Terenci Moix

Terenci Moix.

Terenci Moix.

Terenci Moix es el pseudónimo bajo el que fue conocido el célebre novelista y ensayista de origen español Ramón Moix Meseguer (05 de enero de 1946 – 02 de abril del 2003). Su notable trayectoria en la literatura moderna castellana se debió a su flexibilidad para abordar distintos temas con diferentes estilos y géneros literarios.

Además de ser un notable escritor, también tuvo una carrera televisiva y un puesto importante como defensor de los derechos de la comunidad homosexual. En la actualidad, existen dos prestigiosos premios literarios establecidos en su honor por haber sido pieza clave en la constitución de la literatura homosexual en España.

Perfil biográfico

Infancia y primeros años

Terenci Moix, cuyo nombre de pila es Ramón Moix Meseguer, nació el 5 de enero de 1946 en Barcelona, España. Creció junto a su hermana menor Ana María Moix —quien fuera más tarde una reconocida poeta, traductora y editora española—, en una familia del barrio barcelonés el Raval.

Mediante una entrevista para el diario El País el 14 de febrero de 2002, comentó acerca de sus estudios de la siguiente manera: “Estudié en los Escolapios, es decir… ¡con curas! Era un alumno pésimo, pero graciosillo”. No obstante, a pesar de su gracia, Moix pasó la mayor parte de su adolescencia sumido en soledad.

Una soledad que solo consiguió aminorar con su fascinación asidua por el cine. Al culminar la etapa educativa con el gremio eclesiástico siguió completando su formación académica. Estudió comerció, arte dramático, tomó clases de taquigrafía y dibujo topográfico. Determinando así, el rumbo de su vida y de su carrera profesional.

Terenci Moix: un personaje polifacético

Antes de sus inicios en el mundo literario y gracias a su amplio currículum, Ramón Moix Meseguer ejerció diferentes trabajos. Llegó a ocupar un puesto como personal administrativo, estuvo en ventas de libros y también se desempeñó como asesor literario. Asimismo, colaboró en revistas y diarios periodísticos como, por ejemplo, Nuevos Fotogramas, Tele-Exprés, Destino, Tele-Estel o El País.

Sin embargo, su talento y gran determinación lo llevó años después a descubrir su faceta de autor, dramaturgo y eventualmente traductor y narrador catalán. En la época de 1988 y 1989 Terenci Moix dio un salto a las pantallas chicas de toda España, como presentador de televisión.

Programas como Terenci a la fresca o Más estrellas que en el cielo —programa de entrevistas para personalidades de Hollywood— que eran trasmitidos por el canal 1 de TVE, lo catapultaron a la fama televisiva.

Egipto: un amor invaluable

Las grandes pasiones de Moix siempre fueron el cine y los viajes. Para el año 1962 viaja a Paris y al finalizar los sesenta, ya había conocido gran parte de Europa y Egipto. Los paisajes, la historia y la cultura de este último destino fueron una de sus más grandes musas. Lo demuestra en varias ocasiones en obras como: No digas que fue un sueño (1986) y La herida de la esfinge (1991).

El encanto de Terenci por la civilización egipcia dató de su niñez, cuando a través del cine logró percibir imágenes del antiguo Egipto. Aquellos paisajes con historia le originaron un profundo interés que profesó a través de sus obras literarias.

Tal fue su devoción por esta nación, que solicitó como última voluntad antes de partir del plano terrenal la dispersión de una parte de sus cenizas en la bahía de Alejandría. Su deseo fue respetado y cumplido tras su muerte. Después de ello, en la biblioteca de esta histórica ciudad reposa todo su legado literario.

Frase de Terenci Moix.

Frase de Terenci Moix.

El eje de la homosexualidad

No solo el género fantasioso y la civilización egipcia eran la firma visible del novelista. Su obra giraba también alrededor de una tercera temática: la homosexualidad masculina. Moix nunca concibió separar su vida pública de la privada, ambas iban a la par. Por esta razón, siempre fue abiertamente un miembro de la comunidad gay.

