¿Que harías si te quedaran dos meses de vida? Entrevista a Santiago Díaz, autor de Talión

Santiago Díaz: Guionista de Yo Soy Bea o El secreto de Puente Viejo y autor de Talión.

Tenemos el placer de contar hoy en nuestro blog con Santiago Díaz Cortés (Madrid, 1971), escritor de más de 500 guiones de televisión. Santiago es el autor de la novela negra que está conmoviendo a los lectores: Talión, publicada por Planeta.

Talión es una novela que rompe los esquemas del género. Protagonizada por Marta Aguilera, una mujer fría, solitaria, con una relación a la que acaba de poner punto y final, que no tiene familia, ni lazos afectivos. Marta es periodista y, mientras investiga una red de tráfico de armas para su periódico, recibe una noticia que cambiará su destino: un tumor amenaza su salud y apenas le quedan dos meses de vida. Lo impactante de la situación es que Marta Aguilera decide emplear esos dos meses en hacer justicia, aplicando la ley del Talión.

Actualidad Literatura: Una novela, Talión, y dos preguntas para el lector: ¿Que harías si te quedaran dos meses de vida? Y ¿Es lícito aplicar la ley del talión a criminales recurrentes: pederastas, terroristas, tratantes de mujeres, grupos extremistas violentos…?

¿Qué reacción esperas de tus lectores cuando leen tu novela? ¿Qué cambios quieres producir en nosotros?

Santiago Díaz Cortés: Como tú has dicho, quiero que el lector se haga esas dos preguntas. Supongo que, como casi todos tenemos lazos afectivos, los dos meses los pasaríamos con nuestras familias y amigos. Pero ¿qué ocurriría si lográsemos eliminar ese componente de la ecuación y realmente estuviéramos solos en el mundo? ¿De verdad iríamos a tumbarnos en la playa o trataríamos de dejar nuestra huella? No sé si lo que hace Marta Aguilera es lo ideal, pero es su opción. Y con respecto a la segunda pregunta, todos inicialmente respondemos que no está justificado aplicar la ley del talión, pero a medida que se avanza en la lectura y conocemos a víctimas y villanos, esa seguridad inicial se tambalea y tal vez nos sorprendamos deseando que Marta acabe sin compasión con los malos. En definitiva, aparte de hacer pasar un buen rato leyendo una historia emocionante, quiero dar que pensar a los lectores.

AL: Con un tema de semejante calado y dos preguntas tan directas y complejas, ¿has recibido muchas respuestas? ¿Hay lectores que han compartido contigo lo que harían ellos?

SDC: Muchos lectores de Talión aseguran que, en la misma situación de la protagonista, también se llevarían a unos cuantos canallas por delante. Sinceramente, yo creo que eso lo decimos por la rabia que a veces nos produce ver que algunos criminales responsables de crímenes estremecedores no pagan como nos gustaría. Pero a la hora de la verdad, somos civilizados y todos confiamos en la justicia, aunque a veces no estemos de acuerdo y salgamos a la calle a protestar, algo que me parece muy necesario. Si volviésemos a aplicar la ley del talión, nuestra civilización retrocedería varios siglos.

AL: Detrás del deseo de venganza de Marta Aguilera se esconden muchas frustraciones y emociones heridas: desde el desencanto de la sociedad ante los actos de violencia cruel que quedan impunes a la soledad en la que vive motivada por una incapacidad crónica de sentir empatía. «Lo cierto es que no recuerdo haberme sentido nunca culpable por nada.» afirma  la protagonista en un momento de la novela.

¿Qué es lo que más pesa en la decisión de Marta? ¿Qué tiene que pasarle a una persona para que, al saber que va quedar impune, decida aplicar la ley del Talión y hacer justicia donde considera que no la hay?

SDC: Lo que le empuja a Marta a hacer lo que hace, aparte de esa inicial falta de empatía que mencionas, es no tener futuro y no sufrir consecuencias por sus actos, ni para ella misma ni para los que la rodean. A lo largo del relato se va encontrando con personajes que necesitan que alguien haga justicia en su nombre y algo dentro de ella empieza a cambiar. De pronto, y quizá a causa de ese tumor, comienza a sentir cosas por quienes la rodean, experimenta una sensación que no conocía de antes y aparece el odio por los que les han destrozado la vida. Entonces, como ella misma dice, decide marcharse de este mundo limpiando un poco de porquería…

AL: La novela tiene una cara A, Marta Aguilera, decidida a regalar sus últimas semanas de vida a hacer justicia social y una B, Daniela Gutiérrez, la inspectora de Policía a cargo de detenerla a pesar de estar cargada ella misma de rabia y deseo de venganza, después de que su marido y uno de sus hijos fueran asesinados en un atentado terrorista. ¿Es la tercera pregunta al lector qué habrían hecho ellos de estar en la piel de Daniela?

