Reseña de _Bull Mountain_. El gran debut de Brian Panowich

También ha sido mi debut en lo que se denomina ahora country noir, o la novela negra de ambiente rural. Ha sido toda una delicia y esta Bull Mountain (2015) de Brian Panowich ha caído (haciendo mucho esfuerzo por no seguir) en cinco días. Claro, venía ese pequeño pero significativo reclamo de un tal James Ellroy, cuyo agente literario es el mismo que el de Panowich. Pero además la historia sonaba bastante bien y yo tenía ganas de ponerme con este subgénero. No me ha defraudado en absoluto. Vamos con ella.

¿Quién es Brian Panowich?

Pues un bombero de Georgia, nacido en 1972, donde vive con su mujer y sus cuatro hijos. Bull Mountain le hizo ganar el International Thriller Writers Award 2016 a la mejor primera novela y el Pat Conroy Award a la mejor novela negra.

Bull Mountain

Sinopsis

Los Burroughs han vivido siempre en Bull Mountain, al norte de Georgia, traficando con whisky casero, marihuana, metanfetamina y armas. Un día Clayton Burroughs, distanciado de ellos y convertido en sheriff, recibe la visita de Simon Holly, un muy eficiente y, en apariencia, confiable agente federal. Este le plantea un plan maestro para acabar con todas las actividades ilegales en seis estados. Pero eso pasa por que Clayton tenga que mediar con el único y muy peligroso hermano que le queda ya.
Esa es la sinopsis oficial, pero la real es un despliegue de 26 capítulos que cuentan una historia desde 1949 hasta 2015. La historia de los Burroughs, cuyo árbol genealógico está plagado de alimañas a cada cual peor y donde se encuentra una oveja negra ya en el presente: el miembro más joven es un representante de la ley honesto y decente, pero que no deja de tener la violenta sangre de los suyos.
Sin embargo, Clayton Burroughs no es el protagonista principal. En saltos temporales vemos cómo se creó ese imperio criminal y cómo fueron las vidas de todos los miembros de la familia. Desde los Caín y Abel que fueron su abuelo y su tío abuelo, Cooper y Rye Burroughs, la alimaña en la que se convirtió su padre, Gareth, y los tres hijos que tiene este y que pagan las consecuencias de tanta mala sangre.
Uno, Buckley, ya las ha pagado. El mayor, Halford, es el peor. Y Clayton, el menor, que pese a su buen hacer como sheriff y su empeño por vivir tranquilo en su matrimonio, lo tendrá más que difícil con esa visita del agente Holly. Y eso que todo podría arreglarse para bien, pero la tierra, la sangre y la venganza son demasiado fuertes.

Por qué leerla

No hay más que empezar con esta frase de Julio César para dejar claro por dónde van a ir los tiros (y nunca mejor dicho):

Una vez desenvainada la espada, no dejes que ninguna noción de amor, piedad, ni siquiera la cara de tus padres, te conmueva.

Y así es durante la historia. Nada conmueve a esos canallas deleznables que son los Burroughs, un retrato a medida de la peor “basura blanca” de la América más profunda y de raíces más violentas. Y Panowich no escatima en el lenguaje áspero y duro para narrar o describir situaciones y lugares. Tampoco en presentar a los personajes sin fisuras y con contundencia, al igual que la violencia con la que impregnan todo.

Sobresale además el trío de personajes femeninos, cuyos avatares y decisiones toman y padecen tanto con dolor como con espíritu de lucha, aunque sepan que esa violencia está por encima y acabará por darles caza de una manera u otra.

Para terminar, y quien haya leído L.A. Confidencial de Ellroy quizás encuentre cierto paralelismo en el final. Yo al menos lo encontré. Y sentí el mismo… Ejem, eso me lo tengo que callar.

Ah, algo que no he podido evitar y que es un guiño a los seguidores de Stranger things. La cara de ese Clayton Burroughs puede ser perfectamente la del estupendo David Harbour, el también sheriff jefe Hooper de la exitosa serie de televisión.

En fin, una estupenda novela negra para empezar un mayo caluroso ya.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *