5 maravillosos beneficios de escribir a mano

A simple vista, escribir en papel puede ser visto como algo anticuado, vintage digamos, quizás no tan práctico como escribir en un ordenador salvo por quienes seguimos teniendo pasión por un folio en blanco (a rellenar antes de que nos invadan ciertas crisis). Pero si indagamos más y nos atrevemos a poner el Modo Avión por unas horas, descubriremos que encender el flexo y esculpir nuestras ideas tiene estos 5 beneficios de escribir a mano que hasta ahora posiblemente desconocías.

Responsabilidad

Hace años cuando quedábamos con alguien a las 9 no teníamos excusa para llegar tarde; hoy con WhatsApp sí. Cuando antaño conocíamos a alguien en persona nos comprometíamos más fácilmente, pero hoy con las apps picar aquí y allá se ha convertido en el pan de cada día. Y es también hoy cuando con un folio de Word nos permitimos cometer todos los fallos que queremos sabiendo que podemos corregirlos en todo momento en vez de un tachón que nunca nos parece tan estético. Un factor puramente psicológico que, en lo que concierne al papel, nos impulsa a un mayor control, a medir mejor nuestras palabras y mantener la esencia de un escrito. Nos vuelve más responsable con nuestras propias ideas.

Estimula el cerebro

Según diversos estudios realizados durante el último lustro, entre ellos en la Universidad de Indiana, escribir a mano activa tres procesos cerebrales: el del área visual, las habilidades motoras y las capacidades cognitivas, siendo la mano un órgano con gran interacción respecto al cerebro. Pero estos son solo algunos de los muchos beneficios que supone escribir a mano, ya que además de permitirnos agilizar la memoria también favorece la creatividad, y os lo dice alguien al que gran parte de sus ideas se le ocurren delante de un folio en blanco en lugar del monitor.

Facilita la comprensión lectora

En algunos colegios del mundo los niños saben reproducir un vídeo de Youtube antes que escribir su propio nombre en un papel; ¿nuevas generaciones? ¿niños más avanzados? ¿Llegó la generación Índigo más tarde? Sí. . . y no, ya que los niños que escriben cultivan una comprensión lectora mucho más potente por pura lógica: crean de forma artesanal las letras que después leerán, cosa que no ocurre cuando pulsas en un teclado por mera intuición.

Mayor concentración

Si eres capaz de apagar tu móvil antes de sentarte a escribir en un folio en blanco tu concentración será mucho más potente que de hacerlo en un documento de Word. En un monitor las notificaciones, la ventana emergente de un chat o la publicidad nacida de las cookies suponen interrupciones y estímulos que sumados a las del mencionado smartphone dispersan cualquier concentración a la hora de dar forma a un relato. Se pierde la pureza de la escritura o, al menos, la intención inicial.

Más reflexivo

Escribir en a mano papel es un proceso más lento, que invita a pensar mejor en las palabras, en las ideas, y como tal su potencial reflexivo a la hora de tejer esa telaraña de ideas es mucho más potente. Se convierte en un proceso más inmersivo, quizás porque nos hace retroceder en el tiempo, a aquel romanticismo en el que ya los grandes editores desestimaban las novelas escritas a máquina de escribir porque las consideraban peor que las escritas.

Estos 5 beneficios de escribir a mano deberían servirnos a la hora de retomar viejos hábitos e inculcarnos a los más pequeños. Porque todos sabemos que la tecnología tiene muchas ventajas, pero también que es ésta misma la que puede hundir para siempre viejas técnicas que durante siglos han alimentado el conocimiento, la cultura. El alma.

¿Sueles escribir a mano?

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *