Personajes literarios del día: Luis Cernuda y Sam Shepard

luis-cernuda-y-sam-shepard

A priori, Luis Cernuda y Sam Shepard, no tienen nada en común, pero sólo eso, a priori. Además de su pasión común por la literatura, también los une un número, el 5. Concretamente el día de hoy, 5 de noviembre. Tal día como hoy nacía uno y fallecía el otro, eso sí, con bastantes años de diferencia. Tal día como hoy fallecía el sevillano Luis Cernuda en Ciudad de México en el año 1963. Sam Shepard, nacería un 5 de noviembre de 1943 en Illionois, Estados Unidos.

A continuación, os presentamos un poco de cada uno, a nuestra manera y como artículo especial de sábado.

Luis Cernuda

Escribió en una ocasión el poeta sevillano:

“La poesía para mí es estar junto a quien amo. Bien sé que esto es una limitación. Pero limitación por limitación esa es después de todo la más aceptable. Lo demás son palabras que sólo valen en tanto expresan aquello que yo no pensaba o no quería decir. O sea una traición. Si te separas de mí que sea para traicionarme. El viento te distraerá con sus breves historias. Yo olvidaré lo mismo que también se olvidan un árbol y un río”.

Luis Cernuda perteneció a ese grupo de poetas conocido como la Generación del 27. Licenciado en Derecho y partidario de la República, se exilió tras la Guerra Civil a Inglaterra, Estados Unidos y México, donde finalmente moriría.

En la obra del poeta es una constante el conflicto entre “realidad y deseo”, de hecho, toda su obra poética desde el año 1936 se aglutina bajo el mismo título: “La realidad y el deseo”.

Esta evolución poética se puede dividir en dos fases, concretamente las correspondientes al antes y al después de la guerra. La primera manifiesta una evolución desde la poesía más pura (“Perfil del aire”, 1927) hasta una influencia surrealista (“Los placeres prohibidos”, 1931). Es también en esta fase donde encontramos su famosa obra “Donde habite el olvido” (1932-1933). Después de la guerra, se nota el tema nacional en sus versos y el desarraigo hacia el país que lo vio nacer. Poco a poco va trascendiendo su obra a unos niveles más metafísicos y filosóficos. 

Luis Cernuda escribía muy a menudo a la frustración del amor, a verlo como inalcanzable y “prohibido” de cara a la sociedad. También se perciben en sus versos las sensaciones de soledad, de falta de libertad y del paso del tiempo. De ahí su famoso verso: “Cuán bella fue la vida y cuán inútil”.

luis-cernuda-casa

Frases y versos del poeta

  • “Sólo sabemos invocar como niños el frío por miedo de irnos solos a la sombra del tiempo”.
  • “Tú justificas mi existencia: si no te conozco, no he vivido; si muero sin conocerte, no muero porque no he vivido”.
  •  
     “Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío”.
  • “Alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina, por quien el día y la noche son para mí lo que quiera, y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu como leños perdidos que el mar anega o levanta libremente, con la libertad el amor, la única libertad que me exalta, la única libertad porque muero”.
  • “Unos cuerpos son como flores, otros como puñales, otros como cintas de agua; pero todos, temprano o tarde, serán quemaduras que en otro cuerpo se agranden, convirtiendo por virtud del fuego a una piedra en un hombre”.

Sam Shepard

A Sam Shepard (72 años) se le considera uno de los dramaturgos contemporáneos más importantes de Estados Unidos. Sus primeras obras nacieron en la década de los 60, y además de teatro ha escrito guiones de cine, es actor y músico. Dos de sus películas más conocidas son “El informe Pelícano” y “Elegidos para la gloria”.

Es actual miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras y como distinciones honorables que ha obtenido están el Pulitzer de Teatro en 1979 por su obra “Buried Child” (“Niño aburrido) y una Beca Guggenheim.

Tiene una buena relación con el reciente Premio Nobel de Literatura, Bob Dylan con quien trabajó en la película “Renaldo and Clara” y junto con el que escribió la canción “Brownsville Girl”, una de las mejores canciones de Dylan.