Talión: ¿Qué harías tú si te quedaran dos meses de vida?

SDC: Hasta el momento en que conocemos la historia personal de la inspectora Gutiérrez —y a pesar de haber sufrido por víctimas como Nicoleta, Eric o Jesús Gala “Pichichi”—, habíamos logrado mantenernos emocionalmente a salvo, pero cuando acompañamos a Daniela como mujer, sufrimos con ella la maldad de los criminales y nos empezamos a poner en su lugar. ¿Qué haríamos si la tragedia nos azotara directamente a nosotros? La inspectora Gutiérrez, debido a su profesión, sabe que debe mantenerse dentro de la ley, pero la necesidad de venganza a veces es demasiado poderosa y le cuesta contenerse. Eso la acerca más de lo que le gustaría a la asesina que debe perseguir y duda…

AL: Escenarios muy diversos en tu novela. El Madrid de la noche, donde el dinero fluye entre la droga y la prostitución de lujo, y el Madrid de la miseria, de los barrios donde se trafica con drogas y los niños viven en el abandono. Incluso una parte en el País Vasco, en Guipúzcoa. ¿Qué tiene el norte de España en la novela negra que aunque sea un ratito apetece acercarse a él?

SDC: A mí personalmente, ya sea para enviar a mis personajes o para trasladarme yo mismo, el norte de España me encanta… aunque lo cierto es que tanto como el sur. La maravilla de nuestro país es que tenemos todo lo que deseemos a tiro de piedra. Yo en el norte disfruto del clima, de la comida y de los paisajes, y del sur disfruto de la playa y de la luz. En el centro es donde vivo y donde se desarrolla la mayor parte de Talión, pero nos trasladamos al País Vasco para tratar el tema de ETA. Forma parte de nuestra historia reciente y, a pesar de los pesares, somos un país avanzado y creo que no tenemos que autocensurarnos. El resto de los ambientes que retrato, alguno de ellos tan crudo como La Cañada Real, existen realmente. A través de la lectura es la única manera de introducirse en esos lugares y sentirse a salvo.

AL: ¿Volveremos a ver a la inspectora Daniela Gutiérrez en tus novelas?

SDC:  Aunque todavía no es seguro, yo diría que sí, tanto si existiera una segunda parte de Talión como en un nuevo caso que nada tenga que ver con esta historia. Creo que he logrado crear un personaje muy potente al que a muchos lectores les gustaría volver a ver en la escena de un crimen.

AL: Momentos de cambio para la mujer: el feminismo se ha convertido en un fenómeno masivo es cosa de mayorías y no solo de unos pequeños grupos de mujeres estigmatizadas por ello. Dos protagonistas mujeres para tu primera novela, la asesina y la policía. ¿Cuál es tu mensaje a la sociedad sobre el papel de la mujer y el rol que jugamos en este momento?

SDC: Yo creo que nos estamos acercando al momento en el que no nos llame la atención que la presidenta de un país, la directora de una multinacional o incluso una asesina en serie sean mujeres. Cuando dejemos de hablar de ello será cuando realmente hayamos logrado una igualdad que todavía se resiste en algunos aspectos. Por fortuna, el machismo se está erradicando poco a poco hasta que llegue el día en que desaparezca por completo, pero también es cierto que los hombres muchas veces nos sentimos amedrentados. Yo mismo he dudado en esta entrevista si referirme a los que compren Talión como lectores o como lectores y lectoras, y eso tampoco nos ayuda a normalizar la situación, que creo que, al fin y al cabo, es a lo que deberíamos aspirar.

AL: Después de escribir el guion de series de gran éxito y muchas de ellas muy extensas en capítulos como El Secreto de Puente Viejo, acompañado de un equipo de guionistas, ¿has sentido la soledad del escritor de novela?

SDC: Sí. Cuando escribes un guion, normalmente formas parte de un equipo y tienes a compañeros con los que comentar las tramas, ya que todos hablamos el mismo idioma y vamos en una misma dirección. Durante la escritura de Talión, aunque tenía a mi hermano Jorge (también escritor y guionista) y a mi pareja para comentarles mis dudas, las decisiones las tienes que tomar tú solo. Por otra parte, escribir una novela sin las limitaciones que envuelven una serie de televisión o una película (presupuesto, actores, decorados…) me ha encantado. He disfrutado de una libertad que no había conocido hasta la fecha.

AL: ¿Cómo es Santiago Díaz como lector? ¿Cuál es ese libro que recuerdas con especial cariño, que te reconforta verlo en tu estantería y relees de vez en cuando? ¿Algún autor que te apasione, de esos de los que compras las nada más que se publican?

