Myriam Imedio. Entrevista con la autora de La isla más remota del mundo

Fotografía: RBA.

Myriam Imedio, periodista y escritora, acaba de sacar nueva novela, La isla más remota del mundo. Autora autopublicada en sus inicios, ya lleva títulos como La esperada lluvia y El séptimo punto de Selleck. En esta entrevista nos habla de ella y de mucho más. Le agradezco mucho su tiempo y amabilidad para atenderme.

Myriam Imedio — Entrevista

  • ACTUALIDAD LITERATURA: Tu última novela es La isla más remota del mundo. ¿Qué nos cuentas en ella y de dónde surgió la idea?

MYRIAM IMEDIO: En La isla más remota del mundo se habla de salud mental, de luces y sombras, de los límites del ser humano y de la maldad en estado puro. La isla no es solo una isla física y ahí radica lo interesante de la novela. Además, su protagonista es un personaje muy potente que se embarca en un viaje inesperado que cambiará la vida de muchas personas.

La idea surgió cuando vi una noticia en televisión sobre el magnate de Wall Street, Jeffrey Epstein, sobre su isla Little Saint James, un paraíso en el Caribe. La llaman la ‘isla pederasta’ o ‘isla de las orgías’. Ricos y famosos iban allí y abusaban de chicas, de menores, y hacían todo tipo de aberraciones. Me inspiró la realidad y el horror.

  • AL: ¿Puedes recordar alguna de tus primeras lecturas? ¿Y la primera historia que escribiste?

MI: Recuerdo con mucho cariño leer El principito cuando era pequeña, historia que he releído a lo largo de los años porque siempre sacas un aprendizaje nuevo. Y también recuerdo leer en el colegio una novela llamada Me gustan y asustan tus ojos de gata de José María Plaza. Me encantó y estaba nerviosa porque el autor venía al colegio a dar una charla y firmar ejemplares. La primera vez que un autor me dedicaba un libro. Esas cosas no se olvidan. Y escribo desde que tengo uso de razón, ojalá recordara la primera historia que escribí. Seguro que era de animales porque leía fábulas y cuentos sin parar. 

  • AL: ¿Un escritor de cabecera? Puedes escoger más de uno y de todas las épocas. 

MI: De cabecera como tal, no. Pero me gustan muchísimos autores. Oscar Wilde, Foster Wallace, Paul Auster, Susanna Tamaro, Zafón, Rosa Montero. Leo todos los géneros así que hay infinidad de escritores que me aportan y me enseñan.

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear? 

MI: El primero que me viene a la cabeza es Fermín Romero de Torres, me parece un personaje tan real, tan locuaz y adorable. La sombra del viento no hubiera sido lo mismo sin él. También a Holden Caulfield, el protagonista de El guardián entre el centeno. Y al Dr. Hannibal Lecter, de El silencio de los corderos. Se me están ocurriendo muchos, je, je.

  • AL: ¿Alguna manía o costumbre especial a la hora de escribir o leer? 

MI: Escribo con la televisión encendida. No puedo estar escribiendo en absoluto silencio. Y necesito tener algo de beber cerca. Sobre todo café. Siempre que escribo una novela no me pueden faltar las fichas de los personajes, en eso sí soy muy rigurosa. Puede que no tenga toda la trama clara cuando me pongo a escribir, pero los personajes sí. Necesito saber cómo son, cómo piensan, qué han vivido, cómo hablan. Así conecto con ellos mucho mejor y escribo de forma más fluida. A la hora de leer, soy de las que subrayan los libros, doblan las esquinas, tomo notas en los márgenes… Algunos se estarán llevando las manos a la cabeza ahora mismo, je, je.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo? 

MI: Normalmente escribo en la cama rodeada de libros, folios, apuntes… En el caos encuentro el orden. Momento, cuando se pueda, pero si me siento a escribir es porque sé que tengo tres o cuatro horas por delante. No sé escribir a ratitos. No puedo dedicarle veinte minutos y dejarlo. Antes escribía mucho por la noche, ahora soy más diurna. Eso sí, tomo notas a cualquier hora del día. Las libretas no se separan de mí nunca.              

  • AL: ¿Hay otros géneros que te gusten?

MI: Leo todos los géneros. No elijo el libro que quiero leer por el género si no por la historia, protagonista, sinopsis, época… Y me gusta que sea así. El thriller y la novela negra me llaman mucho por la rapidez, los giros, la intriga, pero también me atraen las novelas intimistas o históricas. Hay auténticas maravillas y no las voy a dejar de lado por ser de un género o de otro. 

  • ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

MI: He terminado Una chica desconocida, de Mary Kubica, me quedan cincuenta páginas de Invisible de Paul Auster y luego empezaré El espía que surgió del frío de John Le Carré. Ahora estoy en pleno proceso de organización para la siguiente novela, documentándome, buscando escenarios, pensando… Luego, vendrá la escritura. 

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial y qué te decidió a ti para intentar publicar?

MI: Difícil. Hay mucha oferta y no tanta demanda como desearíamos los escritores. Cuando terminé mi primera novela llamé a muchas puertas y no se abrió ninguna, veía que pasaban los meses, incluso un año o más y en ese momento decidí autopublicar en Amazon. Quería saber si gustaba, si llegaba al lector, si emocionaba, si querían más, tener feedback. Y me lancé. No quería guardar la novela en un cajón. La experiencia fue muy muy positiva.

Con la segunda novela gané un premio literario y tuve la gran suerte de publicar con Roca Editorial. Ahora es RBA la que ha apostado por mí y estoy emocionada, feliz, nerviosa. Todo llega cuando tiene que llegar. Hay que ser perseverante y no tirar la toalla si realmente tienes claro tu objetivo. 

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo para historias futuras?

MI: Creo que es duro para todos, para mí también, claro. Estoy en la fase de hartazgo, tengo “fatiga pandémica”. Siempre me quedo con algo positivo, hay que ver el vaso medio lleno aunque, a veces, te gustaría estrellarlo contra el suelo. Fíjate que en el confinamiento se consumió muchísima cultura, se leyeron libros como nunca, se seguían conciertos en redes sociales, tertulias literarias… La cultura nos evadió de la realidad. Nos salvó en cierto modo. Con eso me quedo. Las situaciones complicadas inspiran, sacaré lo mejor de esta época que estamos viviendo. 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.