Tal día como hoy fallecía Luis de Góngora

Tal día como hoy fallecía Luis de Góngora --

Pues sí, tal día como hoy fallecía Luis de Góngora, concretamente el 23 de mayo del año 1627. Fue uno de los poetas y dramaturgos más importantes de nuestro Siglo de Oro español y conocidas son las “disputas”, que siempre tuvo con uno de sus colegas de profesión, otro gran literato, Francisco de Quevedo. Y si no, juzguen ustedes mismos:

Contra Don Luis de Góngora y su poesía (ataque de Quevedo a Góngora, hecho poesía)

Este cíclope, no sicilïano,
del microcosmo sí, orbe postrero;
esta antípoda faz, cuyo hemisfero
zona divide en término italiano;

este círculo vivo en todo plano;
este que, siendo solamente cero,
le multiplica y parte por entero
todo buen abaquista veneciano;

el minoculo sí, mas ciego vulto;
el resquicio barbado de melenas;
esta cima del vicio y del insulto;

éste, en quien hoy los pedos son sirenas,
éste es el culo, en Góngora y en culto,
que un bujarrón le conociera apenas.

La respuesta de Góngora, no tardaría en llegar:

Anacreonte español, no hay quien os tope.
Que no diga con mucha cortesía,
Que ya que vuestros pies son de elegía,
Que vuestras suavidades son de arrope

¿No imitaréis al terenciano Lope,
Que al de Belerofonte cada día.
Sobre zuecos de cómica poesía
Se calza espuelas, y le da un galope?

Con cuidado especial vuestros antojos
Dicen que quieren traducir al griego,
No habiéndolo mirado vuestros ojos.

Prestádselos un rato a mi ojo ciego,
Porque a luz saque ciertos versos flojos,
Y entenderéis cualquier gregüesco luego.

Quevedo contraataca:

Yo te untaré mis obras con tocino
Porque no me las muerdas, Gongorilla,
Perro de los ingenios de Castilla,
Docto en pullas, cual mozo de camino.

Apenas hombre, sacerdote indino,
Que aprendiste sin christus la cartilla;
Chocarrero de Córdoba y Sevilla,
Y en la Corte, bufón a lo divino.

¿Por qué censuras tú la lengua griega
siendo sólo rabí de la judía,
cosa que tu nariz aun no lo niega?

No escribas versos más, por vida mía;
Aunque aquesto de escribas se te pega,
Por tener de sayón la rebeldía.

Y Góngora finaliza:

A don Francisco de Quevedo

Cierto poeta, en forma peregrina

cuanto devota, se metió a romero,
con quien pudiera bien todo barbero
lavar la más llagada disciplina.

Era su benditísima esclavina,
en cuanto suya, de un hermoso cuero,
su báculo timón del más zorrero
bajel, que desde el Faro de Cecina

a Brindis, sin hacer agua, navega.
Este sin landre claudicante Roque,
de una venera justamente vano,

que en oro engasta, santa insignia, aloque,
a San Trago camina, donde llega:
que tanto anda el cojo como el sano.

Breve resumen sobre su vida

Tal día como hoy fallecía Luis de Góngora

  • Góngora estudio Leyes en la Universidad de Salamanca.
  • Fue temprana su vocación literaria.
  • Comenzó su carrera eclesiástica pero también fue conocido su gusto por el juego, lo cuál le ocasionó grandes pérdidas económicas.
  • Tuvo relación con la Corte, tanto en Valladolid como en Madrid, donde finalmente se instala en el año 1617.
  • Llegó a gozar en vida de enorme fama y se rodea de grandes escritores de la época.
  • Fue capellán real de Felipe III.
  • En sus últimos años de vida fue debilitándose sus lazos y apoyos políticos, lo cuál se refleja en su obra literaria con cierto toque desengañado.

Obra literaria

Tal día como hoy fallecía Luis de Góngora -

De su obra literaria destacan sobre todo:

  • La Fábula de Polifemo y Galatea: relata el amor mitológico y enfermizo del cíclope Polifemo por la ninfa Galatea.
  • Las Soledades, donde se narra la historia de un joven náufrago, acogido por unos cabreros y pescadores. Aunque Góngora quería escribir un total de 4 soledades, el poema quedó finalmente con sólo dos.
  • Los Sonetos, los cuáles tratarían diversos temas como el amor, el “carpe diem”, el elogio a personas conocidas, asuntos morales y evocaciones de paisajes. Aunque en principios casi todos están escritos en tono serio, hay algunos que escribió en tono burlesco, sobre todo los dedicados a otros autores de la época, entre ellos los anteriormente visto hacia la figura de Quevedo.

Frases y citas de Luis de Góngora

Y para finalizar este artículo dedicado a uno de nuestros autores más barrocos, os dejamos con algunas de las frases y citas que salieron de su boca o pluma… ¡Que las disfrutéis!

  • “El mayor fiscal de mis obras soy yo”.
  • “Cuando cubra las montañas de blanca nieve el enero, tenga yo lleno el brasero de bellotas y castañas, y quien las dulces patrañas del rey que rabió me cuente, y ríase la gente”.
  • “La vida es ciervo herido que las flechas le dan alas”.
  • “Las horas que limando están los días que royendo están los años”.
  • “Las palabras, cera; las obras acero”.
  • “Pasos de un peregrino son, errante, cuantos me dictó versos dulce musa en soledad confusa, perdidos unos, otros inspirados”. 
  • “Mal te perdonarán a ti las horas”.
  • “Ándeme yo caliente…”.

Escribe un comentario