El mal de Corcira

Ibiza, una de las locaciones de El mal de Corcira

Ibiza, una de las locaciones de El mal de Corcira

El mal de Corcira es una novela del destacado escritor español Lorenzo Silva. Publicada en junio del 2020, es la más reciente entrega de la aclamada saga Bevilacqua y Chamorro. Una vez más, y como de costumbre, el autor vuelve a publicar luego de dos años un nuevo capítulo de la serie que comenzó en 1998. Al igual que las anteriores, se trata de una trama perteneciente al género policiaco.

Silva ha confesado que siempre quiso contar esta historia, que es una deuda que finalmente ha saldado con sus lectores. Luego de publicar su obra, manifestó: “El resultado es la entrega más extensa y tal vez la más compleja de la serie”. En esta, adicional a la resolución de un crimen, podremos conocer más acerca de la juventud del protagonista y de sus experiencias como agente antiterrorista.

Resumen de El mal de Corcira

Nuevo caso

Los agentes Rubén Bevilacqua —Vila— y Virginia Chamorro, se encuentran tras la captura de unos delincuentes. Durante esa noche, la brigadista resulta herida y enviada al hospital. Mientras se recupera, Vila recibe una llamada del teniente general Pereira, quien le asigna un nuevo caso. En una playa de Formentera, ha aparecido un hombre muerto al cual despojaron de su ropa e hirieron cruelmente.

Primeros indicios

Tras entrevistar a varios testigos de la zona, concluyen inicialmente que puede tratarse de un crimen pasional. Esto debido a que muchos aseguraron haber visto a la víctima en compañía de otros jóvenes en locales de ambiente en Ibiza. Además, este había quedado en reunirse con un hombre esa noche en la costa. Pero, toda esta conjetura cambia cuando logran descubrir la identidad del occiso.

Se trata del vasco Igor López Etxebarri, antiguo integrante de la banda ETA, quien estuvo por largo tiempo en la cárcel de Madrid. Debido a estos antecedentes, el alto mando asigna a Vila la investigación del homicidio. Para ello, debe viajar a Guipúzcoa, provincia en donde vivía regularmente López Etxebarri, un lugar que el subteniente conoce a la perfección desde hace décadas.

Historias paralelas

Durante las pesquisas, se transita por varios capítulos de la vida —personal y de trabajo— del fallecido, con el fin de esclarecer el asesinato. A la par, Vila rememora sus inicios en el cuartel de Intxaurrondo, cuando luchó contra el terrorismo. El agente realiza un viaje en el tiempo al recordar toda la preparación que recibían para los operativos y aquellos duros momentos en acción.

Así transcurre la historia, entre las experiencias pasadas y presentes del intrépido protagonista. Varias tramas se describen, entre ellas, los tiempos difíciles en España por los ataques del ETA, y cómo Vila, con solo 26 años, pudo enfrentarles aguerridamente. Paralelamente, el brigadista resuelve el misterioso caso que le fue asignado.

Análisis de El mal de Corcira

Detalles básicos de la obra

El mal de Corcira es una novela que posee 540 páginas, divididas en 30 capítulos y un epílogo. La trama se desarrolla en dos locaciones: primero en la isla española Formentera de Ibiza, y luego se traslada a Guipúzcoa. La historia es narrada en primera persona por su protagonista, con descripciones detalladas y precisas.

Personajes

Rubén Bevilacqua (Vila)

Es el protagonista de la serie, un hombre de 54 años licenciado en psicología, quien se desempeña como subteniente de la Guardia Civil. Pertenece a la Unidad Central Operativa, un grupo élite para resolver crímenes. Se trata de un agente perspicaz, observador y tenaz, al quien no se le escapan los detalles.

Igor López Etxebarri

Es la victima del caso asignado a Vila, este hombre proviene de País Vasco y fue colaborador del grupo ETA. Debido a sus acciones, permaneció durante 10 años detenido en la cárcel de Francia y Alcalá Meco, en Madrid. Por rechazo de sus compañeros, ocultó por muchos años su orientación sexual.

Otros personajes

En esta entrega, Vila tendrá como compañero a Álamo —un agente insolente e imprudente—, ya que su pareja policiaca se encuentra de reposo. Aunque Chamorro no estará en plena acción, Vila siempre mantendrá comunicación telefónica con ella. Otra participación destacada es la del brigadista Ruano, excelente profesional y con mucha creatividad.

Curiosidades de El mal de Corcira

Preparación del autor

Silva tenía en mente esta historia desde que comenzó la saga en los años 90. Por ello, realizó durante décadas una ardua investigación sobre el terrorismo. Es un tema difícil de abordar, ya que el grupo terrorista ETA causó mucho daño en la población y en la Guardia Civil. Una vez desmantelada la banda, el autor logró recoger testimonios de agentes y civiles sobrevivientes de esa época.

En una entrevista a XL Semanal, Silva expresó: “Hasta que no se derrotó a ETA, la Guardia Civil no soltaba prenda. Ni siquiera a mí. Y ahora me lo han contado todo con mucha generosidad”. El autor dedicó diez capítulos del libro a este delicado tema, usando para ello las vivencias del agente Bevilacqua, su lucha policial antiterrorista y el triunfo.

Opiniones sobre El mal de Corcira

Desde su lanzamiento en 2020, El mal de Corcira ha tenido buena recepción por parte de los lectores, quienes esperaban con ansias otra aventura de los agentes Bevilacqua y Chamorra. En la web destaca con más del 77% de aceptación, así como por cientos de opiniones positivas. En la plataforma Amazon tiene 1.591 valoraciones, de las cuales el 53% otorgó 5 estrellas y el 9% le asignó 3 o menos.

Sobre el autor, Lorenzo Silva

Lorenzo Manuel Silva Amador nació el martes 7 de junio de 1966 en la maternidad del hospital militar Gómez Ulla, ubicado en la ciudad de Madrid (entre el distrito Latina y Carabanchel). Durante sus primeros años, vivió en Cuatro Vientos, cerca de su ciudad natal. Más tarde, estuvo residenciado en otras ciudades madrileñas, como Getafe.

Lorenzo Silva

Lorenzo Silva

Se graduó como abogado en la Universidad Complutense de Madrid y ejerció por 10 años (1992-2002) en el grupo empresarial español Unión Fenosa. En 1980 empezó a coquetear con la literatura, escribió varios relatos, ensayos, libros de poesía, entre otros. En 1995, presentó su primera novela: Noviembre sin violetas, seguida un año después por La sustancia interior (1996).

En 1997 inició la Trilogía de la nostalgia con: La flaqueza del bolchevique, narrativa que fue adaptada al cine en 2003 con guion del autor junto a Manuel Martin Cuenca. En el 2000 presentó una de sus obras más destacadas: El alquimista impaciente, segunda entrega de la serie Bevilacqua y Chamorro. Esta novela recibió el premio Nadal de ese mismo año.

En 2012, publicó La marca del meridiano —saga Bevilacqua y Chamorro—, narrativa que se alzó con el premio Planeta (2012). Esta exitosa serie ya ha cuenta con diez libros, el último de ellos es El mal de Corcira (2020). Con ello, el autor ha labrado una robusta carrera literaria, con más de 30 novelas traducidas en una decena de idiomas, y con las cuales ha llegado a millones de lectores.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.