Thomas Hardy. Aniversario de su fallecimiento. Fragmentos y frases

Thomas Hardy. Aniversario de su fallecimiento

Thomas Hardy, escritor inglés, falleció un día como hoy falleció un día como hoy de 1928. Poeta y novelista de prestigio también internacional, firmó títulos como Lejos del mundanal ruido, quizás el más conocido. Para recordar para recordarlo o descubrirlo, esta es una selección de fragmentos, frases y poemas de su obra.

Thomas Hardy

Además del inglés, sabía latín, francés e incluso un poco de alemán. Empezó con la poesía, pero se le conoce más por su obra en prosa. La primera novela que escribió fue El pobre y la dama, que se quedó sin publicar porque la rechazaron en varias editoriales. Más tarde sí que publicó Remedios desesperados.

Pero las dos obras que le reportaron más éxito fueron Bajo el árbol del bosque (1872) y Lejos del mundanal ruido (1874). Sin embargo, Jude el Oscuro (1895) fue muy criticada y tachada de inmoral por los temas que trataba como la religión, la moral y el sexo. Aquello le afectó mucho y quiso centrarse en la poesía.

Se casó dos veces. La primera con Emma Lavinia Gifford, su gran amor, y la segunda con Florence Emily Dugdale, que había sido su secretaria. La muerte de Emma lo marcó y contó su historia de amor en Lo que queda de una vieja llama. Murió a los 88 años y su cuerpo reposa en el Rincón de los Poetas de la Abadía de Westminster, pero su corazón descansa con el de su primera esposa.

Thomas Hardy — Fragmentos, frases y poemas

Lejos del mundanal ruido

  • Bathsheba había alcanzado ese punto en el que la gente deja de preocuparse por lo que los demás puedan pensar.
  • Y al fin el octavo día llegó. La vaca había dejado de dar leche para el resto del año, y Bathsheba Everdene no volvería a subir la colina. Gabriel había alcanzado un punto en su existencia que jamás habría podido imaginar poco antes. Disfrutaba diciendo « Bathsheba» en privado, en lugar de silbar; y empezó a gustarle más el pelo negro, pese a que desde niño se había jurado fiel al castaño, distanciándose de los demás hasta ocupar a sus ojos un espacio insignificante. El amor es una fuerza posible que nace de una debilidad real.
  • Es difícil para una mujer definir sus sentimientos en un lenguaje creado principalmente por el hombre para expresar los suyos.
  • Había alcanzado ese momento de la vida en que «joven» deja de ser el calificativo de «hombre» cuando se habla de uno. Se encontraba en la plenitud de su desarrollo masculino, pues su intelecto y sus emociones se hallaban claramente diferenciadas: había pasado la edad en la que la influencia de la juventud mezcla indiscriminadamente ambas cosas, produciendo un carácter impulsivo, pero aún no había alcanzado esa otra en la que vuelven a conciliarse para producir un carácter aprensivo, por la influencia de la esposa y la familia. En resumidas cuentas, tenía veintiocho años y estaba soltero.

Jude el oscuro

Era una noche ventosa, llena de susurros, sin luna. Con el fin de orientarse, se detuvo bajo una farola y abrió un plano que se había traído. El viento se lo doblaba y se lo sacudía, pero pudo ver lo suficiente para saber qué dirección debía tomar para llegar al corazón de la ciudad.
Después de muchas vueltas, llegó ante el primer edificio de estilo medieval. Era un colegio, como podía verse en su entrada. Entró, dio una vuelta al patio y husmeó por los rincones oscuros donde no llegaba ninguna luz. Muy cerca de este colegio había otro; y un poco más allá, otro; empezaba a sentirse envuelto por el hálito y el espíritu de la venerable ciudad. Cada vez que topaba con algún detalle que disonaba de esta atmósfera intelectual, dejaba que su mirada resbalara por encima como si no lo hubiera visto.

Empezó a tocar una campana y se detuvo a escucharla, hasta que oyó ciento una campanadas. Pensó que se había equivocado en la cuenta: seguramente habían sido cien.

Frases escogidas

  • El pesimismo es un juego seguro. Así no puedes perder nunca, solo puedes ganar. Es el único punto de vista desde el que nunca te sentirás decepcionado.
  • Si no puedes leer con placer no puedes leer con beneficio.
  • La poesía es emoción puesta en movimiento. La emoción debe venir por su propia naturaleza, pero la medida puede ser adquirida por el arte.
  • Es maravilloso escuchar el silencio del hombre.
  • La felicidad no depende de lo que uno no tiene, sino del buen uso que hace de lo que tiene.
  • El poeta tienen su propia moral y la costumbre no es argumento para ellos.
  • ¡No haga una cosa inmoral por razones morales!
  • El tiempo lo cambia todo, excepto algo en nosotros que siempre está sorprendido por el cambio.
  • Hay una condición peor que la ceguera, y es ver algo que no es.

Un poema

Una cita fallida

No apareciste,
y el tiempo prosiguió su curso. Triste,
no tanto por faltarme tu presencia
como por comprender que te faltaba
la compasión que por condescendencia
se impone a la apatía, me apenaba
que al dar la hora anhelada en que debiste
llegar no apareciste.
No me quisiste,
tan sólo en el amor la lealtad existe,
lo sabía y lo sé, nunca estuvo en mis manos
la tuya. Aunque tal vez hubiera sido hermoso
añadir a la suma de los actos humanos
otro en que tú, mujer, un día venturoso
viniste a dar consuelo a un hombre solo y triste;
aunque no me quisiste.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.