Mis lecturas negras y rosas de julio y agosto. 1ª entrega: las negras

Se acaba agosto y con él los calores infernales. Yo los he ido capeando a la vez con intensidad y ligereza en mis lecturas. Es decir, con fuego, sangre y crimen en los días más negros de sudores. Y con romances, veleidades y erotismo en los más suaves. Ha habido más libros y relecturas, desde luego, pero tenía que seleccionar. Así que ahí están las 3 más negras en esta 1ª entrega.

Van tres títulos muy internacionales que firman un norteamericano, un italiano y un francés.

No hay cuervos – John Hart

El norteamericano John Hart se había quedado conmigo este invierno cuando leí Redención. Después me hice con El rey de las mentiras, que no terminó de convencerme. Ahora ha sido este No hay cuervos, que sí que ha vuelto a acertar. Me gusta el estilo de este escritor, su prosa y su creación de personajes con bastante profundidad. En esta novela vuelve a componer una buena trama y esos personajes también sobresalen.

Una comunidad pequeña sacudida por la desaparición de una niña. Un año después, John Merrimon, su hermano de 13 años, ve cómo la tragedia tiene a su madre hundida en la depresión y la droga e hizo desaparecer también a su padre. Empeñado en encontrarla, o por lo menos buscarla, se dedica a investigar por su cuenta, con la ayuda de algún amigo y también con la connivencia del policía responsable del caso, el detective Clyde Hunt.

Hunt, también obsesionado con el caso, tiene enfrente a sus mandos y a su propia obsesión, que lo ha llevado a implicarse emocionalmente con sentimientos encontrados hacia la madre del chico. La aparición de un exconvicto gigante y perturbado, un inquietante accidente de tráfico del que el chico es testigo y la desaparición de otra niña terminan de complicar las cosas. Y los sospechosos empiezan a ser muchos.

Así es como se mata – Mirko Zilahy

Novela de debut de este escritor italiano, la tenía en cartera desde hace tiempo y por fin he podido cogerla. Y, sinceramente, había esperado más, aunque siempre está bien pasearse por Roma sea como sea. Aquí muy lluviosa, oscura y con un monstruo atroz apodado la Sombra que puebla su mundo subterráneo. Pero… el comisario Enrico Mancini y su equipo se quedan antes de llegar.

Mancini, el típico policía europeo que ha estado de cursos sobre perfiles criminales en el FBI, también es el clásico estereotipo de hombre atormentado por la pérdida de su mujer a causa del cáncer. Está en su peor momento, aunque su equipo, competente y eficaz, se mantiene a su lado.

Pero ni la historia ni el ambiente ni la resolución alcanzan ese punto que me lleva a cerrar un libro, suspirar y asentir de satisfacción. Quizás es demasiado sombrío y se espera más de un personaje principal que puede dar algo mejor. Además, no puedes evitar comparaciones con otros polis italianos con mucho más carisma como Schiavone o Ricciardi, por poner solo dos ejemplos. Pero tal vez es que solo haya que darle otra oportunidad.

Efecto dominó – Olivier Norek

Muy buena esta novela de este teniente de la policía judicial francesa. Cómo se nota cuando los polis de verdad se ponen a escribir negra. Solo tienen que coger la realidad y cambiarle los nombres. Estructura de engranaje perfecto. Un álter ego de protagonista, el capitán Victor Coste (de quien además me he llevado un beso), sin estridencias, vicios excesivos o torturas personales, solo muy cansado de esa realidad tan oscura que ve cada día. Un equipo también muy real, con su camaradería, su instinto de protección al compañero y sus conflictos morales.

Una trama muy bien construida con personajes muy buenos, además de una crítica feroz al sistema judicial y sobre todo de prisiones. Y ese efecto dominó que se va dando en las decisiones y actos que entrecruzan a todos. Para colmo, narración fluida y de golpes y giros dramáticos sin concesiones.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *