Qué son las preposiciones

Qué son las preposiciones

Las preposiciones nos ayudan a ordenar nuestras ideas en un texto de una forma cohesionada. Es un término gramatical que puede sernos muy útil en la escritura de cualquier texto. Debemos conocerlas para saber que las usamos adecuadamente. No por saber hablar un idioma podemos deducir si lo hacemos con corrección o no.

Pero lejos de hacer un artículo tedioso sobre este tema, aquí te daremos ejemplos de uso de las preposiciones en español. Recuerda que las preposiciones son esa lista de palabras que nos aprendimos todos de memoria en el colegio. Así seguramente sea más fácil recordarlas.

Qué son las preposiciones

Las preposiciones son categorías gramaticales o clases de palabras que sirven para unir sintagmas (normalmente nominales) u oraciones. Un sintagma es una estructura de palabras, cuya categoría principal se llama núcleo y tiene función sintáctica dentro de una oración. Por ejemplo: un sintagma nominal es: «[el perro] ladra» ([el perro] artículo determinado + nombre o sustantivo).

Por otra parte, un ejemplo de sintagma preposicional es «A mi hermana le gusta el chocolate»; la estructura introducida por una preposición [A mi hermana] es un sintagma preposicional y en este caso aloja, efectivamente, un sintagma nominal [mi hermana]. Otro ejemplo: «El asesino fue detenido por la policía» [sintagma preposicional: por la policia].

No obstante, las preposiciones en la lengua española muy comúnmente introducen oraciones. Ejemplos: «La chica de la que te hablé el otro día trabaja en la piscina municipal» [sintagmas preposicionales: de la que te hablé / en la piscina municipal] / «La vida en el pueblo es mejor de lo que recordaba» [sintagma preposicional: de lo que recordaba].

Niña estudiando aburrida

Características

Las preposiciones en español son: a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, durante, en, entre, hacia, hasta, mediante, para, por, según, sin, so, sobre, tras, versus y vía.

Algunas de ellas han caído en el desuso. Podemos encontrarlas en algunas obras clásicas, o en textos jurídicos. Cabe significa «junto a» (El cortijo está cabe el río) y so «bajo». Rara vez usaremos «cabe» o se la escucharemos a alguien más, pero «so» todavía es común en el lenguaje legal o procesal y, por ende, en medios informativos: «Las dos mujeres no pueden regresar a su país so pena de muerte». Por su parte, «versus» es un anglicismo que deberá usarse únicamente en momentos específicos (competiciones deportivas o juegos): «En el partido de hoy se enfrentan Real Madrid versus Atlético de Madrid».

Las preposiciones tienen forma invariable (nunca cambian), por eso tampoco tienen género ni número y su función es relación entre palabras, sintagmas y oraciones, como ya hemos visto. Se pueden contraer de esta manera: a + el (al) y de + el (del).

Normalmente las preposiciones las usamos para expresar movimiento, lugar y tiempo. Es lo más habitual: He ido a Florencia estas vacaciones (movimiento), Vivo en Madrid (lugar), El concierto empieza a las nueve (tiempo).

También podemos encontrar adverbios preposicionales. Un adverbio es un modificador del verbo y las preposiciones también pueden complementar a un verbo con frecuencia. Por eso podemos encontrarnos con adverbios con apariencia de preposición, muy especialmente para determinar la ubicación de algo. Estos son los adverbios preposicionales híbridos más comunes : encima / arriba, debajo / abajo, delante / adelante, detrás / atrás, dentro / adentro, fuera / afuera, enfrente.

Asimismo, existen más construcciones que incluyen preposiciones y son denominadas locuciones preposicionales, pero también conectores textuales: a causa de, a fin de, a fuerza de, a pesar de, a propósito de, acerca de, al lado de, alrededor de, antes de, en relación a, de cara a, antes de, después de, en cuanto a, en orden a, en medio de, en vez de, por culpa de, respecto a…

Bloc de notas

Usos y ejemplos

A

Usos: modo (Escribo a máquina porque me gusta), movimiento (Viajo mucho a Toledo porque trabajo allí), partes del día (Vienen a revisar la caldera a mediodía), complemento directo de persona (Veo a la vecina cada mañana), edad (Me casé a los 25 años), hora exacta / tiempo (La clase es a las ocho), expresión de lugar / distancia / día / temperatura / frecuencia (El baño está al fondo / Está a 200 km / Estamos a martes / Estamos a 20º / Hago ejercicio dos veces a la semana), complemento indirecto (A mi familia le gusta el mar), horario (Abren de 9 a 8), espacio (De Madrid a Alicante son casi 500 km).

