Novelas de ciencia ficción

Novelas de ciencia ficción

La narrativa de ciencia ficción ha crecido exponencialmente según fue avanzando en décadas el siglo XX. Pero surgió mucho antes. Hay quien dice que Frankenstein o el moderno Prometeo de Mary Shelley fue la primera de todas estas novelas que hoy en día apasiona a grandes y pequeños. Pero esta fascinación por la ciencia ficción, como decimos, viene de más atrás.

Hoy en día se siguen creando ficciones que también entran dentro de la ciencia ficción, como por ejemplo, la aclamada El cuento de la criada, ideada por Margaret Atwood. Si bien, de un modo estricto, el género necesita de la ciencia, algo muy real y refutable, que se mezcla con alternativas ficcionales. Dicho de otra forma, el conocimiento científico se expande gracias a la ficción. Aunque muchas distopías gozan de pertenecen al género. Como sea, siempre es difícil hablar de novelas de un género en el que hay tanto y tan bueno. ¡Veamos, pues, algunos ejemplos de novelas de ciencia ficción.

Las novelas de ciencia ficción

Mary Shelley pudo ser la gran pionera de la ciencia ficción; y otra mujer, Ursula K. Le Guin se encargó de otorgarle dignidad literaria a la ciencia ficción contemporánea. Luego están los autores clásicos imprescindibles, como Isaac Asimov, Ray Bradbury, Aldous Huxley, George Orwell, Stanislaw Lem, H.G. Wells o Philip K. Dick, los cuales desarrollaron su obra durante el boom de la ciencia ficción en la mitad del siglo XX.

Con todos ellos se produce una mezcolanza que caracteriza al género. Porque muchas de las grandes obras de estos escritores son distopías que con habilidoso ingenio imaginan inquietantes perspectivas futuristas. Y por ello es de gran ayuda entonces introducir elementos electrónicos y avances tecnológicos. Otras obras están enmarcadas en el oscuro e infinito espacio, lugar al que viaja nuestra mente cuando pensamos en el género. Incluso la fantasía y la ciencia ficción también se dan la mano.

Por tanto, la imaginación y originalidad en la ciencia ficción son innegables, las posibilidades son muy muy amplias. Y esto, unido a los esquemas visuales a los que tan bien se adaptan las historias ha provocado que se hayan generado multitud de adaptaciones cinematográficas, que a su modo han sabido consagrar el género también en plataforma audiovisual (aunque a veces con mayor o menor acierto).

De igual manera nadie duda de la importancia que tiene el género para el desarrollo de la cultura y de la expresión literaria. Además, muchos son los nuevos autores que se animan a crear historias de ciencia ficción con calidad y que nos ayudan a entender mejor este mundo.

Asimismo, este género, además de comprender nuestra sociedad y de hacernos conscientes de lo que nos rodea, nos pone en alerta ante los peligros que ya están aquí. Igualmente nos ayuda a soñar y a seguir creyendo que de verdad otras realidades son posibles. La ciencia ficción se constituye en perfecta armonía con la fantasía y lo que puede ser perfectamente plausible. ¿O acaso hubiéramos creído hace cientos de años, o incluso décadas, que los teléfonos inteligentes, los coches eléctricos o los viajes espaciales podrían ser reales y parte de este mundo? De decírnoslo, eso nos hubiera parecido ciencia ficción.

Planeta y espacio

Novelas de ciencia ficción: algunos títulos notables

Un mundo feliz (1932)

Uno de los grandes libros pioneros del pasado siglo. Escrito por Aldous Huxley quien nos da una perspectiva dormida, casi alelada, de los humanos quienes han perdido su humanidad en esta distopía. Porque las personas, además de ser concebidas en probetas, son clasificadas desde antes de su nacimiento para tener una posición en la sociedad. De alguna manera se elimina la disyuntiva de la libertad, ¿qué hacer con ella? ¿Hacia qué o dónde dirigir nuestra vida? Finalmente todos tienen una función en la escala social. En este sistema todo el mundo es feliz y nadie piensa nunca en rebelarse.

1984 (1949)

1984 es una novela de George Orwell que propone otro sistema totalitario en el que todos los pasos y acciones de los ciudadanos se encuentran vigilados todo el tiempo, también en sus propios apartamentos. No hay lugar para ningún movimiento que se considere fuera del orden; el trabajo, las relaciones e incluso el pensamiento se encuentran controlados bajo la férreo ojo del Gran Hermano. 1984 es, sin duda, una de las novelas más impactantes  y notables del siglo XX.

Crónicas marcianas (1950)

Ray Bradbury es uno de los autores clave de la ciencia ficción; ha escrito relatos, guiones cinematográficos, novelas  y también obras teatrales. Crónicas marcianas está compuesta por una serie de relatos que narran la colonización del planeta Marte por la humanidad. Esta debe abandonar la Tierra y pretende convertir el nuevo planeta en una copia exacta de lo que dejaron en el planeta azul. Se muestra la relación de los colonos y los marcianos a modo de revisión de lo que ya ha venido ocurriendo en nuestro planeta desde siglos atrás con conquistas e invasiones. Unos relatos sorprendentes que mueven a la reflexión.

Fahrenheit 451 (1953)

La novela más celebrada de Ray Bradbury. Muchos ya sabrán que su título se debe a que es a esta temperatura a la que arde el papel. Y de fuego va el asunto. Esta es la historia de Guy Montag un bombero en cuyo mundo los profesionales de su campo se dedican a provocar incendios, no a sofocarlos. Su trabajo es quemar libros, porque estos objetos solo causan sufrimiento con las ideas que contienen. La lectura está prohibida y es un auténtico acto subversivo guardar libros den casa. Este en particular es un libro que merece la pena releer siempre.

2001: Una odisea espacial (1968)

La obra de Arthur C. Clarke quizá sea más conocida por el peliculón que dirigió Stanley Kubrick. Sin embargo, este es uno de esos libros que han marcado el camino de la consabida pregunta: ¿estamos solos en el universo? Se trata de un viaje espacial en la desesperación humana por encontrar respuestas. Es una historia enigmática en la que tiempo y espacio se contraponen, en la que las grandes cuestiones existenciales son protagonistas. Por otro lado, también es justo decir que el autor contribuyó en gran medida en la película de Kubrick.

La mano izquierda de la oscuridad (1969)

Es una sorprendente novela de la escritura Ursula K. Le Guin que ha confirmado que la ciencia ficción es un género valioso por sí mismo y respetado. La autora creó un mundo llamado Gueden en el que sus habitantes no tienen un sexo permanente ni un género definido, son andróginos y cuentan con una biología mutable dependiendo de en qué momento del mes se encuentren. Una novela capaz de romper todos los tabúes.

Frontera oscura (2020)

Premio Minotauro 2020, Frontera oscura pone la nota novedosa a esta lista, lo que demuestra que el género potente y de calidad sigue más vivo que nunca. La novela de Sabino Cabeza nos transporta al espacio más oscuro y remoto. La población humana se ha extendido por miles de planetas. Por otra parte, agujero negro ha aparecido a la vez que una nave misteriosa, al borde de dicho agujero. La capitana llamada Florence Schiaparelli deberá decidirse entre salvar a la tripulación de esa nave o avanzar en el estudio del agujero. La novela señala cada característica de la tradicional ciencia ficción del espacio.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.