Género narrativo: Elementos de la narración

El género narrativo es uno de los más antiguos

Quien escribe textos en prosa debe conocer perfectamente cómo es el género narrativo y qué elementos lo forman. Aún y así, sobre todo en escritores muy principiantes y jóvenes es habitual ver fallos en la narración. Si quieres que tu próxima obra se caracterice por tener una buena narración, quédate a leer este artículo que te ofrecemos hoy y conoce cuáles son los elementos básicos que compone toda narración.

Origen del género narrativo

La narrativa tiene varios elementos importantes

Ahora que conoces un poquito más sobre el género narrativo, has de saber que este tiene un origen. Hablamos de la Edad Media, y concretamente de Europa, continente en el que empezó a usarse en algunos lugares con el objetivo de recordar hechos históricos, tradiciones, personajes que habían sido héroes, grandes capitanes y sus heroicas aventuras…

Sin embargo, se sabe que, en Grecia, Homero fue el que dio origen a este género narrativo, si bien fue un personaje que supo mezclar varios géneros (drama, lírica, narración…) en un mismo texto, algo que muy pocos escritores consiguen a un nivel experto.

Lo bueno de esto es que, cuando empezaron a salir las obras narrativas, dio origen a un aumento de jóvenes que quisieron lanzarse a escribir ese género; y también a un sinfín de lectores ávidos por él, de ahí que se haya ido desarrollándose hasta como lo conocemos ahora.

Características del género narrativo

En las obras narrativas, un narrador presenta una acción o sucesión de acontecimientos en la que participan una serie de personajes que se ubican en un espacio determinado y durante un tiempo preestablecido. Todos estos componentes vienen a ser los elementos de la narración (que veremos a continuación más detalladamente).

Una narración literaria se identifica por recrear un mundo de ficción, aunque en algunos casos son hechos inspirados en la realidad. Aún así no deja de ser una narración ficticia porque el autor siempre aporta episodios nuevos inventados o carga la realidad de matices subjetivas y por tanto deja de ser 100% real.

Otra característica de este tipo de textos es que habitualmente se usa la tercera persona, aunque también es frecuente la primera persona cuando el principal protagonista de la narración es el propio narrador del libro.

Aunque antiguamente en el género narrativo era habitual encontrar versos, hoy día lo más común es que la narrativa esté escrita totalmente en prosa.

Elementos de la narración

Los elementos que forman una narración son los siguientes:

  • El narrador: Puede ser externo a la acción, si relata los hechos en tercera persona sin participar de ellos, o interno, cuando relata los acontecimientos en primera persona como protagonista o testigo de los hechos. El narrador externo habitualmente es un narrador omnisciente que sabe y conoce todo de todos los personajes que componen la obra, incluidos sus pensamientos e intimidades.
  • Los personajes: Son aquellos que desencadenan los diferentes acontecimientos que vemos narrados en la obra. Sus características se transmiten a través de sus acciones, diálogos, y descripciones. Entre los personajes destaca siempre el protagonista que es el que lleva el peso de la acción y el antagonista que se opone a él. También, dependiendo de la obra, podemos encontrar más o menos personajes secundarios.
  • La trama narrativa o acción es el conjunto de sucesos que se desarrollan en la narración. Estos acontecimientos o sucesos se sitúan en un tiempo y en un espacio, y se disponen según una estructura sencilla como en los cuentos o relatos, o más compleja, como en las novelas.

Además de los elementos que hemos visto, hay otros que también son importantes en este estilo literario, y que se utilizan habitualmente para definir, no solo a la hora de leer, sino también de escribir. Estos son:

La ambientación

La ambientación tiene relación con el lugar, momento, situación… en que va a tener lugar la trama. Es decir, estás haciendo que se lector se ponga en situación en cuanto a dónde se desarrolla la trama, en qué año tiene lugar, qué contexto político y social hay, y cómo viven los personajes.

A veces, los escritores obvian este elemento pero sí que van dejando pinceladas que el lector, conforme va leyendo, se forma la idea de la situación. Por eso, muchas veces se convierte más en una elección accesorio que en uno imprescindible.

Sin embargo, es muy importante para darle mayor solidez a la trama ya que aporta matices que ayudan a desarrollar mejor todos los elementos.

El estilo

El estilo es la forma en que el autor se desenvuelve en el género narrativo. Dicho de otras palabras, hablamos del sello del autor, su forma de usar la lengua, los recursos literarios… En definitiva, su forma de escribir.

Cada autor es un mundo, y cada uno tiene una forma u otra de escribir. Por eso, a la hora de leer, una novela te puede gustar o desencantar, y sin embargo si coges otra del mismo estilo puedes tener otros sentimientos para con ella.

