Morir en noviembre, de Guillermo Galván. Reseña

Morir en noviembre es la última novela de Guillermo Galván. En el mercado desde el pasado día 13, es la tercera historia que protagoniza el detective Carlos Lombardi, después de Tiempo de siega y La virgen de los huesos. Y a buen seguro que habrá más porque Galván ha dado con una buena fórmula donde aúna trama interesante, excelente ambientación y personajes sólidos. Esta es mi reseña.

Guillermo Galván

Escritor y periodista valenciano de larga trayectoria literaria y reconocimiento de crítica y lectores, cuenta en su haber con títulos tan distintos como Sombras de mariposa: La epopeya de Leovigildo, rey de los visigodos, Antes de decirte adiós, De las cenizas, La mirada de Saturno, El aire no deja huella o Llámame Judas. En 2019 inició la que ahora ya es serie de 3 novelas protagonizadas por el expolicía y detective Carlos Lombardi, que le han reportado mucho éxito.

Llegué a Guillermo Galván gracias a una amiga, que me regaló una muestra de La virgen de los huesos. Pero como acostumbro a empezar una serie por el principio, me hice con Tiempo de siega. El resultado: que me enganché a ese Madrid de los primeros años 40 tan bien descrito a través de unos personajes muy bien acotados, tanto principales como secundarios, en una muy buena trama también.

Ahora, con la moda de etiquetar todo, a este subgénero le ponen la de totalitarismo noir, es decir, novelas con trama policial ambientadas en la Alemania nazi (como las de Bernie Gunther, de Philip Kerr), la Unión Soviética (Arkady Renko, de Martin Cruz Smith) o, en el caso de Galván, la España franquista en la posguerra.

En La virgen de los huesos Galván trasladó la acción a un pueblo, concretamente a Aranda de Duero, desarrollando otra etiqueta del género, la del noir rural. Y siguió manteniendo el listón que no baja en esta nueva historia.

Morir en noviembre

Estamos en el Madrid del 42, plena Segunda Guerra Mundial en Europa y el ambiente enrarecido, oscuro y lleno de necesidades de la posguerra aquí. Y Carlos Lombardi, expolicía y ahora trabajando en la agencia de detectives Hermes, se ve envuelto en la investigación de dos casos sin relación aparente: el de la desaparición de un ciudadano alemán y el hallazgo del cadáver de una chica ahogada.

A la vez, sabemos más de su historia personal, con un principio donde su exmujer Begoña aparece para aclarar la situación en la que se encuentran. También siguen por ahí su eficaz y leal equipo de colaboradores y su jefe y amigo Balbino Ulloa.

Y en ese Madrid de más grises que claros no faltan desde la Gestapo, la Abwehr, agentes de inteligencia británicos y hasta los de la Pinkerton estadounidense. Se une cierto empresario de muy altas esferas, y valedor de Lombardi, que desvelará más información personal tan relevante como desestabilizadora para el detective. Y todos coinciden en una trama donde se mezclan prostitución, cine, estraperlo y espionaje, pero cuya conclusión es lo de menos.

Lombardi y el Madrid de la posguerra

Porque lo demás son los pesos pesados que destacan en esta novela. Lombardi, por su fondo tan lleno de rabia y contención a la vez ante la situación del país y la vida en más que gris de un Madrid plagado de secuelas tras la guerra civil.

Desencantado pero sobreviviendo como puede en un difícil equilibrio entre su pasado tras su paso por la cárcel y un horizonte que parece que se le abre al final de la novela. Y son sus ojos los que nos enseñan ese Madrid, en la excelente ambientación que recrea Galván, aún más vívida por la narración en presente que siempre acerca la acción y las imágenes. Un mérito más que incluso a los que no simpatizamos con ese presente narrativo nos envuelve con un magnífico manejo también del lenguaje.

En definitiva

Una historia solvente que mezcla con maestría los géneros policiaco, histórico y de espionaje. Y seguro que habrá más.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.