La conjura de los necios

la conjura de los necios

¿Has leído alguna vez La conjura de los necios? ¿Sabes de qué va? Quizá sea el momento en que leas una historia en la que se pone en una balanza cómo se vivía antaño y cómo se hace ahora, una novela que engloba una crítica a la sociedad por un autor que también se sentía inadaptado.

Así que vamos a desgranarte, por supuesto sin contarte el final, todo lo que vas a encontrar en este libro.

Quién escribió La conjura de los necios

Quién escribió La conjura de los necios

Fuente: Diariosur

El autor a quien le debemos La conjura de los necios es John Kennedy Toole. Nació en Nueva Orleans en 1937 y falleció 31 años después, en 1969. Su libro no lo publicó estando él en vida, sino que lo hicieron póstumamente (en 1980) y recibió el Premio Pulitzer de ficción en 1981.

John era hijo de John y Thelma Toole, padres muy protectores para con su hijo, sobre todo su madre, que era incapaz de dejar que jugara con otros niños. Eso hizo que se volcara en los estudios y fuera un estudiante ejemplar. Se graduó en la Universidad Tulane e hizo un grado superior en lengua inglesa en Columbia. Tras eso, empezó a trabajar como profesor asistente de inglés en la Universidad del Suroeste de Luisiana durante un año.

De ahí pasó a Nueva York, a ocupar un puesto de profesor en el Colegio Hunter.

Sin embargo, no perdió su vocación por la formación, ya que intentó sacarse un doctorado. Sin embargo, el tener que acudir a filas en el Ejército, donde estuvo dos años enseñando inglés a los reclutas hispanohablantes, hizo que desistiera de ello.

Cuando regresó de la guerra, se asentó en Nueva Orleans donde vivió con sus padres y empezó a trabajar en el Dominican College. Sin embargo, también ayudaba a sus amigos (por ejemplo vendiendo tamales) o bien, tras graduarse con honores en la Universidad Tulane, trabajar en una fábrica de ropa masculina.

Todo esto lo plasmó en su libro, La conjura de los necios, y cuando lo acabó lo envió a la editorial Simon & Schuster. Pero este fue rechazado porque «no trataba realmente de nada». Entonces Toole empezó a deprimirse. Se dio a la bebida, dejó de trabajar y acabó por suicidarse, con 31 años.

Fue su madre la que luchó entonces porque alguien leyera la obra de su hijo. Y ese alguien fue Walker Percy quien, cansado de las insistencias, lo hizo, quedando encantado con el libro. De ahí que Percy fuera el prologuista del libro. A raíz de ese éxito se rescató otra novela más que el autor había escrito con 16 años, y que consideraba que era mala, La Biblia de neón.

De qué va La conjura de los necios

De qué va La conjura de los necios

En La conjura de los necios te vas a encontrar con un personaje principal, Ignatius J.Reilly. Este hombre es un inadaptado y un anacrónico. Le encantaría vivir de una manera medieval, con sus formas de vivir, su moral, etc. Por eso, para que todo el mundo lo escuche, toma la decisión de escribir cientos de cuadernos en donde da rienda suelta a esa visión del mundo. Cada uno de los cuadernos va ocupando un espacio en su habitación, sin ningún orden, aunque él tiene la firme intención de ordenarlos. Algún día.

Para él el trabajo es algo muy malo, algo que se tiene que sufrir debido a que el mundo es capitalista y que considera que es una forma de esclavitud. Así que acaba comparándose con Boecio (quien aceptó su propia ejecución) y se pone a buscar uno para poder vivir. Y a partir de ahí se va hilando una historia que, aunque te hará reír mucho, también te va a mostrar de manera exagerada, cómo es la sociedad actual: con su egocentismo, crueldad, tristeza…

En definitiva, sí, te vas a reír con el libro, pero también te va a dar pena por ver cómo se ha convertido el mundo y cómo antes este no era así, ni se regía por principios que ahora parece hemos acatado todos para poder «adaptarnos» y ser uno más de la sociedad.

La sinopsis del libro

Te dejamos a continuación su sinopsis:

La Conjura De Los Necios es una disparatada, ácida e inteligentísima novela. Pero no sólo eso, también es tremendamente divertida y amarga a la vez. La carcajada escapa por sí sola ante las situaciones desproporcionadas de esta gran tragicomedia. Ignatius J. Really es, probablemente, uno de los mejores personajes jamás creados y al que muchos no dudan en comparar con el Quijote. Más aún, es el antiprotagonista perfecto para una novela repleta de excelentes personajes, situados en la portuaria ciudad de Nueva Orleans, magistral Ignatius.

Él es un incomprendido, una persona de treinta y pocos años que vive en la casa de su madre y que lucha por lograr un mundo mejor desde el interior de su habitación. Pero cruelmente se verá arrastrado a vagar por las calles de Nueva Orleans en busca de trabajo, obligado a adentrarse en la sociedad, con la que mantiene una relación de repulsión mutua, para poder sufragar los gastos causados por su madre en un accidente de coche mientras conducía ebria. El autor, John K. Toole, consigue una crítica clase media.

Logra mantener el interés del lector (incluso mayor en una segunda lectura que en la primera) con un abanico de personajes a cuál más desagradable. No deja títere con cabeza y, a través de la tortuosa y enrevesada personalidad de Ignatius, da un repaso a la época que le tocó vivir en un tono de burla que contrasta con la triste visión de las vidas de los personajes retratados. No encontramos únicamente una loca y angustiosa historia de crítica social, sino que el argumento engancha desde el comienzo. Momento en el que, como dice su protagonista, Fortuna hace girar su rueda hacia abajo y nunca sabemos cual es la desagradable sorpresa que nos depara el destino.

A partir de aquí, unas situaciones enganchan con otras, al igual que lo van haciendo los personajes, y se va formando una enorme bola de nieve que terminará estallando al final de la novela. Tras terminar La Conjura De Los Necios, a sus 32 años, el autor intentó infructuosamente que la publicasen. Ello derivó en una profunda depresión que le condujo al suicidio. Gracias a la tenacidad e insistencia de su madre hoy podemos disfrutar de esta deliciosa obra galardonada con el Premio Pulitzer. También podemos encontrar publicada La Biblia De Neón, novela escrita cuando el autor tenía 16 años.

Qué estilo y estructura tiene

Qué estilo y estructura tiene

La novela está dividida en capítulos, que a la vez se dividen en subcapítulos. Todos ellos están en tercera persona y la ironía es parte del texto. Sin embargo, hay algunas partes que vas a poder leer en primera persona, siendo la visión de Ignatius. Estas ayudan a comprender tanto al personaje como también la propia historia. Estos son parte de los cuadernos que escribe, así como de las cartas que se escribe con su amiga, Myrna Minkoff, con quien choca con su visión del mundo, pero al mismo tiempo siente que lo completa.

Muchos opinan que la historia de La conjura de los necios tiene mucho de la vida de John Kennedy Toole, que llega a reflejar partes de su propia historia, no solo por la ubicación del personaje, sino también por los distintos trabajos que desempeña, o por la relación que tiene con su madre. Incluso ese deseo porque lo que escribe sirva para cambiar la realidad o el mundo.

Ahora que conoces un poco mejor La conjura de los necios, verás que es una novela atemporal, que puede aplicarse en esta sociedad así como en las pasadas o en las venideras, y que el propio personaje hace que te enfrentes a su visión, irónica y cruel, del mundo. Ahora, que llevara razón o no solo dependerá de tu opinión. ¿Lo has leído? ¿Le darás una oportunidad?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.