Literatura romántica

Literatura romántica

Dentro de la literatura hay muchos géneros: policíaca o negra, comedia, drama, terror… y entre ellos, la literatura romántica. En España es una de las que más vende a lo largo del año, razón por la que muchas editoriales están apostando por ella.

Pero, ¿qué es la literatura romántica? ¿Qué características tiene? ¿Por qué es tan importante? Te lo descubrimos en este artículo.

Qué es la literatura romántica

Qué es la literatura romántica

Si tuviéramos que definir qué es la literatura romántica, sin duda diríamos que es una historia de amor entre dos o más personas que tiene un final feliz. Ahora bien, lo cierto es que no siempre es así. Por ejemplo, en el caso de Romeo y Julieta, la historia no acaba bien, pero muchos la consideran dentro del romanticismo.

Realmente, la clave en estas historias está en desarrollar una relación sentimental, en vivir el amor. Si bien al principio solo existían historias con final feliz, ahora es abierto más y puede haber historias amargas, donde el amor, aunque triunfa, no lo hace de la manera en que uno pudiera pensar.

Además, esta literatura romántica no solo está abierta a parejas heterosexuales (y de dos miembros) sino que también tendrían cabida los amores homosexuales, tríos, y más parejas.

Características de la literatura romántica

Características de la literatura romántica

Si vamos a fondo dentro de la literatura romántica, no solo nos encontramos con ese final feliz (o agridulce) sino que también podemos descubrir que, a lo largo de la historia, podemos encontrarnos con varias subtramas. En otras palabras, una novela romántica no tiene por qué ser exclusivamente romántica, sino que puede desarrollar temas de otro tipo de literatura, como el policíaco, terror, drama… Mientras mantenga el nexo en el amor, no debería haber ningún problema en este caso.

Otra de las características, es la lucha por ese amor. En casi todas las novelas, el que los personajes lo arriesguen todo por su amor es uno de los sentimientos más fuertes que se pueden describir. Por eso, es parte de su esencia, el que el amor está por encima de todo, ya sea este un amor prohibido, imposible, no correspondido…

Las descripciones son también muy importantes en la literatura romántica, quizá no tanto para el lugar en el que los personajes están como sí a la hora de expresar los sentimientos, los movimientos y lo que la pareja crea entre sí. En otras palabras, se prima lo que los personas sienten sobre la descripción de las escenas o del lugar.

Esas descripciones y sentimientos son lo más importante, y donde muchos pueden pecar, a veces por exceso, a veces por falta de ellas.

Una norma, o características, que muchas escritoras y escritores se saltan es sobre el «amor local», es decir, ubicar las novelas en el lugar donde se vive, ya sea la ciudad o el país. Muchas veces los autores tienden a ubicarlas en otros países, bien porque se han documentado, han pasado un tiempo allí o la historia lo precisa.

Y hablando sobre el escritor, hay dos claves que suelen dejar en sus historias: por un lado, la experiencia propia, aunque eso no quiere decir que toda la novela sea verídica, sino que son capaces de entremezclar los hechos reales con los que no lo son para que no se sepa qué es lo real y qué no; por otro, el «yoismo», es decir, el yo protagonista. Por esto muchas de las historias de la novela romántica suelen estar escritas en primera persona (si bien puedes encontrar en tercera).

Finalmente, podríamos hablar de la «tragedia» en cuanto a que el nudo de la historia siempre va a ser una situación que haga que el amor se tambalee y que sean los protagonistas los que tengan que luchar, o declinar, por ese amor.

Por qué la novela romántica es tan importante

Por qué la novela romántica es tan importante

Si recuerdas el comentario que te hemos hecho antes, dijimos que en España la novela romántica es una de las que más se vende. De hecho, según los datos que manejan las editoriales, es la literatura romántica la que vive un boom. Y eso sin contar las novelas autopublicadas de ese género como las que se venden en Amazon, Lulu, etc.

¿Por qué tiene tanto éxito la novela romántica? Podrías pensar que es porque las mujeres son mayoría y leen mucho. Pero lo cierto es que también hay un gran público masculino nutriéndose de esa literatura.

Realmente, el éxito puede venir en la propia historia de amor. En la mayoría de los libros, es el amor el que triunfa sobre todas las cosas, y eso hace que muchos idealicen esa forma de amar a otra persona, hasta el punto de que sea irreal, al menos en la vida real. Podríamos decir que son historias en las que lo que ocurre siempre tiene un final bonito, o al menos casi siempre. Y para las personas se convierte en una ilusión, en una esperanza, o en una forma de soñar mientras viven en la piel de otro personaje.

Consejos para escribir una novela de amor

Si después de lo que te hemos contado sobre la literatura romántica te han entrado ganas de probar este género, hay algunos consejos que podemos darte para que tengas más claro cómo empezar.

Lo primero es tener muy claro el tema a tratar. Si bien puede ser una novela histórica, negra, de humor, de drama… el punto central y lo que nunca debes olvidarte es que estás ante una novela donde hay que ensalzar el amor. Y por amor no debes entender solo los sentimientos de una persona sobre otra. Sino la aventura que vivirán esos personajes para luchar por su amor, ya sea por una diferencia social, por distancia, por edad…

En el caso de los personajes, tienes que tener en cuenta si quieres escribir en primera o en tercera persona. Si lo haces en primera, tendrás que escoger qué protagonista será y centrarte solo en sus sentimientos y forma de ver el mundo. Esto priva al lector de saber cómo se siente la otra persona.

Si eliges la tercera persona, podrás alternar entre sentimientos de uno y de otro. Pero has de controlar muy bien la forma en que la narras para no inclinar la balanza (y voz) hacia uno u otro.

Por otro lado, tienes que plantear cuál va a ser el argumento, la trama o el motivo por el que se crea esa historia. Un asesinato, un entierro, un día a día, un trabajo nuevo… Hay multitud de formas de plantear la historia. E incluso más importante que el argumento va a ser el conflicto. Es decir, las situaciones por las que esos protagonistas van a pasar y van a tener que luchar por su amor. Para bien o para mal.

¿Te quedan dudas sobre la literatura romántica? ¡Consúltanos!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.