Ante

Usos: frente a (Los niños están ante el director / María se bloquea ante los problemas)

Bajo

Usos: lugar (La bicicleta está bajo el árbol).

Con

Usos: instrumento (Hago todas las llamadas con mi móvil), compañía (Vivo con mi novio).

Contra

Usos: oposición / choque (No está bien que Mariana actué contra su hermano).

De

Usos: posesión (Este libro es de Manuel), material (La mesa es de madera), horario (La biblioteca está abierta de 9 a 8), origen / procedencia (Salgo de casa cada mañana / Hans es de Alemania), complemento del nombre (bolsa de fruta / libro de matemáticas), porción (¿Quieres un poco de tarta?), causa (Murió de cáncer), espacio (De Madrid a Alicante son casi 500 km / Voy a quitar la televisión de esta habitación), parte del día en relación a una hora (Son las 5 de la tarde).

Desde

Usos: lugar (Desde el balcón no puedo ver la farmacia), tiempo (No veo a mis hermanos desde Navidad), inicio de una acción temporal (Trabajo desde marzo hasta octubre).

Durante

Usos: extensión temporal (Dolores no fumó nada durante el embarazo).

En

Usos: lugar (Descansamos en Mallorca / La cama está en el dormitorio / Las cartas están en la mesa / Los calcetines están en la lavadora), tiempo (Volaremos en junio a Málaga / Hago mi tarea en 30 minutos).

Entre

Usos: relaciones temporales (Entre septiembre y noviembre los árboles están preciosos), personales (Entre Rosa y Julián me van a volver loca), de objetos (Estoy indecisa entre el reloj rojo y el azul).

Hacia

Usos: dirección (Tenemos que ir hacia Salamanca), hora aproximada (He quedado con Marta hacia las seis).

Hasta

Usos: punto final de una acción temporal o no / lugar (Trabajo desde marzo hasta octubre / Trabajaré hasta las seis / Comimos hasta hartarnos / Caminaré hasta el parque y volveré a casa).

Mediante

Usos: a través de / con (Hice el trámite mediante certificado electrónico).

Para

Usos: finalidad (Hago ejercicio para ponerme en forma), destinatario (Este vestido es para Sara), plazo de tiempo (Necesito terminar esto para mañana), dirección (Voy para Girona el fin de semana), opinión (Para mí que ellos no van a venir a la boda).

Por

Usos: causa (Estudio alemán por trabajo), partes del día (Trabajo por las tardes), tiempo / lugar aproximado (Iré a Madrid por noviembre / Me gusta pasear por la playa), a través de (Salió por la puerta principal), frecuencia (Doy clases de guitarra tres veces por semana), medio (Navego por internet), sustitución (Le cambió el coche por la moto), acuerdo / desacuerdo (Por mí que no venga).

Según

Usos: modo (Lo voy a hacer según me indiques).

Sin

Usos: falta de (Normalmente como pipas sin sal).

Sobre

Usos: lugar (La cámara de fotos está sobre la cama), aproximación (Hemos quedado sobre las nueve), referencia / acerca de (Me encanta hablar sobre cine).

Tras

Usos: detrás de (El río está tras aquella montaña).

Vía

Usos: por, pasar por (Enviamos la documentación vía fax / Llegaremos a Alicante vía Albacete).


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Fernando dijo

    Muy interesante articulo. Como siempre a fuerza de usarlas todo el día y sin darnos cuenta las usamos de forma defectuosa. Y cuando usamos mal el lenguaje nuestro pensamiento se empobrece fatalmente. Gracias por este simple e imprescindible articulo

    1.    Belen Martin dijo

      ¡Hola, Fernando! Muchas gracias por tu comentario. Así pasa siempre con cuestiones relacionadas con la lengua que todos usamos pero que pocos conocen. Merece la pena pensar un poco sobre ello.