6 formas de encontrar inspiración

Inspiración

Seguro que muchos de vosotros atravesáis por épocas en las que os dais cuenta que lleváis demasiado tiempo sin escribir o en las que la falta de inspiración se convierte en sed, en una hambruna extraña.

Y es que tal y como dijo Capote una vez: “Cuando Dios te da un don, también te da un látigo”, una frase que, connotaciones sadomaso aparte, resume a la perfección esa constante búsqueda de la inspiración a la que el pintor, el músico o en este caso el escritor se ve abocado durante toda su vida, aun cuando piensa que ha tirado la toalla y queda libre de sus “poderes”.

Sin embargo, no todo son malas noticias, pues si bien las ideas llegan cuando menos te lo esperas, estas 6 formas de encontrar inspiración te ayudarán a liberar un subconsciente lleno de grandes historias.

Consume arte

Cuando nuestra vida pasa por una de esas épocas monótonas y cotidianas, el arte se convierte en la mejor ventana a la creatividad, especialmente cuando se trata de una galería de arte en la que cierto cuadro surrealista nos estimula y susurra nuevas ideas, o una película de la cual se pueden extraer ciertos matices interesantes. Según García Márquez “cada uno tiene un elemento propio en el que buscar la inspiración” y en su caso se trataba de una fotografía o escena a partir de la cual hilaba su nueva historia. Puede que tú aún debas encontrar la tuya, pero si ahondas en el arte, la inspiración llegará de forma natural.

Lee

14 razones para leer clásicos, por Italo Calvino

De todas las formas de arte, leer es aquella que merece una mención aparte. Por mucho que nos guste escribir, si por otra parte no consumimos literatura nuestra capacidad para evolucionar como escritores o enriquecer nuestras futuras obras serán menos probables, pues un libro supone ese particular aceite al motor de la creatividad, una inspiración que brota como resultado de la obra o estilo de ese otro autor y que te permite abrir los ojos, arriesgar y darte cuenta de que todo es posible cuando tienes un folio en blanco ante tuya.

Medita

Meditación

El priorizar en otros asuntos que nos restan tiempo a la hora de escribir supone uno de los grandes problemas a la hora de dedicar horas a nuestro arte. Si a ello sumamos ese estrés que obstruye nuestra creatividad, practicar yoga y meditación se convierte en el mejor modo de apartar a un lado todos esos problemas o distracciones y permitir que la creatividad fluya libre de obstáculos.  Y os lo digo por experiencia.

Viaja

Cuba, la isla que también puede leerse.

Cuba, la isla que también puede leerse.

Aunque suene a tópico, viajar es  el mejor modo de llamar a la inspiración dados todos esos nuevos estímulos que supone el hecho de visitar a un nuevo destino. Los aromas, los colores, la música que procede de los bares, la historia de un monumento o incluso esa mujer asomada a un balcón se convierten en nuevos esbozos de una “misma y diferente” realidad al mismo tiempo, la cual debemos plasmar en un cuaderno en el que comenzarán a tejerse esas nuevas historias. La mayoría de escritores consagrados han sido grandes viajeros, algo que siempre ayuda a nutrir tu obra.

Historias cotidianas

Si, en tu caso, viajar se te resiste por los motivos de siempre (dinero, tiempo, hijos, etc.) volver la mirada hacia ese mundo cotidiano en el que vivimos puede convertirse en un (infravalorado) modo de conseguir inspiración. Un atardecer desde tu balcón, ese vecino al que espías en secreto, las personas que entran y salen de los metros. . . Retales de una rutina que pueden desembocar perfectamente en otras historias.

Una alternativa podría ser también el hecho de pedir a alguien que forma parte de nuestra vida cotidiana que nos cuente una historia o una vivencia interesante a fin de desarrollarla, pues aunque no lo parezca, todos tenemos cuentos y experiencias que contar.

Lluvia de ideas

Lluvia de ideas

También conocida como brainstorming, la lluvia de ideas no es una forma como tal de conseguir inspiración, pero sí el mejor modo de retener todas esas ideas en un mismo folio y dejarse llevar por lo que venga a continuación. De hecho, el simple gesto de escribir una idea puede producir en nosotros una mayor inspiración al compararla con otras o ante el simple hecho de verla reflejada. Busca la inspiración, pero no te olvides de dejar constancia de ella en esa “tormenta” que supone el nexo entre tu creatividad y tu próxima obra.

Estas 6 formas de conseguir inspiración deben ser llevadas a cabo de forma sutil, sin forzamientos, pues si hay algo de lo que la creatividad no entiende es de prisas y escritores desesperados. Sólo abre un poco más los ojos, busca respuestas en tu realidad y aprovecha cualquier estímulo que la vida te envíe. Porque siempre lo hace.

¿Qué es lo que más te inspira a ti?

 

 

 

 

 


Categorías

Literatura

Alberto Piernas

Amante de la literatura exótica (Arundhati Roy, Thiong'o, Gabo) y escritor de viajes y literatura. Como autor de ficción he publicado Cuentos de... Ver perfil ›

Escribe un comentario