“El Retrato”

Nikolai Gogol (o Nicolás, dependiendo de la traducción) escribió “El Retrato” en respuesta a tantos endiablados de la aristocracia venida a menos, en una Rusia de primera mitad de 1800. Fue un escritor nacido en Ucrania en 1809, pero como su literatura se desarrolló en lengua rusa, se lo considera parte de la literatura de ésta nación. Su novela más conocida es “Las almas muertas”, aunque también escribió grandes obras como “Tarás Bulba“, “La Naríz“, “Cuentos de San Petersburgo“, entre otros.

“El Retrato” cuenta la historia de Chartov, un pintor venido a menos, aunque muy talentoso, que adquiere un retrato de una maldad viva indescriptible. Por medio de éste retrato es que logra acceder a lo más alto de la aristocracia, logrando comprar el prestigio que antaño no había logrado con sus cuadros. Hasta que un día se topa con un antiguo compañero, quien se ganó el prestigio bien merecido a fuerza de un esfuerzo incansable. El veneno carcome a Chartkov, hasta terminar matándolo.

Ya en la segunda parte, es que se narra el origen de la obra, habiendo sido un usurero malicioso, que traía consigo el nombre propio del Diablo, el retratado en la pintura.

Una obra excelente, dentro de la excelencia de la literatura rusa. Una devolución con altura, una crítica sumamente limpia a la hipocresía de una aristocracia que deja de lado la esencia, para tomar sólo en cuenta la materialidad de lo que muere al morir uno.


Escribe un comentario