Características del texto descriptivo

Cuando el ser humano se comunica tiende a utilizar las palabras como herramienta para caracterizar determinados fenómenos. De esta manera, el individuo evoca constantemente sus pensamientos, los cuales quedan expuestos mediante descripciones de personas, animales, cosas, ideas o anhelos.

De acuerdo con la Real Academia de España, describir es “delinear, dibujar, figurar algo, representándolo de modo que dé cabal idea de ello”. Adicionalmente, la RAE apunta una segunda definición: “representar a alguien o algo por medio del lenguaje, refiriendo o explicando sus distintas partes, cualidades o circunstancias”.

¿Qué es un texto descriptivo?

Para representar este concepto es imposible no incurrir en una paradoja de confirmación, pues, precisamente, se debe recurrir a la técnica de la descripción. En términos prácticos, el texto descriptivo es aquel usado para enunciar un asunto, sujeto u objeto determinado.

Por consiguiente, no se trata sólo de apuntar (mencionar) una cosa, ser vivo o fenómeno procesado a través del intelecto. Más bien, se debe referir los atributos de algún objeto de un modo (obligatoriamente) adecuado para presentarlos, ya sea de manera oral o escrita. Por ello, el texto descriptivo (de tipo objetivo) es imprescindible para la escritura científica.

Clases de textos descriptivos

En todo material escrito, es muy importante estimar si la intención del escritor, narrador o emisor posee un juicio valorativo o no. Dicho propósito depende del nivel y del tipo de intervención que el sujeto decide poner en una expresión. Entonces, bajo esa premisa, el texto puede ser objetivo o subjetivo.

Texto descriptivo objetivo

En este caso, la forma del enunciado depende de las apreciaciones expresadas bajo un punto de vista (presuntamente) imparcial. En concordancia, quien realiza la descripción narra en tercera persona y elimina toda carga de juicios personales. Por consiguiente, las declaraciones del texto se limitan a puntualizar las características de un sujeto o cosa, tal cual es.

A su vez, el texto descriptivo objetivo es inherente a cualquier definición técnica. Por ejemplo: según Wikipedia una nube es “hidrometeoro que consiste en una masa visible formada por cristales de nieve o gotas de agua microscópicas suspendidas en la atmósfera. Las nubes dispersan toda la luz visible y por eso se ven blancas”…

Texto descriptivo subjetivo

Se da cuando el individuo articula el conjunto de características descriptoras del objeto y se permite la intervención para opinar a favor o en contra de ciertos elementos. Es decir, en este tipo de textos es perfectamente normal la presencia valoraciones, recomendaciones, negaciones de los atributos señalados. En consecuencia, el texto descriptivo subjetivo es distintivo de la descripción literaria.

Por ejemplo (en comparación con la definición técnica de Wikipedia), la noción de “nubes” según Azorín: “las nubes nos dan una sensación de inestabilidad y de eternidad. Las nubes son —como el mar— siempre varias y siempre las mismas. Sentimos mirándolas cómo nuestro ser y todas las cosas corren hacia la nada, en tanto que ellas —tan fugitivas— permanecen eternas”.

Características del texto descriptivo

Si se toma en cuenta la definición de “descripción” aportada por la RAE, es entendible por qué el texto descriptivo es clave para la socialización de las personas. Por esta razón, debe ser claro y, en ningún caso, su utilización puede dar lugar a interpretaciones ambiguas o confusas.

Precisión

Para realizar un texto descriptivo es indispensable prestar atención al objeto que se está caracterizando sin necesidad de agregar elementos externos o de relación indirecta. En complemento, dicha exactitud impone los límites de los atributos cuya presencia es pertinente. Al mismo tiempo, ese rigor indica cuáles propiedades son innecesarias de puntualizar.

Por ello, las fichas técnicas o científicas sobre la especie o variedad asignada a algún ser vivo representan un buen ejemplo de precisión en el texto descriptivo. Por ejemplo: “la raza de perros dálmata tiene pelaje corto de color blanco con manchas negras, cola larga y figura esbelta” (Bligoo.com, 2020). En este caso, las cuestiones concernientes al origen croata de los canes dálmatas son prescindibles.

Claridad

Cuando se evoca un determinado objeto con el fin de describirlo se hace uso del idioma. En concordancia, es de suma importancia saber usar un lenguaje y un vocabulario suficientemente relativo al objeto descrito. También, es necesario explicar el elemento caracterizado sin importar cuán complejo o simple sea.

En este punto, la intención del emisor del mensaje es relevante a la par del tipo de descripción (técnica o literaria). Por ejemplo: si se quiere describir el atardecer, lo más adecuado es emplear palabras referentes a los colores, la hora y el lugar. Asimismo, si el escrito lleva carga subjetiva, cabe hablar de los recuerdos o de sentimientos transmitidos por la escena.

Coherencia

Una descripción válida delimita las cualidades de una persona, animal o cosa lograda a través de una secuencia de palabras o de oraciones que ayudan a su comprensión. Por este motivo, los rasgos distintivos del elemento detallado requieren de un orden o de un sentido específico. En otras palabras, la desorganización de las ideas atenta contra la congruencia de la representación.

Por ejemplo: un mamífero de color gris, con trompa, orejas y colmillos enormes, es, indudablemente, un elefante y, por lo tanto, de gran tamaño. Bajo ningún concepto es pequeño. En contraparte, las novelas de ciencia ficción y los cuentos de fantasía suelen incorporar segmentos con cuadros incoherentes con el objetivo de sumergir (o confundir) a los lectores dentro de un universo inverosímil.

Otros textos para diferenciar del texto descriptivo

Texto narrativo

Un escrito narrativo es igualmente utilizado para describir una escena, un momento, una persona o cosa, pero lo hace “contando algo”. Aquí está presente la acción como elemento clave porque lo importante es relatar qué pasó y cómo. Entonces, un texto narrativo cuenta un hecho o el modo en que ocurre u ocurrió algo, mientras que uno descriptivo sólo enuncia los atributos.

Texto argumentativo

Este tipo de texto está orientado a explicar el funcionamiento de un objeto o la secuencia de un evento mediante una exposición verídica de rasgos o sucesos. Esta argumentación intenta convencer al lector de la autenticidad de la cuestión puntualizada. Por contraste, el texto descriptivo se limita a mostrar las características de un elemento sin intentar persuadir al receptor.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.