Entrevista a David Zaplana y Ana Ballabriga: Cuando el éxito llega a cuatro manos.

El género negro-romántico está pegando fuerte entre los lectores de novela de intriga que huyen de la violencia extrema.

El género negro-romántico está pegando fuerte entre los lectores de novela de intriga que huyen de la violencia extrema.

Tenemos el privilegio y el placer de contar hoy en nuestro blog con David Zaplana (Cartagena, 1975) y Ana Ballabriga, (Candasnos, 1977), dos escritores del género negro, ganadores del Premio Amazon Indie con su novela Ningún escocés Verdadero, que ahora se adentran en este nuevo género literario que combina la novela romántica con la novela negra y que está empezando a pegar muy fuerte entre los lectores, con Soy Rose Black.

Actualidad Literatura: Los escritores tenemos fama de solitarios, de tímidos, e incluso de un poco “raros”, ¿Cómo se lleva eso de escribir a cuatro manos? ¿Está cambiando el perfil del escritor en el S.XXI?

David Zaplana y Ana Ballabriga: Conocemos ya algunas parejas de escritores que escriben a cuatro manos, aunque es evidente que aún no es algo muy habitual. El trabajo de escritor es muy solitario y el compartirlo con otra persona (en nuestro caso, con la pareja) lo hace más llevadero, porque tienes un proyecto en común del que puedes hablar y afrontar juntos los problemas que vayan surgiendo. Además, al escribir en pareja los viajes de promoción (presentaciones, festivales, etc.) son más entretenidos.

La parte mala, entre comillas, es que tienes que aprender a negociar, a aceptar críticas y a desechar ideas que a ti te parecen muy buenas, pero al otro no. Sin embargo, creemos que el resultado que se consigue trabajando juntos siempre es mejor que en solitario. Cuando escribes a cuatro manos tienes que renunciar a tu ego, dejas de ser artista para convertirte en artesano.

AL: Empezáis a escribir hace más de 10 años, dándoos a conocer mediante la autopublicación con gran éxito, llegando a ganar en el 2016 el concurso Amazon Indie con Ningún Escocés Verdadero. ¿Qué supuso este premio en vuestra carrera literaria?

DZ Y AB: En realidad llevamos escribiendo más de veinte años. Nuestra primera novela (Cruzados en el tiempo) quedó inédita y las dos siguientes (Tras el Sol de Cartagena y Morbo Gótico), las publicamos con editoriales pequeñas. La experiencia fue muy buena con respecto al trato personal, pero falló la distribución: los libros no llegaban a las librerías. Este es el principal problema de las editoriales pequeñas. Así que decidimos que la siguiente teníamos que publicarla en una editorial grande. Terminamos La Paradoja del Bibliotecario Ciego en los años más duros de la crisis y comenzamos a enviarla a grandes editoriales, pero la respuesta fue siempre la misma: «Siento comunicarle que su obra no encaja en nuestra línea editorial». Así que la dejamos en un cajón. En 2015 terminamos otra novela, Ningún Escocés Verdadero. Volvimos a iniciar el periplo de envíos a editoriales y agencias literarias reconocidas con idéntico resultado. Siendo testigo de nuestra frustración, una amiga (Blanca, a la que le estaremos siempre agradecidos) nos insistía constantemente en que el futuro estaba en las plataformas digitales y, en concreto, en Amazon, por lo sencillo que era autopublicar. Así que decidimos probar. Subimos nuestras tres primeras novelas para ver cómo funcionaba, reservándonos las otras dos en el cajón. Y tras varios meses de investigar en foros, de promocionar en redes sociales y de utilizar las herramientas que Amazon pone a tu disposición, para nuestra sorpresa, los libros comenzaron a venderse. Sobre todo, Tras el sol de Cartagena, que ocupó los primeros puestos de los más vendidos durante varios meses. Fue entonces cuando nos llegó un mensaje anunciando el concurso Indie de Amazon y decidimos presentar Ningún escocés verdadero con la que (aún no nos lo creemos) conseguimos ganar entre más de 1400 candidatos.

Ganar el concurso supuso un gran empujón. La primera sorpresa fue que nos invitaron a asistir a la FIL de Guadalajara (México) para presentar nuestra novela. Fue una experiencia increíble, pero lo más importante que nos ha reportado el premio ha sido encontrar una buena agente y publicar con Amazon Publishing. Este premio nos ha dado visibilidad, contactos y nos ha abierto puertas. Ahora, cuando terminamos una novela, sabemos que es más fácil publicarla.

