«Prosas profanas» la innovación a cargo de Rubén Darío

Monumento a Rubén Darío

Una de las principales virtudes de Rubén Darío fue la renovación métrica y verbal a la que sometió a la poesía gracias a sus innovaciones en dicho campo las cuales se dejan sentir por encima de todo en una de sus obras que no es otra que «Prosas profanas». Este libro, editado y publicado por primera vez en Buenos Aires en 1896 supone el triunfo del modernismo en la estética rubendariana a la par que su momento de plenitud.

La innovación nos llega desde el propio título ya que con la palabra prosas hace referencia a ciertos hinnos que se cantan en algunas misas tras la lectura del Evangelio y con la palabra profanas niega deliberadamente el primer término, con lo que admite cierta atracción y a la vez cierta repulsa hacia la religión católica tradicional.

El contenido del libro sigue mostrándonos fuertes contrastes ya que si por un lado tiene una manera aristocrática de evadirse de una realidad social que le desagrada, muestra por otra parte una honda preocupación social, al más puro estilo de sus primeras obras. A lo largo de las páginas que componen «Prosas profanas» Darío se cuestiona todo lo que le rodea, como la vida y la muerte, la propia religión, la poesía, el arte…

Además de la presencia española en ciertos temas como su «Elogio a la seguidilla» o sus referencias al Cid, el placer erótico es uno de los grandes temas de una obra en la que la mujer se identifica con diferentes elementos de la naturaleza: la pureza de la paloma, lo salvaje del tigre, lo peligroso del mar…

Sin duda estamos ante uno de los puntos de inflexión de la poesía hispánica, que cambió por completo tras la publicación de esta obra maestra.

¿Cuál es el significado de Prosas profanas?

Prosas profanas de Rubén Darío es en realidad un conjunto de poesías que el propio poeta escribió y que están relacionadas con un mundo misterioso y fantástico. En él, te puedes encontrar princesas, reyes, caballeros, hadas, y muchos otros personajes mitológicos.

El libro Prosas profanas original fue publicado en Buenos Aires en 1896, pero no con el título con el que se le conoce ahora, sino como «Palabras liminares». Además, constaba solo de 33 poemas distribuidos a través de siete partes (cada una de ellas con varios poemas dándole mayor profundidad a la segunda parte).

Sin embargo, el autor no quedó del todo satisfecho, y en París, en 1901, Rubén Darío hace una segunda edición de su libro, añadiéndole 3 poemas más y también cambiando su nombre. Se sabe la historia de algunos de esos poemas, como por ejemplo el de «Blasón», que en realidad lo escribió en Madrid cuando se celebraba el centenario de Colón; o «Coloquio de los centauros», donde lo terminó en la mesa de La Nación donde un periodista, Roberto Payró, escribía un artículo.

Hay que tener en cuenta que para Rubén Darío este libro es uno de los mejores que escribe, sobre todo porque en esa época estaba en lo más alto de su carrera como poeta y todo lo que salía de su mente tenía muchísimo éxito. Así, se le considera que fue escrito en la época de floración del autor. Él mismo lo define como «Su Primavera Plena».

Tanto Prosas profanas como Azul, dos de los libros más famosos del autor, llevan al esencia del modernismo del poeta, y se ve cómo hay una evolución muy grande en cuanto a perfeccionismo y a madurez, de ahí que sea uno de los más importantes.

Ahora bien, ¿cuál es el significado de Prosas profanas? Pues, según el autor, cada uno de los poemas, y varios entre sí, eran un canto, una voz hacia los temas que trataba en su obra. Ya fuera el amor, la creatividad, la mujer… El propio término «Prosas» ya se utilizaba en la Edad Media y se referían siempre a un poema en latín que era un homenaje de los Santos. Por eso, utilizó esa palabra añadiéndole el «profanas» para referirse a temas del mundo, es decir, cotidianos de las personas normales.

El vocabulario que Rubén Darío utiliza

Rubén Darío es uno de los poetas modernistas más importante de su época. Y la forma que tenía de expresarse llamaba la atención por el hecho de ser muy culto con las palabras. De hecho, a pesar de que algunas veces podían no entenderlo, la carga de sensaciones que tenían sus palabras lograba que sus poemas situaran al lector o al oyente en ese lugar que él quería, evocando sensaciones, sentimientos, etc. Para ello, también rescató palabras en desuso, que incluso hoy en día ya no se han vuelto a utilizar, aunque sí que se conocen. Hablamos, por ejemplo, de «algazara», como un jolgorio de voces; o de «empellón», entendiéndolo como un empujón a algo o alguien.

