Yolanda Fidalgo. Entrevista con la autora de Las hogueras del cielo

Fotografía: Yolanda Fidalgo, web de IMC Literary Agency.

Yolanda Fidalgo nació en Zamora en 1970 y estudió Empresas Turísticas en la Universidad de Salamanca, pero su pasión ha sido siempre la literatura. Empezó con la poesía hasta que se decidió a dar el salto a la prosa y se estrenó con Más allá de los volcanes. Y la segunda es Las hogueras del cielo. En esta entrevista nos habla de todas y mucho más. Le agradezco mucho su tiempo y amabilidad al atenderme.

Yolanda Fidalgo — Entrevista

  • ACTUALIDAD LITERATURA: Tu última novela es Las hogueras del cielo. ¿Qué nos cuentas en ella y de dónde surgió la idea?

YOLANDA FIDALGO: De niña, aún se veían las estrellas desde Zamora, la ciudad donde me crie. Recuerdo a mi padre señalándome las constelaciones, hablándome del gigante Orión, del carro de las Pléyades, del cometa Halley que surcó nuestros cielos en el año 86. Me encantaban esas historias, me hacían soñar, fueron el principio de mi interés por la astronomía. Pero la novela surgió de la biografía de un hombre: Milton Humason, el mulero de las estrellas. Me fascinó que una persona como él, sin formación académica, pudiera llegar a ser uno de los astrónomos más importantes de principios del siglo XX por méritos propios. Comenzó como mulero en el monte, con las reatas de mulas que subían las piezas del telescopio a la cima, ya que no había carreteras. Acabó estudiando el firmamento con el telescopio más grande del mundo hasta entonces.  

Pero ese es solo el escenario. Las hogueras es una historia de pasión, de superación, de luchar por lo que uno quiere, de intriga. De amor.

  • AL: ¿Puedes recordar alguna de tus primeras lecturas? ¿Y la primera historia que escribiste?

YF: Es curioso, pero no puedo recordar cuáles fueron mis primeras lecturas. Lo que sí recuerdo es que leía todo lo que caía en mis manos desde muy pequeña, incluidos los números del Readers Digest que llegaban a casa cada mes.  Pasaba mucho tiempo leyendo. Me gustaban las historias de Los Cinco, las de Elena Fortún con su Celia, y muchas otras. Hubo libros que me dejaron huella: los Cuentos de Edgar Allan Poe, El principito, los poemas de Neruda o los de Emily Dickinson.

Y tampoco recuerdo la primera historia que escribí. Al principio, escribía poesía. Ya de adolescente, escribí algunos relatos cortos, y diarios también, como muchas personas. Hubo un tiempo en que lo dejé: cuando mis hijos eran pequeños. Luego, recuperé la afición, me apeteció probar con la novela, y así surgió Más allá de los volcanes, que ganó el IV premio internacional de narrativa Marta de Mont Marçal, y que supuso mi salto a la publicación.

  • AL: ¿Un escritor de cabecera? Puedes escoger más de uno y de todas las épocas. 

YF: Me resulta difícil escoger. Me gustan muchos y muy variados. Uno que me marcó mucho y del que he leído toda su obra traducida, es Charles Dickens. Otra, es Carmen Martín Gaite. O Joyce Carol Oates.

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear? 

YF: De pequeña siempre quise ser como Pippi Calzaslargas. Teníamos cosas en común, pero no la libertad. Tampoco me hubiera importado tomarme un té con Sherlock Holmes, o asistir a un baile con el señor Darcy. O caminar por los páramos ingleses con Heathcliff, o construir un refugio al lado de Ayla y Jondalar. Y así podría seguir hasta el infinito.

  • AL: ¿Alguna manía o costumbre especial a la hora de escribir o leer? 

YF: No puedo, tengo hijos, je, je. Y en este sentido se agradece que se vayan haciendo mayores (aunque a la vez qué pena da dejar atrás sus infancias).

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo? 

YF: Suele ser un rato antes de la cena, a última hora de la tarde. Cuando cada uno en casa está en su sitio y hay un poco de silencio.

  • AL: ¿Hay otros géneros que te gusten?

YF: ¿Hay alguno que no me guste? La verdad, suelo leer menos fantasía, por ejemplo. Pero no porque no me guste.

  • ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

YF: Acabo de leer Los ingratos, de Pedro Simón, que me ha gustado mucho. Ahora estoy con La bestia, que es obligado leerla. Luego comenzaré con Todos los hermosos caballos, de Cormac McCarthy.

Estoy escribiendo mi cuarta novela (la tercera ya está lista, a espera de fecha para su publicación). Una historia de intriga ambientada en el siglo XIX que se desarrolla en parte en la Sierra de la Culebra, en Zamora, la preciosa comarca donde nacieron mis padres.

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial y qué te decidió a ti para intentar publicar?

YF: Complicado, incluso para los que publicamos con editorial tradicional. Se publican muchos libros, tantos que es muy difícil que el lector se fije en el tuyo, que te elija si no eres uno de los muy conocidos. Pero yo escribo porque me gusta, porque disfruto haciéndolo. Lo que venga después, bienvenido sea. En mi caso, como ya comenté, presenté mi primera novela al IV premio internacional de narrativa Marta de Mont Marçal, lo gané y eso me abrió las puertas a la publicación. Gracias a una editorial, Roca, que apuesta sin miedo por escritores nuevos, muchos de ellos mujeres.

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo para historias futuras?

YF: Aunque parezca mentira, esta es la pregunta que más me cuesta contestar. Porque para mí la pandemia no ha supuesto lo mismo que para otras personas.  En 2019 me diagnosticaron cáncer de mama y estuve en tratamiento, que duró justo hasta que decretaron el estado de alarma. Eso supuso que pasara el año 2020 dando gracias por estar viva, por poder disfrutar de mi familia, por levantarme cada mañana. Así que no soy objetiva con esto, agradezco cada día, me da igual si tengo que estar en cuarentena o con mascarilla, porque lo importante es seguir aquí. Sí, me da miedo el covid. Como a todos. Pero intento disfrutar de lo bueno que me regala la vida: mi familia, el sol en invierno, los árboles de la ribera del Duero, los libros… Y tantas cosas pequeñas pero importantes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.