Olavo Bilac. Aniversario de su nacimiento. Poemas

Olavo Bilac fue un poeta, ensayista  y periodista brasileño que nació en Río de Janeiro un día como hoy de 1865. Lo recuerdo o lo descubro con esta selección de poemas en su memoria.

Olavo Bilac

Desde muy joven se dedicó al periodismo y fundó las revistas A cigarra y Meio. Es considerado como uno de los poetas más importantes de su país junto a Alberto de Oliveira y Raimundo Correia. Publicó por primera vez en 1888. Fue un libro titulado Poesías al que siguieron crónicas, conferencias y obras infantiles y didácticas. También ejerció cargos públicos y fue uno de los fundadores de la Academia Brasileña de Letras. Su obra póstuma fue Tarde y se publicó en 1919.

Poemas

Exilio

¿Ya no me amas? ¡Bien! Partiré desterrado
de mi primer amor a otro amor que imagino…
Adiós carne amorosa, rapazuelo divino
de mis sueños, ¡adiós bello cuerpo adorado!

En ti, como en un valle, me adormecí embriagado
en un sueño de amores a mitad del camino;
quiero darte ya mi último beso peregrino
como quien abandona la patria, desterrado.

¡Adiós, cuerpo fragante, patria de mi embeleso,
nido de blandas plumas de mi primer idilio,
jardín, en que hecho flores, brotó mi primer beso!

¡Adiós! Ese otro amor ha de amargarme tanto,
como el pan que se come lejos, en el exilio,
amasado con hieles y humedecido en llanto.

Vanidad

Ciego, febril, insomne, con nerviosa porfía,
pule el artista el mármol de la estrofa anhelada:
quiérela palpitante, quiérela emocionada,
quiere infundir al mármol un temblor de agonía.

Triunfa gallardamente de la forma bravía;
lucha, repule, y la obra resplandece acabada:
-«¡Mundo que con mis manos arranqué de la nada!
¡Hija de mi trabajo!-luce a la luz del día.

«Llena de mis angustias y encendida en mi fiebre,
eras la piedra tosca; te di brillo profundo
e iricé tus facetas con esmeros de orfebre.

Puedo esperar, pues vives, una muerte serena».
E imagina que exhausto rodará al pie del mundo,
y, ¡oh vanidad!, sucumbe junto a un grano de arena.

Vita nuova

Si con los mismos ojos abrasados,
al mismo gozo antiguo me convidas,
mata el recuerdo de las horas idas
en que los dos vivimos separados.

Y no me hables de lágrimas perdidas,
ni me culpes por besos disipados;
caben en una vida cien mil vidas,
como en un corazón cien mil pecados.

¡Te amo! ¡La llama del amor, más fuerte
revive. Olvida mi pasado, loca!
Qué importa el tiempo que viví sin verte,

si aún te quiero, después de amores tantos,
y si aún tengo, en los ojos y en la boca,
nuevas fuentes de besos y de llantos!

A las campanas

¡Campanas de las torres, resonad clamorosas!
La tierra nuestro anhelo de infinito no sacia,
queremos la conquista de un mundo en que las cosas
se eternicen en una primavera de gracia.

Desde aquí, desde el fango de estas playas tediosas
hasta donde el zafiro de los cielos se espacia,
llevad en vuestras voces nuestras voces llorosas
y el grito milenario de la tierra en desgracia.

En repiques festivos, en dobles de amargura,
en rebatos de angustia, todo lo que sufrimos
llevadlo a la impasible soledad de la altura.

Y ¡oh campanas! decidles en clamores supremos,
nuestro dolor a aquellos astros en que nacimos,
nuestra esperanza a aquellos astros a donde iremos!

Lengua portuguesa

La última flor del Lacio, inculta y hermosa,
Eres, al mismo tiempo, esplendor y tumba:
Oro nativo, que en mezclilla impura
La mina áspera entre las gravas de navegación …

Te amo así, desconocido y oscuro,
Tina de alto ruido, lira simple,
Que tienes el cuerno y el silbido de la procela
¡Y la atracción del anhelo y la ternura!

Amo tu salvajismo y tu aroma
¡De selvas vírgenes y amplio océano!
Te amo, oh lengua grosera y dolorosa,

En cuál de la voz maternal escuché: «¡hijo mío!»
Y en el que Camões lloró, en amargo exilio,
¡Genio sin suerte y amor sin brillo!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.