Su vida sentimental fue tan abierta al público, que se hizo defensor de discusiones sociales alusivas a la sexualidad, así como también se mostró en contra de movimientos que él consideraba homofóbicos. Tuvo una relación de índole amorosa con el actor español Enric Majo, que dio por terminada luego de 14 años.

Análisis de sus obras

Como todo escritor, Moix siguió diferentes corrientes a lo largo de su vida. A medida en que iba ganando experiencias personales, su trabajo evolucionaba y tomaba nuevos rumbos. Sin embargo, no existe duda de que el estilo literario de este autor apunta principalmente hacia una pasión por la cultura e historia.

Ciudades como México, Italia, Egipto o Grecia le otorgaron a este autor la inspiración para la creación de un portafolio literario sobre viajes. Asimismo, un conjunto de títulos donde prevalece la mitología grecolatina y el antiguo Egipto.

Como auténtico español, permitió que en lo profundo de sus obras se observara la cultura catalana, el periodo franquista, la sexualidad y la educación religiosa, combinando en ellas las riquezas del catalán y el castellano. Desde luego, esta mezcla de idiomas lo posicionó en la cúspide literaria como uno de los autores más valiosos de la literatura española.

Ray Sorel y las primeras obras

Al igual que Terenci Moix, Ray Sorel era el apodo adolescente con el que se hizo llamar Moix Meseguer. Para 1963, y con tan solo diecisiete años de edad, a Sorel le era fascinante la escritura de carácter policiaco. Por ello, durante ese año publicó las que serían sus dos primeras obras en el género de la novela negra: Besaré tu cadáver y Han matado a una rubia.

Década entre los 60’s y los 70’s

Tras sus publicaciones de 1963, Moix conquistó la narrativa de la lengua española con los siguientes títulos escritos en lengua catalana: La torre de los vicios capitales (1968), Olas sobre una roca desierta (1969), El día en que murió Marilyn (1970), Viaje sentimental a Egipto (1970), Mundo macho (1971) y La increada conciencia de la raza (1976).

Esta época fue una especie de iniciación como un autor respetado en la industria literaria. A partir de ahí empezó a utilizar el pseudónimo con el que mayormente se le conoce: Terenci Moix. Poco a poco sus obras se inclinaban más a la historia y cultura de los antiguos pueblos.

Los 80’s: la era de Egipto

La era de los 80’s consolidó a Terenci Moix entre los mejores autores de España. Toma fama también al convertirse en uno de los primeros en escribir tan abiertamente sobre la homosexualidad en esa época tan dura para la comunidad gay. Para 1982 terminó Nuestro virgen de los mártires, una obra escrita inicialmente en lengua castellana. En 1983 publicó Terenci del Nilo, y luego, en 1984, redactó Amami, Alfredo!

Pero no fue sino hasta 1986 cuando una obra llamada No digas que fue un sueño, le concedió la fama en toda la comunidad española. Culminó los ochenta publicando el título El sueño de Alejandría (1988).

Los 90: éxitos y trilogías

Para cerrar con broche de oro su corriente del subgénero de novela histórica, Moix publicó los siguientes títulos: La herida de la esfinge (1991), Venus Bonaparte (1994) y El amargo don de la belleza (1996). Durante la época de los 90 también escribió El sexo de los ángeles (1992), obra que causó furor en el público lector y con la cual ganó múltiples premios.

Terenci inició y terminó los 90 con grandes creaciones literarias. Se puede decir que fue la época más productiva del autor, pues no paró de lanzar libros año tras año. Al mismo tiempo que publicaba, también ideaba otros proyectos, como, por ejemplo, sus dos trilogías: El peso de la paja y Esperpentos de la España fin de milenio.

El sexo de los ángeles.

El sexo de los ángeles.

