El cáncer ganó la batalla contra Carlos Ruiz Zafón, mas sus letras seguirán alumbrando

Carlos Ruiz Zafón.

Carlos Ruiz Zafón.

El mundo literario hispano se levantó de luto hoy, viernes 19 de junio del 2020, tras darse a conocer la noticia del lamentable fallecimiento de Carlos Ruiz Zafón. El autor del bestseller La sombra del viento murió a la temprana edad de 55 años, víctima del cáncer. La información oficial la dio a conocer la editorial Planeta.

En la actualidad, el escritor se encontraba residenciado en Los Ángeles. Allí, se dedicaba a su pasión, comprometido de lleno con la industria hollywoodense. La noticia ha devastado a España, su país natal, en una de las épocas más difíciles que de por sí le ha tocado vivir a la tierra de Cervantes a causa del Covid-19.

Carlos Ruiz Zafón, entre los mejores autores contemporáneos

La llegada, El príncipe de la niebla (1993)

Zafón se ganó un honorable puesto en el panorama literario mundial en muy poco tiempo. Tras la publicación de El príncipe de la niebla, en 1993, los críticos vaticinaban una espléndida carrera, y así fue. A pesar de ser su primera obra, esta tuvo muy buena acogida, una suerte que no les toca a todos. De hecho, este libro le hizo merecedor del premio Edebé en su categoría de Literatura Juvenil. Le siguieron a esa publicación: El palacio de la medianoche y Las luces de septiembre, y con estas últimas cerró lo que fue su primera trilogía formal.

La temprana consagración, La sombra del viento (2001)

No obstante, y buscando a por más —cualidad que lo caracterizó durante toda su vida—, en 2001 saltó a la palestra internacional con su obra La sombra del viento. Los elogios no se hicieron esperar y se contaron por millares. María Lucía Hernández, en el portal de La Nación, comentó:

“Maneja de manera excepcional el suspenso y el ‘factor sorpresa’, sin dejar de ser verosímil, ya que se preocupa por incluir las típicas costumbres españolas y eventos históricos de la segunda posguerra”.

Gonzalo Navajas, por su parte, afirmó:

La sombra del viento se había convertido, por su inusitada recepción internacional, en un hipertexto en el que […] la cultura contemporánea española se proyectaba y hallaba eco en el contexto internacional”.

La sombra del viento y su huella honda en Alemania

Y sí, el libro fue un éxito total, no solo en ventas, sino también en su alcance intercultural. En Alemania, por ejemplo, la obra llegó a mediados del 2003. En menos de dos años y medio ya se contaban más de un millón de copias vendidas. Un logro considerable para la literatura hispana, sobre todo si se toma en cuenta el tiempo en el que ocurrió. Hablamos de unas mil copias diarias en ese lapso, aspecto que, teniendo en cuenta que el escritor era casi desconocido en ese entonces, se considera aplaudible.

Por otra parte, el impacto en el público lector alemán también fue grande. El texto fue considerado “entretenido” en las páginas del Neue Züricher Zeitungse, a la par que se le consideraba de temática “más bien simple”. Lo cierto es que la huella de Zafón quedó, y aún pude percibirse en esas tierras.

Frase de Carlos Ruiz Zafón.

Frase de Carlos Ruiz Zafón.

La tetralogía, su cierre con broche de oro

De manera inevitable, una cosa llevó a la otra, y al cabo de 15 años —con una amplia pausa para disfrutar de las mieles del éxito de La sombra del viento—, sobrevinieron los tres títulos que darían forma final a la historia:

  • El juego del ángel (2008).
  • El prisionero del cielo (2011).
  • El laberinto de los espíritus (2015).

Suele ocurrir que los autores sean sus peores críticos —y no es que Zafón escapara de aquello, hablamos de un escritor milimétrico y exigente consigo mismo—. No obstante, tras poner el último punto a El laberinto de los espíritus, Carlos dijo que la obra era “exactamente lo que tenía que ser”. Cada pieza, pues, coincidía como debía, y estaba minuciosamente colocada por medio de los artilugios propios de un autor comprometido con su trabajo y consciente de su honroso papel como representante literario de España.

Se ha ido un grande, y una grande obra permanece tras su sombra en el viento

La pasión por los oficios, se nota: es agradable, atrayente, brilla sin control, alumbra todo lo que toca. Si hay un adjetivo con el cual calificar a Carlos Ruiz Zafón respecto a su labor como escritor, ese es el de un apasionado hombre de las letras.

Se ha ido temprano, pero aprovechó cada segundo para alcanzar la inmortalidad en la labor que ejerció. Así lo señalan las cuarenta traducciones, los más de 10 millones de libros vendidos, y su impacto internacional. Sí, se fue del plano, pero no ha llegado ni llegará a poblar las habitaciones del olvido.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.