Su última obra de teatro escrita ha sido “Frío en julio” (2014).

sam-shepard-y-bob-dylan

Sam Shepard junto a Bob Dylan

Frases de este autor polifacético

  • “Seguramente es una pregunta injusta, ¿no crees? ¿Preguntarle a alguien por qué es tan infeliz?”.
  • “Los caballos son como los humanos. Tienen que conocer sus límites. Una vez los descubren son felices sencillamente pastando en el campo”.
  • “Mi último refugio, mis libros, son placeres sencillos como encontrar cebollas silvestres al margen de la carretera o un amor correspondido”.
  • “La cuestión es que mi mujer se atiborra pastillas y yo bebo, es el trato acordado, una clausula de nuestro contrato matrimonial”.
  • “La democracia es una cosa muy frágil. Usted tiene que cuidar de la democracia. Tan pronto como se deja de ser responsable ante él y deje que se convierten en tácticas de miedo, ya no es la democracia, ¿no? Es otra cosa. Puede tratarse de una pulgada de distancia de totalitarismo”.

7 comentarios

  1.   Valentina Ortiz Urbina dijo

    Admiro mucho las obras de quienes se atreven a criticar el sistema en el que viven; o que expresan los sueños frustrados por la desgracia; que no tienen más recurso, que manifestar su dolor, su desesperanza y su condena. Sin embargo, me duele que encuentren en la literatura, el medio para expresar sus sueños de causar dolor, por el placer de sentirse grandes.

    1.    Carmen Guillén dijo

      Hola Valentina!

      Siento no estar de acuerdo en eso que dices de que lo hacen “por el placer de sentirse grandes”… Al menos no en lo que concierne a Luis Cernuda.

      Un saludo!

      1.    Alberto dijo

        Hola.

        Yo tampoco estoy de acuerdo con lo que dice Valentina. No quieren causar dolor, sino manifestar el suyo, canalizarlo mediante la palabra escrita. Y algunos sí que querrán sentirse grandes y buscar la gloria literaria. Pero otros seguro que no.

        Un saludo.

  2.   Alberto dijo

    Hola, Carmen.
    Gracias por tu artículo, muy interesante. Me he enterado de algunas cuestiones que desconocía. Qué bonitas las frases de Luis Cernuda. Se nota claramente en ellas su condición de poeta. Una de las cosas más tristes que pueden sucederte es tener que exiliarte.
    Un abrazo literario desde Oviedo.

    1.    Carmen Guillén dijo

      Hola Alberto!

      A Luis Cernuda se le juntaron varias desdichas: el exilio, el tener que llevar en clandestinidad su condición sexual por no estar bien visto o ser juzgado por ello, el no poder manifestar libremente sus ideales políticos por miedo a represalias, etc. No llevo lo que se dice una vida muy alegre…

      Gracias por tu comentario! Un abrazo! 🙂

      1.    Alberto dijo

        Hola de nuevo, Carmen.

        Ya, es cierto. Tenía muchos frentes abiertos en su vida. Desde luego, qué mala suerte tuvo el pobre hombre como tanta gente, destacada o no, a lo largo de la Historia. No sé por qué esa maldita manía de algunos de no respetar las ideas políticas o religiosas o la condición sexual de los otros. Como si ellos tuviesen que verse obligados a hacer o pensar lo mismo cuando no es así.

        No sabía que no llevó una vida muy alegre, pero no me extraña después de leer tu comentario.

        Gracias a ti de nuevo.

        Un abrazo desde Oviedo.

      2.    Alberto dijo

        Acabo de leer el poema de Luis Cernuda titulado “Si el hombre pudiera decir” de donde has sacado algunas de tus frases. Me acaba de llegar por correo electrónico al estar suscrito a una web literaria. Qué coincidencia que sea ese mismo poema y no otro cualquiera de él.

        Un abrazo literario desde Oviedo.

Escribe un comentario