Ratas. Historias sobre ellas para celebrar el año nuevo chino

Ratas. Pocos animales con tan mala fama como ellas. Salvo alguna Rataouille de vez en cuando, las demás no gozan de cariño ni son objeto de interés más que para experimentos científicos. Pero en la literatura sí que dan para muchas historias, sobre todo de terror. Además, ayer empezó el Año Nuevo chino de la Rata de Metal. Así que ahí van estos títulos donde las ratas son las protagonistas.

Las ratas — Miguel Delibes

Clásico de la literatura española. La historia de Nini y el Ratero, que viven en una cueva y sobreviven cazando ratas en el río del pueblo, sirve de visión trágica y muy dura sobre el drama y la miseria, pero también la grandeza y la belleza de la Castilla rural de la época.

La increíble historia de… los bocadillos de rata — David Walliams

Nos vamos a la literatura infantil, donde desde los cuentos clásicos como La ratita presumida (de Perrault) o El flautista de Hamelin (de los Grimm), pasamos a un superventas contemporáneo como es Walliams. Esta es la historia de Zoe, una niña que tiene como mascota a una rata y deberá protegerla de un malvado vendedor de hamburguesas ambulante, en una aventura con mucho humor. A partir de 9 años.

¡Que nos invaden las ratas! — Begoña Oro

Begoña Oro Pradera es de Zaragoza y ademas de traductora y consultora editorial, también es autora de literatura infantil y juvenil y de libros de texto. Ganó el Premio Gran Angular en 2011 y cómo no publicar con el sello de referencia como es El Barco de Vapor.

En este libro conocemos a los alumnos de un colegio que soñaban con dar clases en un castillo encantado, hasta que un día su profesora les anunció la visita del servicio de desratización. Pero los exterminadores de la empresa que vino lanzaron un conjuro y convirtieron a los alumnos en roedores provocando una plaga en el colegio. Así que ¿lograrán esos niños encontrar una solución para que no los exterminen y volver a ser personas?

El rey de las ratas — James Clavell

Fue la primera novela de este autor australiano (inglés para otras fuentes), luego conocido por títulos como Shogun o como guionista (La gran evasión) y director de películas (Rebelión en las aulas). Clavell luchó en la Segunda Guerra Mundial y con solo 18 años fue hecho prisionero por los japoneses y enviado a una cárcel de Singapur. Esa experiencia le sirvió para escribir esta historia que también ambienta en un campo de concentración en Singapur.

Allí conviven oficiales británicos, australianos, neozelandeses, norteamericanos y canadienses, y su mayor problema es la falta de alimentos y medicinas. Solo sobreviven los más fuertes y entre ellos está Rey, un cabo norteamericano, hábil para toda clase de negocios como, por ejemplo, la cría de ratas.

El dios rata — Richard Corben

Y llegamos al terror, primero en forma de cómic, con Corben, que en este cuento nos relata las cosas terribles que se esconden en los bosques cercanos a Arkham. A ellos llega un arrogante urbanita que se embarca en una búsqueda que lo llevará a encontrarse con horrores que mezclan mutaciones lovecraftianas con leyendas indias.

Las ratas del cementerio — Henry Kuttner

Henry Kuttner formó parte del círculo de admiradores de Lovecraft que se carteaban con él. Este angelino, novelista y cuentista de terror y ciencia ficción, publicó su primer relato en 1936. Fue este terrorífico cuento sobre la lucha interminable de Masson, el viejo encargado de uno de los cementerios más antiguos de Salem, con las ratas.

El entierro de las ratas — Bram Stoker

Para terminar, uno de los relatos de terror del maestro irlandés del siglo XIX que escribió antes que Drácula. Ambientado en los bajos fondos de París, cuenta la aventura que se convierte en una persecución de pesadilla de un joven inglés que se adentra en ellos y se encuentra con varias figuras fantasmales a las que la miseria ha borrado la humanidad.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.