancia, saber hacer y toque únicos. El pasado mes revisé la serie de películas que interpretó entre los años 1939 y 1946 para la Fox y la Universal. Las tenía vistas a salto de mata y por fin las disfruté con detenimiento. Este es mi repaso.

Basil Rathbone

Quienes tenemos más de una edad o somos cinéfilos de toda la vida conocemos a Basil Rathbone. Este actor británico fue y será siempre ya dos personajes míticos de la historia del cine más clásico: el pérfido sir Guy de Gisborne, en Robin de los Bosques (1938), y Sherlock Holmes. Bordó a los mejores villanos como Gisborne o el capitán francés Levasseur en El capitán Blood (1935) —sus duelos a espada con Errol Flynn en ambas son inigualables—. En la vida real, era un consumado espadachín y combatió en la Primera Guerra Mundial donde obtuvo una cruz militar al valor. Y al principio de su carrera iba para galán romántico.

Pero también fue el Sherlock Holmes más recordado, tal vez porque con su físico aquilino, su ambiguo gesto y su elegante porte le dio a Holmes un toque único de exquisitez. Es cierto que su encarnación del famoso detective —tanto en el cine como en la radio— le supuso un encasillamiento del que ya siempre se lamentó. Pero, a cambio, Holmes le dio la inmortalidad.

Basil Rathbone fue, además, un prestigioso actor de teatro e hizo magníficas dramatizaciones radiofónicas de poesía de autores como Poe. Murió en Nueva York a los 75 años en 1967 de un paro cardiaco.

Películas de Sherlock Holmes

Como suele ocurrir en el cine, las obras y personajes literarios se reinterpretan o adecuan a los intereses y gustos tanto de productores como de público. Así, los Holmes y Watson que recrearon Basil Rathbone y Nigel Bruce solo anduvieron en su época literaria en las primeras dos películas que produjo la Fox.

Después, con la Universal, la acción y los personajes se trasladaron a la época contemporánea por estar en plena Segunda Guerra Mundial. Y así tenemos un Holmes casi al servicio de su Graciosa Majestad para evitar conspiraciones nazis de armas secretas o espías. Aunque no se olvidan ni del inspector Lestrade, siempre a remolque de Holmes, ni de su archienemigo, el profesor Moriarty, ni de sus proverbiales deducción y sagacidad a la hora de resolver un crimen o un misterio.

20th Century Fox

  • Sherlock Holmes y el perro de los Baskerville.
  • Sherlock Holmes contra Moriarty.

Fue tan grande el éxito del primer título —es también el más conocido seguramente— que enseguida se hizo la siguiente, también ambientada en época holmesiana. Y ese mismo año de 1939 Rathbone y Bruce cambiaron el cine por la radio.

Universal

En 1942 volvieron al cine con la Universal, que tenía ahora los derechos sobre la serie, y rodaron otras 12 películas. De apenas una hora y poco de duración, con una misma cabecera y sintonía y un reparto casi de compañía teatral, se pueden ver en un maratón veraniego. Algunas se basan en relatos de Conan Doyle y todas están en YouTube, tanto en español como en versión original.

Yo me quedo, aparte de la del perro de los Baskerville, con La perla maldita, La mujer araña, La garra escarlata y, particularmente, con Terror en la noche, la penúltima de la serie. Quizás la destaco por la ambientación en un tren (por los que tengo debilidad), con el robo de un diamante, un par de asesinatos y ese final de cambiazos varios.

  • Sherlock Holmes y la voz del terror.
  • Sherlock Holmes y el arma secreta, donde se enfrenta a un Moriarty al servicio de los nazis.
  • Sherlock Holmes en Washington.
  • Desafiando a la muerte, título con el que se estrenó aquí, o también Sherlock Holmes desafía a la muerte.
  • La mujer araña, con una malvada a la altura de Moriarty.
  • La garra escarlata es considerado el mejor título, con un tono de terror que recuerda a El perro de los Baskerville.
  • La perla maldita o La perla de la muerte.

A partir de aquí la serie decae un poco. Se empieza a ver el desgaste de los actores por los personajes, sobre todo de Rathbone. Pero todas merecen verse.

  • En Sherlock Holmes y la casa de la muerte se recupera el toque de un siniestro caserón escocés donde Holmes investiga unos asesinatos entre un grupo de amigos veteranos.
  • El caso de los dedos cortados La mujer de verde.
  • Persecución en Argel. Considerada la más floja. Sin embargo, quizás de nuevo porque transcurre en un ambiente cerrado como el de un barco, también consigue mantener la intriga hasta el final.
  • Terror en la noche o Terror nocturno.
  • Vestida para matar.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.