AL: Después de dos novelas negras, duras incluso, en la última os adentráis en un nuevo género, a mitad de camino entre la novela negra y la novela romántica. Ya hace unos años que las novelas negras de estilo nórdico protagonizadas asesinos psicópatas que matan por el placer de ver el dolor en los ojos de la víctima empezaron a tener tirón entre los lectores.  ¿Piden ahora los lectores una novela negra más dulce?

DZ Y AB: Creo que hay lectores de todo. A casi todo el mundo le gustan las historias de misterio, pero no a todo el mundo le gustan las historias duras que te hacen pasar un mal rato o reflexionar sobre la dureza de la realidad que nos rodea. Rose Black es una historia cómoda de leer y, por lo tanto, creemos que puede llegar a un público mucho más amplio que nuestros anteriores libros.

Sin embargo, no decidimos hacer Rose Black para vender más. A nosotros nos gusta probar cosas distintas y que nuestras novelas sean muy diferentes. Si hay alguien que nos sigue, no queremos aburrirle contándole siempre la misma historia. Nosotros habíamos escrito ya antes varias novelas románticas que autopublicamos con seudónimo. Rose Black surgió como la fusión de ambos mundos, el rosa y el negro, la novela de amor y la de misterio.

AL: Contadnos sobre vuestra nueva protagonista. Su primera historia se titula Soy Rose Black. ¿Quién es Rose Black?

DZ Y AB: Rose Black es una abogada que cumple 40 años y (como nos pasa a muchos al llegar a esta edad) se pregunta qué ha hecho hasta entonces con su vida.

El primer novio de Rose desapareció cuando ella tenía veinte años sin dejar rastro. Obsesionada con el caso, hizo los cursos para ser detective privada, pero finalmente comenzó a trabajar de abogada y nunca llegó a sacarse la habilitación. Ahora, una cliente le pide que investigue si su marido le es infiel y Rose ve una oportunidad de retomar un sueño que había dejado aparcado hacía mucho. Rose hace a los cuarenta lo que la mayor parte de la gente no se atreve: deja de cumplir años y comienza a cumplir sus sueños.

En el plano sentimental, Rose se plantea la posibilidad de tener hijos, pero sabe que con su actual pareja va a ser muy difícil: Pedro es un hombre estupendo, guapo y rico, pero está divorciado y ya tiene dos niñas. Por otra parte, está Marc Lobo, el policía encargado de investigar la desaparición de Alex. Marc representa la posibilidad de un amor nuevo.

Es decir, Rose se debate entre un amor del pasado, un amor presente y un posible amor futuro.

AL: ¿Rose Black ha venido para quedarse? ¿Apostáis por una protagonista que perdure a través de vuestras novelas?

DZ Y AB: Sí, Rose Black nació con la intención de convertirse en una saga. De hecho, ya estamos terminando la segunda parte, que seguramente se publicará después de verano. Cada novela es autoconclusiva, aunque hay ciertas tramas que se quedan abiertas hasta el final de la saga.

Otra cosa que nos interesaba mucho era la metaliteratura. Por eso nos inventamos que Rose es hija de un conocido escritor de novela negra, Benjamin Black, y que una de sus amigas quiere ser escritora de romántica. Nos daba juego para hablar del mundo de los escritores y reírnos, incluso, de nosotros mismos.

AL: Primera novela de la mano de una editorial: Versátil. Antes de eso ambos ya conocidos en el sector literario, asiduos a encuentros de gran relevancia en el género como la Semana Negra de Gijón y otros muchos. ¿Cómo vivís ahora el cambio de la autopublicación a la publicación convencional?

DZ Y AB: Cada mundo tiene sus cosas buenas y malas. Cuando autopublicas te tienes que encargar tú de todo: escribir, correcciones, maquetación, diseño de portada, marketing… Lo bueno de tener una editorial detrás es que te quita muchas de estas tareas y, sobre todo, la distribución en librerías.

Lo mejor de la autopublicación, al menos con Amazon, es que puedes conocer tus cifras de ventas al instante y cobras a los dos meses, mientras que con una editorial tradicional tienes que esperar un año completo.

AL: ¿Cómo son David y Ana como lectores? ¿Similares en gustos o dispares? ¿Cuáles son los libros de vuestra biblioteca que releéis cada ciertos años? ¿Algún autor que os apasione, de esos de los que uno compra sus novelas nada más que se publican?

