Mónica Rodríguez y Pedro Ramos, Premio EDEBÉ de literatura infantil y juvenil

Fotografía cortesía del departamento de prensa de Edebé.

Mónica Rodríguez (Oviedo, 1969), con la novela Rey, y Pedro Ramos (Madrid, 1973), con la novela Un ewok en el jardín, son los ganadores de la XXX edición del Premio Edebé de Literatura Infantil y Juvenil.

Novelas ganadoras

Se trata de dos obras que conmocionan por la dura realidad que presentan, con un lenguaje en el que a menudo, son tan importantes las palabras como los silencios.

Rey

Inspirada en un hecho real, es un viaje a las profundidades del alma humana que nos propone Mónica Rodríguez para intentar entender cómo puede sentirse un niño que debe sobrevivir entre una manada de perros callejeros, en los que encuentra competencia y amor. Una historia llena de poesía, a través de nevados paisajes y bosques profundos, que indaga en cómo el pequeño se enfrenta al abandono, al maltrato o la soledad, y sobre todo a las bestias… sean animales o humanas.

Un ewok en el jardín

Pedro Ramos aborda los oscuros estados de ánimo, las características de la depresión y el suicidio, plaga que se está extendiendo en la sociedad, entre jóvenes que parecen tenerlo todo y, sin embargo, sienten que no son nada. Esta novela es el recordatorio de que, pese a los sabotajes de la mente, que en algún momento nos castiga a todos con la culpa, la tristeza y el autocastigo, incluso con la idea de quitarnos la vida, siempre hay algo que añadir a esa lista de motivos para seguir vivo.

30 años con la literatura infantil y juvenil

En esta edición se cumple el 30 aniversario desde que el Premio Edebé de Literatura Infantil y Juvenil comenzó su andadura.

Este año el premio ha recaído en dos autores que tienen una dilatada y reconocida carrera en la literatura infantil y juvenil. La participación en el certamen es anónima y el jurado cada año lanza sus hipótesis sobre quién se esconde tras la plica ganadora sin dejar de sorprenderse una y otra vez, pero lo cierto es que desde enero de 1993 han leído y premiado obras maravillosas, descubierto nuevas plumas y contribuido a consolidar la carrera de autores ya consagrados.

La editorial se siente orgullosa de la intuición del jurado y algunos de los mejores ejemplos de su criterio son: el ganador de la primera edición en la categoría juvenil, un por aquel entonces desconocido Carlos Ruiz Zafón que, con solo 28 años, se llevaba el premio con El Príncipe de la Niebla; o las tres obras galardonadas con el Premio Edebé que obtuvieron después el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, ratificándolas como obras excepcionales en su género: La isla de Bowen, de César Mallorquí, Palabras envenenadas, de Maite Carranza y este 2020, El efecto Frankentein de Elia Barceló.

También el Premio Edebé traspasa fronteras y son ya más de 143 las ediciones internacionales del conjunto de los premios, traducciones en 25 países y a 22 lenguas diferentes, desde el alemán, francés, italiano o portugués, al persa, hebreo, chino o coreano. De esas traducciones son estandarte el ganador en la categoría Infantil de 2013, Musgo, de David Cirici, que consiguió también el prestigioso Premio Strega Ragazzi 2017, y Palabras envenenadas publicado en 16 países.

El premio

El Premio Edebé cuenta con una dotación económica total de 55.000 euros (30.000 € para la obra juvenil y 25.000 € para la obra infantil), siendo uno de los premios de mayor cuantía del país. A esta XXX edición se han presentado 239 manuscritos originales procedentes de todos los rincones de España y de muchos otros países del mundo, en especial de Latinoamérica. De esos, 140 se han presentado en la modalidad infantil y 99 en la modalidad juvenil; 193 estaban escritas en castellano, 29 en catalán, 9 en gallego y 8 en euskera.

Las obras saldrán publicadas en marzo en papel y en ebook en las 4 lenguas del Estado, así como en braille. Y desde 2017, gracias a un acuerdo alcanzado con la plataforma Storytel, se publican también en audiolibro.

Fuente: Departamento de prensa de Edebé.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.