Entrevista con Susana Rodríguez Lezaun, directora de Pamplona Negra

Fotografía. Cortesía de Susana Rodríguez Lezaun.

Susana Rodríguez Lezaun es periodista y escritora. Creadora de la trilogía del inspector David Vázquez, firma también Una bala con mi nombre, su última novela. Además, desde 2018, es directora del festival Pamplona Negra, cita ineludible para los amantes del género.

En esta entrevista, que le agradezco muchísimo por la amabilidad en su trato y el tiempo empleado, nos cuenta un poco sobre todo: autores y libros preferidos, proyectos, lo que destaca del panorama editorial y social actual, y varios temas más como la previsión de celebrar la nueva edición de Pamplona Negra en enero de 2021.

ENTREVISTA CON SUSANA RODRÍGUEZ LEZAUN

  • ACTUALIDAD LITERATURA: ¿Recuerdas el primer libro que leíste? ¿Y la primera historia que escribiste?

SUSANA RODRÍGUEZ LEZAUN: Leo desde antes incluso de tener uso de razón. Mis padres me traían libros ilustrados que me encantaban, y el hermano pequeño de mi madre compraba cómics increíbles. Recuerdo que el primer libro «de adulto» que leí fue un error de mi padre.

Estaba hospitalizada por una deshidratación y le pedí algo para leer, pero que se acordara de lo que ya había leído, refiriéndome a los libros infantiles. Él bajó al kiosco y vio uno titulado El jugador. Le pareció un título adecuado y me lo subió. No entendí mucho de la historia que contaba Dovstoiesky, pero descubrí palabras que no conocía y que quería comprender. A partir de entonces mis lecturas cambiaron mucho, aunque seguí con Los Hollister, Los Cinco y las sagas clásicas en los años setenta y ochenta.

Respecto a escribir, es casi lo mismo. Escribía cuentos, redacciones y pequeños relatos casi a diario. Lo que me rodeaba era mi inspiración, así que supongo que mis hermanos pequeños protagonizarían la mayoría de las aventuras.

  • AL: ¿Cuál fue el primer libro que te impactó y por qué?

SRL: Recuerdo como si fuera ayer cuánto me impresionó leer Viento del este, viento del oeste, de Pearl S. Buck. Descubrir aquellas primeras pinceladas de la cultura oriental, comprender que lo que yo creía saber no tenía nada que ver con la realidad, descubrir lo que las mujeres de todas las culturas están obligadas a hacer por el mero hecho de ser mujeres…

Creo que tenía unos once años cuando leí ese libro, todavía estaba en el colegio, y fue increíble. Lo propuse como lectura de clase, pero a la profesora no le pareció adecuado. Comprendí entonces que los libros no sólo eran entretenimiento y diversión, sino también una ventana al mundo.

Otro libro que me impactó mucho y que me hizo plantearme muchas cosas fue Matar un ruiseñor, de Harper Lee.

  • AL: ¿Un escritor favorito o que te ha influido especialmente en tu obra? Puedes escoger más de uno y de todas las épocas.

SRL: Siempre he reconocido que en mi forma de escribir han influido de manera más o menos directa escritores como Pío Baroja o Gabriel García Márquez. También Miguel Hernández por su delicadeza a la hora de hablar de los sentimientos. Después descubrí la novela negra y autores muy importantes para mí, pero creo que su influencia se queda más en el estilo literario que en la forma de escribir, en la prosa. Y desde hace muchos años, dos de las autoras que leo con más deleite son Rosa Montero y Almudena Grandes. Sus libros, su prosa, son una fiesta para mí.

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te habría gustado conocer y crear?

SRL: Crear un personaje capaz de pasar a la historia y convertirse casi en alguien real en el imaginario colectivo es el sueño de todo escritor. Sin embargo, si de alguien me habría gustado ser «madre» es de una niña de cómic cuyas historias he devorado desde pequeña: Mafalda.

  • AL: ¿Alguna manía a la hora de escribir o leer?

SRL: Para escribir necesito silencio y soledad. El cuaderno con el guion de la historia, mi ordenador, las fichas con los personajes y poco más. Soy incapaz de escribir en un sitio público, ni siquiera en una biblioteca. Sin embargo, cuando leo, puedo imbuirme en la historia y abstraerme por completo en cualquier sitio: un tren, una sala abarrotada, un banco en un parque, un avión, una sala de espera… Las palabras escritas tienen el poder de absorber toda mi atención esté donde esté.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo?

SRL: No me dedico en exclusiva a la literatura, tengo un trabajo ajeno, así que el momento de escribir es cuando puedo, y el lugar, el rincón que tengo en mi casa, con mis cosas, mi ordenador, mis bolis y cuadernos.

  • AL: ¿Tus géneros favoritos?

SRL: La novela negra, sin duda, pero soy omnívora en cuanto a literatura se refiere. Me encanta la narrativa, los libros de viajes, descubrir lo que se escribe en países remotos de África y Asia, para mí los grandes desconocidos; la poesía, los libros de cine y música

  • AL: ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

SRL: Leo muy deprisa, así que seguramente entre que escribo esto y vosotros lo leéis ya habré leído como mínimo un libro más. Ahora estoy con La corrupción de la carne, de Ambrose Parry, el pseudónimo bajo en el que publica un estupendo matrimonio de escritores británicos. Me está gustando muchísimo. El siguiente será Dócil, de Aro Sáenz de la Maza, y después me espera una recomendación que me han hecho, El largo sueño de Laura Cohen, de Mercedes de Vega.

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial para tantos autores como hay o quieren publicar?

SRL: Creo que está como siempre: complicado. La aventura no es escribir y publicar el libro, sino conseguir que llegue a los lectores. La distribución y la promoción pueden ser un problema, y eso lastra a muchos buenos autores y autoras, que tienen libros increíbles pero que no consiguen llegar al gran público.

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo en lo personal y para futuras novelas?

SRL: Sinceramente, lo único que quiero de esta pandemia es que pase y poder olvidarla. Está siendo terrible para mucha gente, también para mí. Es muy triste ver las calles vacías, las personas evitándose las unas a las otras, con la cara cubierta, con miedo.

No he encontrado nada bueno durante estos meses, y de hecho apenas he sido capaz de escribir unas pocas líneas que después eliminé. Quiero que esta crisis pase, se difumine en el tiempo, poder hablar de ella en pasado y que todos recuperemos nuestra normalidad de siempre.

  • AL: Seguiremos disfrutando de Pamplona Negra, ¿verdad?

SRL: ¡Eso espero! Estamos preparando el programa convencidos de que podremos celebrar el festival el próximo mes de enero, con las medidas de seguridad que sean necesarias en ese momento, por supuesto. Tenemos unos invitados muy interesantes, grandes nombres y alguna sorpresa. Va a ser una edición estupenda, o al menos estamos dándolo todo para que así sea, de modo que cruzaremos los dedos para que nada lo estropee.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.