Soy Rose Black, una historia que combina el género negro y la novela romántica.

DZ Y AB: En general coincidimos bastante en gustos (supongo que es debido a que llevamos muchos años juntos) y al igual que nos interesan los mismos temas a la hora de escribir, coincidimos a la hora de leer. Creo que los dos aprendimos a contar historias leyendo a Agatha Christie, Julio Verne o Stephen King, por ejemplo. Ahora tenemos algunos escritores de referencia, como Dennis Lehane, que en algunas de sus historias plantea dilemas morales capaces de removerte por dentro. Nos gustó mucho la trama de Sucios y malvados de Juanjo Braulio; y seguimos a Almudena Grandes por su cuidado estilo o a Javier Cercas por su inteligente forma de plantear las historias.

AL: A pesar de la imagen tradicional del escritor introvertido, encerrado y sin exposición social, hay una nueva generación de escritores que tuitea cada día y sube fotos a Instagram, para los que las redes sociales son su ventana de comunicación al mundo. ¿Cómo es vuestra relación con las redes sociales?

DZ Y AB: Cuando se publica el libro te ves inmerso en una serie de entrevistas, presentaciones, mesas redondas, festivales, etc. en las que tienes que ser capaz de entretener y ganarte al público. Si la gente te ve ahí y piensa que no sabes hablar, también pensará que no sabes escribir, aunque no tenga nada que ver.

Hoy en día el escritor tiene que ser un showman, le guste o no, y las redes sociales forman parte de ese show. Ana es más activa en redes, pero es evidente que hoy en día son una parte imprescindible de la promoción. Un tweet de un influencer con millones de seguidores te puede situar un libro en el top de todos los rankings de ventas. Recuerdo el caso de La chica del tren que se convirtió en un bestseller después de que Stephen King escribiera en Twitter que no había podido soltarlo en toda la noche.

AL: Pirateo literario: ¿Una plataforma para que los escritores noveles se den a conocer o un daño irreparable a la producción literaria?

DZ Y AB: Estoy en contra de las plataformas que ofrecen libros (o cine o música) pirata y se lucran gracias al trabajo de los demás mediante la publicidad u otros medios. Sin embargo, no estoy en contra de que gente que no puede permitirse pagar por un libro se lo descargue y lo lea. Aunque, en realidad, también pueden hacerlo en la biblioteca. Ya hay bibliotecas que te permiten descargar el ebook de forma totalmente legal y gratuita.

El pirateo está ahí y hay que convivir con él. Para mí tiene una parte buena: supone la democratización de la cultura. Pero también creo que cada persona debe ser responsable de sus actos y esto solo se puede conseguir a través de la educación. Si te puedes permitir pagar por leer un libro, págalo, porque si no, los escritores no podrán seguir escribiendo, ni las editoriales publicando.

AL: ¿Papel o formato digital? ¿Coincidís?

DZ Y AB: Sí, coincidimos. Antes de meternos en el mundo de Amazon, éramos muy reacios al digital. Pero desde que compramos el lector electrónico, prácticamente leemos solo en ebook. Una vez que te acostumbras resulta mucho más cómodo, aunque también tiene sus inconvenientes, como que no ves la carátula del libro cada vez que lo coges o que es más complicado volver atrás, si necesitas buscar alguna cosa.

AL: Empresarios, padres, matrimonio y escritores profesionales, ¿cuál es vuestra fórmula?

DZ Y AB: Dormir poco, jajaja. Nos levantamos a las 6 de la mañana para sacar una hora para escribir y leemos por las noches, después de acostar a los niños. El resto del día lo pasamos liados entre el trabajo y la crianza.

AL: Para terminar, os pido que les regaléis a los lectores un poco más de vosotros: ¿Qué cosas han pasado en vuestras vidas y qué cosas queréis que pasen a partir de ahora? ¿Sueños cumplidos y por cumplir?

DZ Y AB: Nuestros hijos y nuestros libros han sido nuestros mayores logros hasta ahora. Ganar el premio de Amazon fue un sueño hecho realidad. Por seguir soñando, nos gustaría, algún día, poder vivir de la literatura. Y en el terreno personal, conseguir que nuestros hijos se conviertan en buenas personas, en personas de provecho.

Gracias, David Zaplana y Ana Ballabriga, desearos que continuéis coleccionando éxitos en cada nuevo reto y que Soy Rose Black sea la primera de gran una saga de magníficas novelas que nos hagan disfrutar a vuestros lectores.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon