Recordando adaptaciones clásicas de clásicos literarios

Estamos en plena Navidad. Tiempo de asueto, días compartidos o relativamente tranquilos, toques de nostalgia en celebraciones, lecturas o cine y televisión. Días de echar la vista atrás para todo. Así que hoy traigo esta selección de adaptaciones de clásicos literarios que marcaron un hito en la historia de las series que veíamos cuando solo había dos cadenas. Seguro que todos las recordamos o, al menos, los que tenemos unos cuantos años.

Adaptaciones literarias

En este presente donde dicen que vivimos la edad de oro de las series de televisión siempre se ha tirado de adaptaciones literarias. No hay más echar un vistazo a cualquiera de las docenas largas de plataformas digitales donde la oferta es tanta que no nos da la vida para verlas. Entonces todo el mundo vio estas.

Fortunata y Jacinta – Benito Pérez Galdós

El título de Galdós se adaptó en una serie rodada en 1979, que se estrenó en mayo de 1980. Dirigida por Mario Camus, resultó ser el germen de las posteriores adaptaciones que se hicieron sobre clásicos de nuestra literatura. Fue una coproducción con Francia y el rodaje incluyó escenas en Madrid, Aranjuez, Boadilla del Monte, Villaviciosa de Odón, Toledo, Comillas, Burgos y Sevilla.

La protagonizaron Ana Belén (Fortunata) y Maribel Martín (Jacinta), entonces dos actrices que empezaban. Encabezaron un reparto con nombres tan relevantes del cine patrio como Charo López, Mary Carrillo, Fernando Fernán Gómez, Paco Rabal o Manuel Alexandre, entre muchos más. Contó con música de Antón García Abril y fue un éxito internacional que se vendió a más de 30 países.

Los gozos y las sombras – Gonzalo Torrente Ballester

Fue Charo López quien protagonizó esta magnífica adaptación de la trilogía del mismo nombre de Gonzalo Torrente Ballester. El drama rural que tiene lugar en un pueblo gallego, con la 2ª República de fondo, imaginado por el autor se convirtió en una serie de gran presupuesto con 14 capítulos.
 
La dirigió Rafael Moreno Alba y el rodaje, que empezó en diciembre de 1980, se desarrolló sobre todo en la provincia de Pontevedra y en Madrid. Se estrenó en 1982. El propio Torrente Ballester estuvo supervisando el rodaje, sobre todo en Madrid, para ver qué iban hacer con su obra. Y se mostró muy de acuerdo con el reparto de lujo elegido.
Junto a Charo López estuvieron Eusebio Poncela, Santiago Ramos y Manuel Galiana, además de los hermanos Carlos Larrañaga y Amparo Rivelles, que trabajaron juntos por primera vez.

Los pazos de Ulloa – Emilia Pardo Bazán

Estrenada en 1985, fue la adaptación televisiva de la novela homónima, y su continuación, La madre naturaleza, ambas escritas por Emilia Pardo Bazán, la escritora gallega del siglo XIX y máxima representante del naturalismo literario español.

Es una miniserie de 4 capítulos de una hora y coproducción con la RAI que dirigió Gonzalo Suárez y produjo Andrés Vicente Gómez. El director se mantuvo muy fiel a la novela, que gira en torno a la figura del marqués de Ulloa, un cacique de la Galicia rural de 1880, y unos personajes cuya existencia va a cambiar con la visita de un cura.

Se rodó durante en Galicia, fundamentalmente en el Pazo de Gondomar, en Bayona (Pontevedra), y también en Santiago de Compostela. Y contó de nuevo con un reparto de campanillas como el italiano Omero Antonutti, Fernando Rey, Jose Luis Gómez, otra vez Charo López, o Victoria Abril y Nacho Martínez.

Plinio – Francisco García Pavón

Una de las más antiguas adaptaciones, porque se estrenó en 1971 y obtuvo un gran éxito. Sin embargo, y como suele pasar en la mayoría de estos casos, a los lectores de las novelas del insigne y simpar jefe de la policía municipal de Tomelloso, creado por Francisco García Pavón, no les convenció mucho. La dirigió Antonio Giménez-Rico, que fue también guionista junto con José Luis Garci.

Se rodó en Tomelloso y sus alrededores, y fue la primera en ser en color, toda una novedad en su época. El reparto también fue de lujo, con Antonio Casal como Plinio y Alfonso del Real como su inseparable don Lotario, que acertaban en su caracterización. También estuvieron María Isbert, Antonio Gamero o Manuel Alexandre.

La Regenta – Leopoldo Alas «Clarín»

Echamos atrás a menos tiempo hasta 1995y nos encontramos con esta también lujosa adaptación del clásico de Clarín. La dirigió Fernando Méndez-Leite, como un proyecto personal que tenía desde que era estudiante. El Principado de Asturias colaboró en el rodaje de esta miniserie que consta de 3 capítulos de 100 minutos de duración.

Y la protagonizaron una muy joven Aitana Sánchez-Gijón, como Ana Ozores, casada con don Víctor Quintanar, que es el argentino Hector Alterio. Y alrededor de ella, dos hombres más: don Álvaro de Messía al que clavó Juan Luis Galiardo, y el magistral de la catedral don Fermín de Pas que recreó un espléndido Carmelo Gómez que siempre ha estado bien en todo lo que ha hecho.

Fuente: RTVE.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.