5 pasos de revisión para tu novela

Estos son 5 pasos que comparto para cuando revises esa novela que anda por ahí y necesita un repaso. Porque ya son varios años dedicándome a la corrección de textos, en especial, a los literarios, una labor que sigue estando algo escondida y que no todas las editoriales incluyen, sobre todo las más modestas. Es más, algunas dan por hecho que eso va por cuenta del autor, o tienen estándares de calidad que pueden tirar una buena historia en cuanto vean faltas de ortografía en la primera página.

Así que, cuando un autor quiere publicar o autopublicar, si de verdad quiere hacerlo bien y ofrecer esa buena historia en la que cree y que tanto le ha costado, también debe preocuparse de que tenga la mejor forma y redacción. Porque todos sabemos que una cosa es escribir bien y otra escribir correctamente.

A veces me preguntan qué hacer cuando has terminado una novela, larga o corta, da igual. Y vale lo mismo para cualquier texto de cualquier extensión porque todos necesitan su proceso. De modo que, como también escribo y he publicado, puedo ponerme en las dos pieles. Por tanto, lo dicho, ahí van esos 5 pasos que se pueden seguir, aunque eso no quita que se añadan más o se quite alguno. Como digo, todo va en función de las necesidades y deseos del autor.

1. REPOSO

Deja que tu texto descanse

Ese punto final parece el final, sí, pero no lo es. Muchas horas, quizás años, de escritura para sacar esa historia genial. De acuerdo. Pues ahora que descanse un poco porque debe madurar. ¿Cuánto? Es difícil precisarlo y también depende de su extensión o de los planes que tengas para ella. Pero dale tiempo. Eso sí, si eres perfeccionista, quizás nunca termines de estar satisfecho. Eso también debes planteártelo y tratar de poner un límite, un plazo: hasta aquí. Si no, es posible que todo se quede estancado y surjan otros factores como el desánimo, la apatía o la falta de confianza. Hay que desterrar el «no acabaré nunca» por «claro que acabaré y además me va a quedar estupendamente».

2. RELECTURA

Haz una por lo menos

Tú y alguien de confianza a quien le quieras pasar el texto para una primera opinión. Puede ser un lector beta, desconocido o profesional, para ponga la mirada ajena a lo que tus ojos ven muy subjetivamente.

En este punto de relectura también y, si quieres, puedes usar un corrector automático como el de Word, pero con cuidado. Es bastante miope y, aunque encuentra erratas y algunas otras cosas, no distingue muchos usos gramaticales o sintácticos. Relee con atención. Te darás cuenta tú mejor que nadie de lo que no está o no te suena bien.

3. DUDAS

Consulta todas las que tengas o te surgen

Mientras relees o escribes. Hay muchos sitios para hacerlo: en la red, en manuales, en diccionarios… Pero hazlo. También aprenderás e irás puliendo el estilo. Después tampoco lo dudes y…

4. BUSCA UN CORRECTOR

Porque somos unos cuantos

Y todos preparados para revisar, corregir y mejorar cualquier tipo de texto. Luego eres tú el que tiene siempre LA ÚLTIMA PALABRA, porque no somos antagonistas, sino aliados en una causa común.

También es importante que pienses en qué correcciones (ortotipográfica y de estilo) puedes o crees necesitar. Si no sabes en qué consisten una u otra, te lo explicamos, y nos puedes enviar una muestra para que te demos una respuesta más afinada.

Además, echa un vistazo a nuestros perfiles profesionales, que seguro que los tenemos en web o redes sociales. En ellos verás la formación y el currículum. También podrás ponerte en contacto y preguntar todos los detalles de cómo trabajamos.

5. ANALIZA LA CORRECCIÓN

Aprende y mejora también

Porque puedes hacerlo. Solamente hay que fijarse en las correcciones, debatirlas en uno u otro punto si quizás no se está de acuerdo. Siempre te daremos razones con la mejor intención de que tu texto sea y quede también lo mejor posible. Y recuerda también que nadie es infalible, ni tú ni nosotros.

Así que, vamos, solo es tomar la decisión. Todo para llevar tu novela a buen puerto, a ese que tú quieres.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Juan dijo

    Vuestro lenguaje es honesto y vuestras intenciones, honradas. ¿Sería muy excesivo el coste?. Muchas gracias.