Cuentos de los hermanos Grimm. Aniversario de Wilhelm Grimm

Wilhelm Grimm nació un día como hoy de 1786 en Berlín, un año y poco más tarde que su hermano Jacob. Juntos compilaron una serie de cuentos infantiles inolvidables recogidos de la tradición oral. Títulos como Blancanieves, La Cenicienta, La bella durmiente o Caperucita Roja, El gato con botas o Hansel y Gretel forman parte del imaginario cultural universal. Hoy hablo un poco de ellos y de los cuentos en general.

Cuentos por encima de todo

Vivimos tiempos digamos ligeramente blandos para unas cosas y demasiado oscuros para otras. Pero ayer, hoy y mañana la tradición de contar cuentos nos seguirá acompañando. Y debe ser así. No hay nada mejor para empezar a explicarle el mundo a un niño y para que él aprenda a imaginarlos y crearlos. Suponen todo para aprender conceptos y sentimientos universales en su esencia más pura. Contraponen lo mejor con lo peor, lo más real con lo más fantástico, los ideales con las realidades. Y sobre todo nos muestran nuestros propios sueños y nos inspiran otros.

Y deben ser así, sin medias tintas. El afán tan de hoy por querer cambiar, suavizar o matizar conceptos basándose en esa aburrida y muchas veces tan siniestra como ridícula corrección política que pretende plegar todo a conveniencia también ha querido o quiere alcanzarlos. Espero que no lo consiga y los lobos sigan siendo lobos terribles que se comen a las niñas (aunque sean los animales más maravillosos de este mundo para mi humilde persona).

Tienen que existir brujas malísimas que atrapen a incautos niños en deliciosas casas de chocolate y caramelo. Y mininos listísimos que, con botas de siete leguas, consigan todas las riquezas para su amo (y enseñen a los niños -y a muchos mayores- lo que es una legua). O, cómo no va a haber un sastrecillo valiente en tiempos de concurso para costureros aprendices. Y yo siempre querré ser Cenicienta para ver si un príncipe pintón consigue un día ponerme un zapatito que me entre con mis juanetes. Sé de algunos muy fetichistas con eso de los pies…

Mi cuento preferido de los hermanos Grimm

En realidad, me gustan todos, pero puedo destacar uno por razones sentimentales: El lobo y las 7 cabritillas. Es el que mi memoria evoca siempre cuando hablo de cuentos. Porque me voy a un momento ya difuso de la infancia, que se pierde entre la mañana y la noche, pero en el que está muy clara la voz de mi padre, que la cambiaba según hablaran las cabritillas o el ronco lobo contándomelo. «Enséñame la patita por la puerta», oigo. Luego imaginaba siempre a ese lobo astuto metiendo la pata en harina para engañar a las cabritillas y zampárselas sin contemplaciones cuando las muy inocentes cayeron en la trampa.

El momento era tan terrible como fascinante, y culminaba en más fascinación cuando la angustiada mamá cabritilla podía sacarlos del vientre del lobo, que sesteaba tan satisfecho después del festín, y se los cambiaba por piedras. Y en esa parte ambigua que se tiene también en la infancia, la alegría por el final feliz se empañaba un poco, inconscientemente, por ese final siempre tan nefasto para el lobo. Sí, había sido feroz, mentiroso y malvado y podía merecer ese final, pero siempre le tocaba a él. Será por eso que ahora, con la edad, les tengo tanto cariño y admiración y a las cabritillas también me las como con gusto.

Un par de ediciones sobre los cuentos de los hermanos Grimm

Los Grimm recopilaron estos cuentos populares de la tradición oral en una obra titulada Cuentos infantiles y del hogar (1812-1822). Con el tiempo son innumerables las reediciones modernas que se ha hecho con títulos como Los cuentos de hadas de los hermanos Grimm o Cuentos de los hermanos Grimm, aunque no los hubieran inventado ellos. Pero digamos que “se los apropiaron” por el modo en que respetaron esa frescura y espontaneidad de los cuentos tradicionales y no quisieron reescribirlos de forma más elaborada o literaria.

En mi haber están estas dos ediciones:

  • Los cuentos de los hermanos Grimm, de Noel Daniel. Una edición que es una joya con preciosas ilustraciones clásicas. Ya hablé de él en este artículo.
  • Cuentos de los hermanos Grimm para todas las edades, de Philip Pullman, donde este reconocido escritor inglés, autor de la trilogía La materia oscura, eligió sus cincuenta historias favoritas de los hermanos Grimm, y las narra a su manera.
Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

Un comentario, deja el tuyo

  1.   https://relatoscortos.org/cuentos-infantiles/ dijo

    Mi cuento preferido de los hermanos Grimm es el de Las tres hojas de la serpiente.

    Si bien sus historias han sido bastante censuradas con el paso del tiempo, sigo siendo fan de esas versiones oscuras que nos contaban al principio, mostrándonos que el mundo no siempre es cuento de hadas. En el relato que acabo de mencionar hay pasión, traición y venganza, algo por lo cual me encanta el estilo que poseían estos autores. Siempre creímos que escribían para niños, pero las apariencias engañan.

    Excelente artículo, muchas gracias por la recomendación.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.