Stendhal. Frases y fragmentos de sus obras en su aniversario

Marie Henri Beyle, el escritor francés más conocido por su seudónimo de Stendhal nació un día como hoy en 1793. Autor de obras como Sobre el amor, La cartuja de Parma o Rojo y negro, fue también ensayista y crítico de arte además de novelista. Adelantado a su tiempo, su famosa percepción del arte dio lugar al llamado síndrome de Stendhal, que seguro que todos hemos experimentado alguna vez. Recuerdo su figura destacando algunos fragmentos y frases de esas obras.

La cartuja de Parma

  • La vida huye: no te muestres tan difícil a la felicidad que se presenta.
  • No existe lo ridículo cuando nadie lo nota.
  • El amante piensa más a menudo en llegar a su amada que el marido en guardar a su mujer.
  • No existen obras maestras caídas en el olvido. Las mentiras, las complacencias de la pluma no pueden dar vida a un libro malo.
  • Una vez contraído este hábito fatal de la desconfianza, la flaqueza humana lo aplica a todo.
  • Lo único serio en el mundo es el amor y la felicidad que el amor da.
  • Un ser medio imbécil, pero avizor y prudente todos los días, se da a menudo el gusto de triunfar sobre los hombres de imaginación.
  • El amor descubre matices invisibles para los ojos indiferentes y saca de ellos consecuencias infinitas.
  • Ver llegar la muerte no es nada cuando se esta rodeado de almas heroicas y afectuosas, de nobles amigos que le aprietan a uno la mano en el momento del ultimo suspiro, pero como conservar el entusiasmo en medio de unos viles forajidos.

Rojo y negro

Una o dos veces, durante aquella escena, la señora de Renal estuvo a punto de sentir algo de simpatía por la desgracia real de aquel hombre que, durante doce años, había sido su amigo. Pero las verdaderas pasiones son egoístas. Además, estaba esperando a cada instante que él le confesara haber recibido también una carta anónima el día anterior y aquella confesión no llegó.
Faltaba para que la señora de Renal se sintiera completamente segura, conocer qué ideas habían podido sugerir al hombre de quien dependía su suerte. Porque, en provincias, los maridos son los dueños de la opinión. Un marido que se queja de haber sido engañado se cubre de ridículo, pero su mujer, si él no le da dinero, tendrá que trabajar de obrera a quince sueldos al día y eso, si tiene suerte, ya que las personas “decentes” sentirán escrúpulos y no querrían darle trabajo.
Una odalisca, en el harén, tiene que amar al sultán a la fuerza; es todopoderoso y ella no puede quitarle su autoridad mediante toda una serie de pequeñas finezas. La venganza del amo es terrible, sangrienta, pero también militar y generosa: una puñalada acaba con todo.

  • El amor es una maravillosa flor, pero es necesario tener el valor de ir a buscarla al borde de un horrible precipicio.
  • En los caracteres atrevidos y orgullosos como el suyo, sólo hay un paso entre la cólera contra uno mismo y el mal humor contra los demás. Los arrebatos de furor pueden proporcionar, en ese caso, un vivo placer.
  • Además de un alma de fuego, Julián tenía una de esas sorprendentes memorias que tan a menudo van unidas a la necedad

Diario de Florencia, de la obra de Roma, Nápoles y Florencia

Ahí, sentado en un reclinatorio, con la cabeza apoyada sobre el respaldo para poder mirar el techo, las Sibilas del Volterrano me otorgaron quizá el placer más intenso que me haya dado nunca la pintura. Estaba ya en una suerte de éxtasis ante la idea de estar en Florencia y por la cercanía de los grandes hombres cuyas tumbas acababa de ver. Absorto en la contemplación de la belleza sublime, la veía de cerca, la tocaba, por así decir. Había alcanzado ese punto de emoción en el que se encuentran las sensaciones celestes inspiradas por las bellas artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de la Santa Croce, me latía con fuerza el corazón; sentía aquello que en Berlín denominan nervios; la vida se había agotado en mí y caminaba temeroso de caerme.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

Sé el primero en comentar