¿Qué temas trata Prosas Profanas?

Rubén Darío es un escritor clásico

La obra al completo de Rubén Darío es en realidad un libro que se centra en varios temas frecuentes en su pluma, tales como la mujer, el amor, el erotismo, el arte, la preocupación, la mitología…

Cuando toca el tema de la mujer, todos los versos y pensamientos de Rubén Darío se centran en adorar a esa persona, en sentirse más cerca de ella y profesarle su amor tierno, suave, dulce. Sin embargo, en la parte del erotismo, el poeta cambia, se vuelve más primitivo y enfocado a un sentimiento carnal, a una necesidad, a un deseo carnal.

Por supuesto, no todos los poemas se centran en esos temas, también hay preocupación por el ser humano, por la muerte, lo que ocurre cuando esta se aproxima, e incluso sobre los misterios de la naturaleza.

En cuanto a la mitología en su obra, utiliza a esos personajes mitológicos como si fueran una expresión de lo que el propio autor siente, ya sea «amor» o simplemente una visión poética del mundo tal y como lo ve. Realmente, no es que el libro esté basado en mitología, o que solo narre cuentos de hadas en forma de poemas. En realidad, lo que hace el autor es utilizar esas figuras mitológicas, tan cargadas de sentimientos y tan representativas para algunos, en sus propios poemas, logrando así una forma más sensual, más cuidada y sobre todo más interpretativa, de sus obras.

Por último, en lo referente al tema del mundo, de cómo se relacionan las personas, cómo viven, el autor lo relaciona, para él, con la propia poesía, ya que era lo más importante. De hecho, hay un gran cambio en Rubén Darío ya que pasa de ser un poeta al que no le importa si sus poemas tienen errores o no son se interpretan correctamente; a exigirse mucho a sí mismo y a buscar en esas obras perdurar por la eternidad.

¿Cuáles son todos los poemas que la componen?

Como se ha dicho antes, la primera edición de Prosas profanas y la segunda difieren básicamente en la inclusión, en la última, de 3 poemas nuevos. Así, los que componen el libro, son los siguientes:

  • Palabras liminares
  • Prosas profanas (como sección, conteniendo los siguientes poemas):
  • Era un aire suave…
  • Divagación
  • Sonatina
  • Blasón
  • Del campo
  • Alaba los ojos negros de Julia
  • Canción de Carnaval
  • Para una cubana
  • Para la misma
  • Bouquet
  • El faisán
  • Garçonnière
  • El país del sol
  • Margarita
  • Mía
  • Dice Mía
  • Heraldos
  • Ite, missa est
  • Coloquio de los centauros (como sección en sí misma). Contiene el poema Coloquio de los centauros de 212 versos.
  • Varia (como sección). Con los siguientes poemas:
  • El poeta pregunta por Stella
  • Pórtico
  • Elogio de la seguidilla
  • El cisne
  • La página blanca
  • Año nuevo
  • Sinfonía en gris mayor (el poema más antiguo de todos los que se recogen).
  • La Dea
  • Epitalamio bárbaro
  • Verlaine (como sección). Con los poemas:
  • Responso
  • Canto de la sangre
  • Recreaciones arqueológicas (como sección). Con los poemas:
  • I. Friso
  • II. Palimpsesto
  • El reino interior (como sección y poema).
  • Cosas del Cid (como sección y poema).
  • Dezires, layes y canciones (como sección). Con los poemas:
  • Dezir
  • Otro dezir
  • Lay
  • Canción, Que el amor no admite cuerdas reflexiones
  • Loor
  • Copla esparça
  • Las ánforas de Epicuro (como sección). Con los poemas:
  • La espiga
  • La fuente
  • Palabras de la satiresa
  • La anciana
  • Ama tu ritmo…
  • A los poetas risueños
  • La hoja de oro
  • Marina
  • Syrinx / Dafne
  • La gitanilla
  • A Maestre Gonzalo de Berceo
  • Alma mía
  • Yo persigo una forma…

3 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Ana Jacqueline dijo

    Me parese de muy mal gusto poner la informacion cuando ni siquiera se encuentra solo por facebook no la publiquen si no la hay

  2.   Sergio dijo

    Cierto Ana, Estos cabrones…. no sirven para nada…

  3.   Flavio dijo

    Hagan ustedes un articulo mejor y me pasan el link, y por cierto hasta donde yo tengo entendido se escribe «parece» no «parese» inútiles de mierda