SDC: Me gusta leer de todo, desde novelas históricas (me declaro un apasionado de Santiago Posteguillo y sus trilogías sobre emperadores romanos) pasando por los thrillers de Manel Loureiro, la poesía de Marwan (al que no conocía hasta hace poco, pero reconozco que he descubierto en él una sensibilidad especial), el terror de Stephen King y, por supuesto, la novela negra. En este campo me gustan un montón de autores, desde los clásicos como Agatha Christie, Arthur Conan Doyle, Patricia Highsmith, James Ellroy o Truman Capote hasta Don Winslow, Dennis Lehane… En cuanto a autores españoles, es obligatorio mencionar a Manuel Vázquez Montalbán, Lorenzo Silva, Dolores Redondo, Alicia Giménez Bartlett, Juan Madrid, Eva García Sáenz de Urturi…

El libro que releo de vez en cuando es “Los números del elefante” de mi hermano Jorge Díaz, una de las mejores novelas con las que me he topado en toda mi vida, de verdad lo digo.

Y lo de mi escritor favorito… Antes era Paul Auster, pero ahora estamos enfadados.

AL: ¿Libro digital o papel?

SDC: Papel, pero reconozco que a veces es mucho más cómodo el digital, porque en unos minutos tienes a tu disposición todo lo que quieras.

AL: Pirateo literario: ¿Una plataforma para que los escritores noveles se den a conocer o un daño irreparable a la producción literaria?

SDC: Daño irreparable a la producción literaria y, sobre todo, a los autores. Yo entiendo que la gente quiera ahorrarse unos euros, pero vivimos en sociedad y hay que ser civilizados y pensar en el esfuerzo que cuesta escribir una novela para que después, a golpe de clic, se piratee y se arruine todo el trabajo. La piratería tanto de series como películas, música o libros hay que perseguirla con toda la dureza posible. A mí me hizo mucha gracia hablar cierto día con un taxista que se quejaba de conductores privados que recogían pasajeros tachándolas de piratas porque no pagaban impuestos, pero después confesaba sin ningún pudor que pirateaba series de televisión.

 AL: El fenómeno redes sociales crea dos tipos de escritores, los que las rechazan y los que las adoran. ¿Qué faceta prima más en ti, la de comunicador masivo o la de escritor solitario que prefiere que sea su obra la que hable por él?

SDC: A mí se me dan fatal y además pierdo un montón de tiempo con ellas. Sólo tengo una cuenta de Facebook que apenas utilizo, aunque empiezo a darme cuenta de su importancia. Ojalá pudiera obviarlas, pero me temo que voy a sucumbir a ellas tarde o temprano…  (P.D.: de hecho, ya he sucumbido y he abierto una cuenta de Twitter: @sdiazcortes)

AL: ¿Cuáles son los momentos especiales de tu carrera que has vivido y los que quieres que lleguen? Esos que algún día quisieras contarles a tus nietos.

SDC: Uno de los más especiales fue cuando recibí la primera llamada de Puri Plaza, mi editora de Planeta, diciéndome que se había leído Talión y que había quedado fascinada. También el día que recibí el primer ejemplar en mi casa, el que vi emocionarse a mi pareja al leer los agradecimientos y, por supuesto, la presentación de hace unos días en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés, donde estuve arropado por todos mis amigos.

Lo que está por llegar todavía no lo sé, pero espero que me pasen cosas cuanto menos igual de buenas…

AL: Para cerrar, como siempre, te voy a hacer la pregunta mas íntima que se le puede hacer a un escritor: ¿Por qué escribes?

SDC: En primer lugar, porque no se me ocurre una manera mejor de ganarme la vida que contando historias. Yo no sé si un escritor nace o se hace, lo que sí te puedo asegurar es que no sé hacer otra cosa y que sin esto sería profundamente infeliz. Delante de un teclado es como realmente yo sé expresarme.   

Gracias Santiago Díaz Cortés, desearte muchos éxitos en todas tus facetas, que no pare la racha y, después de que nos hayas enganchado con Talión, esperamos ansiosos tu siguiente novela.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.

Los libros más vendidos en Amazon


Categorías

Entrevistas

Soy Ana Lena Rivera, autora de la serie de novela de intriga protagonizada por Gracia San Sebastián. El primer caso de Gracia, Lo que Callan los Muertos, ha recibido el Premio Torrente Ballester 2017 y el galardón de finalista del premio Fernando Lara 2017. Soy una apasionada de la novela negra desde la infancia, cuando abandoné a Mortadelo y Filemón por Poirot y Miss Marple, así que después de varios años como directiva en una gran multinacional cambié los negocios por mi gran pasión: La novela negra. Así nació Gracia San Sebastián, la investigador protagonista de mi serie de novela policíaca, donde personas normales, como cualquiera de nosotros, pueden convertirse en criminales llegando incluso a matar cuando la vida les pone en una situación difícil. Nací en Asturias, soy Licenciada en Derecho y en Administración y Dirección de Empresas y vivo en Madrid desde mis tiempos universitarios. De vez en cuando necesito oler el mar, el Cantábrico, fuerte, vibrante y peligroso, como las novelas que os escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.