Por ejemplo, hay autores cuya firma de estilo es expresar con las palabras muchos sentimientos; mientras, otros son incapaces de hacer eso y se limitan a ser muy descriptivos para que el lector tenga todos los datos y recree en su mente lo que lee para que experimente lo que pudieron sentir los personajes.

La temática

Para finalizar, el último de los elementos del género narrativo es la temática. Esta está relacionada con la trama y el argumento, es decir, lo va a definir la propia historia. Y según sea, podrá entrar dentro de una temática romántica, histórica, policíaca (o novela negra), de ciencia-ficción, terror…

Todo esto es importante conocerlo ya que, incluso aunque una historia esté a caballo entre dos temáticas, siempre es bueno conocer dónde encuadrarla, tanto para que los lectores de este estilo la encuentren, como para que puedas dirigirte a diferentes editoriales o publicarla y elegir las categorías adecuadas.

El narrador y los personajes: las dos figuras más importantes del género narrativo

El narrador y los personajes son fundamentales en una narración

Si bien antes te hemos hablado del narrador y de los personajes, dos de los elementos más importantes del género narrativo, nos gustaría profundizar un poco más sobre ellos. Y es que son tanto o más importantes que la propia trama narrativa. De hecho, aunque esta última sea muy original y esté bien pensada, si el narrador no es capaz de situar al lector, y los personajes no están desarrollados de manera realista, toda la historia puede cojear y perderá fuerza.

El narrador

Aunque hemos dicho que el narrador en el género narrativo suele escribirse en tercera persona, o incluso en primera persona (ambos del singular), lo cierto es que también se puede escribir en segunda persona. Para que te sea más sencillo entenderlo:

  • Primera persona: El narrador es también el personaje protagonista de la historia, lo que hace que toda la obra se centre en él o ella mismo/a, para conocer los sentimientos, los pensamientos y las acciones que va viendo.
  • Esto tiene también un problema, y es que no puedes desarrollar por completo a los demás personajes puesto que has de centrarte en lo que piensa/hace/expresa el personaje protagonista.
  • Segunda persona: No es tan utilizada en este género, pero sí que encuentras libros donde la usan y, lo hace utilizando como referencia el tú, estando relacionado con una persona, un objeto o un animal.
  • Tercera persona: Es la más utilizada porque realmente permite desarrollar a todos los personajes y todos los hechos. Es una forma de que el lector no solo empatice con el protagonista, sino también con cada uno de los personajes. De esta manera, se convierte solo en un mero espectador narrando lo que pasa, dicen, experimentan los personajes, tanto protagonistas como secundarios, terciarios…

Los personajes

En el caso de los personajes, como sabes una obra de género narrativo puede tener muchos personajes. Pero hay varias figuras para clasificarlos. Y estas son:

  • Protagonista: El personaje al que le ocurre la historia que se cuenta. En otras palabras, es la voz cantante de la obra. Este protagonista casi siempre es una persona, animal, objeto… Pero uno solo. Sin embargo, en la historia de la literatura ha habido muchas obras en las que, en lugar de un solo protagonista, ha habido varios.
  • Antagonista: Como se suele decir, todo héroe necesita a un villano. Y el antagonista es ese «villano», la persona que se opone al protagonista y que lo que quiere es que este no gane. De nuevo volvemos a lo anterior, lo normal es que solo haya un «malo», pero hay muchas obras en las que hay más de uno.
  • Personaje dinámico: Esta forma de llamarlo es como se definiría a los personajes secundarios importantes. Son personajes que se meten de relleno para dar más solidez a todo el conjunto, pero que, al ser dinámicos y acompañar a los protagonistas y antagonistas, se convierten en una poderosa herramienta para dirigir los pasos de la historia hacia donde se quiere.
  • Personajes estáticos: Podríamos decir que son los personajes terciarios, esos que se citan unas cuantas veces pero que en realidad no tienen mayor aporte a la historia, sino que son solo una forma de situar la trama y a los personajes, pero sin que influyan en estos.

Dicho esto, ¿cuál es la parte o elemento de una narración que más te cuesta perfilar? ¿Eres de los que tienen primero una trama y luego van añadiendo unos personajes o viceversa? Cuéntame un poco resumidamente cómo enfocas tu obra en sus inicios.


7 comentarios, deja el tuyo

  1.   Fernando Cuestas dijo

    Carmen a dónde puedo escribirte?

    1.    Corxea Champuru dijo

      Oe que te pasa con mi mama mono qliao te vai funao y en cana pa la tumba

  2.   Corxea Champuru dijo

    wenas cabros del yutu soy corxea champuru suscribanse a mi canal de yutu con toda la actitud

  3.   Corxea Champuru dijo

    oe perro qliao la imagen de la niña la dibuje yo mono ctm etsijo copirai

    1.    huevito rey dijo

      wn loko keate kallao

  4.   megustacomerkk dijo

    buena kabros ktm

  5.   la charifa dijo

    wena monos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.