La primera es una obra autobiográfica donde Moix relata de manera jocosa su infancia en tres volúmenes: El cine de los sábados (1990), El beso de Peter Pan (1993) y Extraño en el paraíso (1998). La segunda se trata de una trilogía narrativa sobre la sociedad española, donde se incluye el sarcasmo y la opinión del autor. Se compone por los siguientes títulos: Garras de atrascán (1991), Mujercísimas (1995) y Chulas y famosas (2000).

El nuevo milenio, última obra y su fallecimiento

Con la llegada del nuevo milenio el célebre escritor dejó conocer la que sería su última obra literaria escrita en vida: El arpista ciego (2002). A partir de allí empezó a luchar sobre las vicisitudes de su salud. Moix, fumador empedernido durante 40 años, se vio gravemente afectado por un enfisema pulmonar.

Esta afección, más tarde, el 2 de abril del 2003, le provocó la muerte. Dejo el plano terrenal en su casa junto a sus dos viudas: su hermana Ana María Moix y su secretaria y fiel amiga Inés González.

Ensayista empedernido

Terenci Moix también disfrutó de escribir ensayos desde la primera persona. Además de las obras narrativas, este género llegó a ser el medio por el cual se dejaba fluir y compartía otra de sus grandes pasiones: el cine. Desde sus inicios hasta sus últimos días estuvo ligado a este tipo de producción literaria. De hecho, el último título que escribió en su lecho de muerte y que después se convirtió en su obra póstuma, Mis inmortales, años 60 (2003), es un ensayo que forma parte de una serie obras —20, 30 y 40— sobre autores de Hollywood de la época.

Lista completa de sus libros

Narrativa

  • Besaré tu cadáver. (1965).
  • El desorden. (1965).
  • Han matado a una rubia. (1965).
  • La torre de los vicios capitales. (1968).
  • Olas sobre una roca desierta. (1969).
  • El día que murió Marilyn. (1970)
  • Mundo macho. (1971).
  • Melodrama, o, La increada conciencia de la raza. (1972).
  • La caiguda de l’imperi sodomita i altres històries herètiques, (1976).
  • Sadístico, esperpéntico e incluso metafísico. (1976).
  • Lilí Barcelona i altres travestís: tots els contes, (1978).
  • Tots els contes, cuentos. (1979).
  • Nuestro virgen de los mártires. (1983).
  • Amami, Alfredo! o polvo de estrellas. (1984).
  • No digas que fue un sueño. (1986).
  • El sueño de Alejandría. (1988).
  • El peso de la paja. El cine de los sábados. (Plaza & Janés, 1990).
  • La herida de la esfinge. (1991).
  • Garras de astracán. (1991).
  • El sexo de los ángeles. (1992).
  • El peso de la paja. El beso de Peter Pan. (1993).
  • Suspiros de España. (1993).
  • Venus Bonaparte. (1994).
  • Mujercísimas. (1995).
  • Màrius Byron. (1995).
  • El amargo don de la belleza. (1996).
  • El peso de la paja. Extraño en el paraíso. (1998).
  • Chulas y famosas. (1999).
  • El demonio. (1999).
  • El arpista ciego. (2002).

    Nuestro virgen de los mártires.

    Nuestro virgen de los mártires.

Ensayo

  • Introducción a la historia del cinema. (Bruguera, 1967).
  • Iniciación a una historia del cine.
  • Los cómics, arte para el consumo y formas pop. (Llibres de Sinera, 1968).
  • El sadismo de nuestra infancia. (1970).
  • Crónicas italianas. (Seix Barral, 1971).
  • Terenci del Nilo. (Plaza & Janés, 1983).
  • Tres viajes románticos (Grecia-Túnez-México). (Plaza & Janés, 1987).
  • Mis inmortales del cine. Hollywood, años 30. (Planeta, 1996).
  • Mis inmortales del cine. Hollywood, años 40. (Planeta, 1998).
  • Mis inmortales del cine. Hollywood, años 50. (Planeta, 2001).
  • Mis inmortales del cine. Hollywood, años 60. (Planeta, 2003).

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.