No hables de tu libro hasta haberlo acabado…

Carlo Emilio Gadda

Muy pocos escritores se muestran inclinados a hablar de sus creaciones hasta haberlas finalizado y esto se debe a diferentes cuestiones entre las que destacan dos de ellas.

Algunos creen que es el mejor método para no dar lugar al plagio o a los sutiles apoderamientos de ideas ajenos, es no exponerlos al resto de mortales hasta que estos se hallen impresos en negro sobre blanco en la estantería de una librería y con su consiguiente código de barras.

Otros sin embargo creen que no es bueno dorar demasiado el pescado y que el libro debe de hablar por sí mismo acerca de él una vez que haya visto la luz, y que no deben de ser ellos los que levanten expectativas. Estos además suelen tener un componente supersticioso que también les influye a la hora de poner punto en boca.

El italiano Carlo Emilio Gadda confeso en su día que no hablaba de lo que estaba escribiendo hasta acabarlo y que lo hacía “Por dos motivos. El primero es que soy supersticioso. La mía es una superstición especial, lógico-combinatoria, basada en cálculos precisos y no en miedos irracionales. Pues bien, estos cálculos me enseñan que no debo revelar lo que todavía no está acabado”.

Más información – Delibes y lo que es trabajar

Foto – Isola di rifiuti

Fuente – Escribir es un tic (Francesco Piccolo)

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *