María Suré. Entrevista con la autora de Lágrimas de polvo rojo

Hablamos con la escritora María Suré sobre su obra.

Fotografía: María Suré. Perfil de Facebook.

María Suré es salmantina de nacimiento pero se traslada a Valencia a los 21 años y estudia Ingeniería Informática. Trabaja como analista y desarrolladora de software, pero como le apasionaba la lectura y la escritura, en 2014 escribe su primera novela, El color del perdón. Después siguieron Proyecto B.E.L., Huérfanos de sombra y ahora el pasado junio presentó Lágrimas de polvo rojo. En esta extensa entrevista nos habla de ella y de mucho más. Le agradezco muchísimo su tiempo y gentileza para atenderme.

María Suré — Entrevista

  • ACTUALIDAD LITERATURA: Tu última novela publicada se titula Lágrimas de polvo rojo. ¿Qué nos puedes contar de ella y de dónde surgió la idea?

MARÍA SURÉ: La idea surgió en el momento en que decidí ambientar la siguiente novela en Valencia, la ciudad que tan bien me ha acogido durante los casi treinta años que llevo viviendo en ella. Comencé a documentarme sobre la historia de la ciudad y descubrí historias verdaderamente interesantes que me llevaron de cabeza a la trama que se desarrolla en Lágrimas de polvo rojo. En ella tiene mucha importancia lo que ocurría en la ciudad en la época de la Valencia Foral Moderna (siglos XV y XVI), en la que el verdugo ajusticiaba a los condenados con distintas penas de muerte según el crimen que hubieran cometido y sus cadáveres eran expuestos en ciertas zonas de la ciudad como advertencia para el resto de la población.

En la actualidad, existe un jardín llamado El jardín de Polífilo que se construyó como homenaje a la historia que se cuenta en un manuscrito del siglo XV muy particular: El Hypnerotomachia Poliphili (Sueño de Polífilo en castellano). Se trata de un incunable repleto de jeroglíficos y escrito en varios idiomas, uno de ellos inventado. Su autoría se atribuye a Francesco Colonna, un monje de la época, algo curioso si se tiene en cuenta la cantidad de grabados con alto contenido sexual que contiene dicho manuscrito. Es una maravilla de libro del que se conservan varios ejemplares en España, todos ellos marcados por la censura de una manera u otra. A unos les faltan páginas, otros están tachados, quemados… La obra completa está disponible de manera gratuita en Internet y os animo a que le echéis un vistazo porque creo que os gustará.

En Lágrimas de polvo rojo, un asesino recrea alguno de los escenarios de la época en la que se ajusticiaba a los reos en Valencia para cometer sus crímenes en la actualidad. El jardín de Polífilo es uno de los lugares elegidos por este asesino y la policía tendrá que estudiar el antiguo manuscrito para descubrir quién o quiénes están detrás de las muertes y por qué.

Por cierto, el título es muy importante en esta novela. Cuando el lector descubra el porqué, entenderá muchas cosas y las piezas comenzarán a encajar en su cabeza.

  • AL: ¿Puedes recordar alguna de tus primeras lecturas? ¿Y tu primer escrito?

MS: Cuando era muy pequeña me encantaban los cuentacuentos. Mis padres me compraban muchísimos. Ponía la cinta de casete e iba siguiendo la lectura en el cuento mientras la escuchaba. Alguno me los aprendía de memoria. Creo que ahí descubrí mi pasión por la lectura. Unos años más tarde devoraba todos los libros de Los Cinco, que aún conservo. Después, cuando fui un poco más mayor, recuerdo que esperaba con ansia la llegada del Bibliobús que pasaba por mi pueblo cada quince días para conseguir todos los libros que quería leer. 

Empecé a escribir cuando tenía diez o doce años, no lo recuerdo muy bien. Escribí una novela de aventuras al estilo de los Cinco. Lo hice a lápiz, con dibujos de las escenas más importantes. Tendrá unas treinta páginas y aún conservo el manuscrito lleno de tachones, faltas ortográficas y notas al margen. La guardo con mucho cariño porque era la manera en la que mi yo infantil imaginaba ya las historias en su cabeza y sentía la necesidad de plasmarlas en papel. 

  • AL: ¿Un autor de cabecera? Puedes escoger más de uno y de todas las épocas. 

MS: ¡Qué difícil elegir entre tantos buenos escritores! Antes leía mucho a Patricia Highsmith, John le Carré, incluso Stephen King tuvo un lugar estelar entre mis lecturas de adolescencia. Como autores más recientes me decantaría por Dolores Redondo, Maite R. Ochotorena, Alaitz Leceaga, Sandrone Dazieri, Bernard Minier, Niklas Natt och Dag, Jo Nesbø, J. D. Barker… 

Un escritor que he descubierto este año y cuyo estilo me gusta mucho es Santiago Álvarez.

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear? 

MS: En mi opinión, el mejor personaje de la historia de la literatura negra es el de Lisbeth Salander de la saga Millennium. Es perfecto. Me encantan esos personajes que aparentemente son débiles, se encuentran desvalidos y suelen atraer a depredadores que se creen con el derecho de aprovecharse de ellos. Personajes que, empujados por unas circunstancias que los ponen al límite, sacan de no se sabe dónde una fuerza interior que hace que puedan mover montañas y dejan al lector con la boca abierta. 

  • AL: ¿Alguna manía o costumbre especial a la hora de escribir o leer? 

MS: Me gusta aislarme del entorno a la hora de escribir para concentrarme. Me pongo los auriculares y escucho música. Muchas veces escucho canciones que estén en sintonía con lo que estoy escribiendo. Utilizo música más melancólica para escenas tristes, o rock para escenas que requieran más acción. Con la última novela empecé a hacer una lista de reproducción en Spotify de las canciones que más escuché durante el proceso de escritura y me gustó la experiencia. Está publicada en mi página web y puede acceder a ella cualquiera que le apetezca.

En otras ocasiones escucho simplemente sonidos de la naturaleza y sobre todo lluvia. Esos sonidos me relajan mucho cuando estoy escribiendo. Imagino que también depende de mi estado de ánimo en cada momento.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo? 

MS: Me encantaría tener un momento preferido y poder cumplir con los horarios, pero es complicado cuando no te dedicas solo a esto. Al final voy buscando huecos y el momento del día puede ser muy variado. Por la mañana temprano, a la hora de la siesta, de madrugada…  El momento ideal es aquel en el que la casa se queda en silencio y tus personajes empiezan a reclamarte atención. Intento dedicarle unas horas cada día, pero no siempre es posible.

Antes escribía a mano y lo hacía en cualquier sitio, pero entendí que hacerlo así me suponía el doble de tiempo al tener que transcribir todo de nuevo al ordenador. Ahora escribo siempre en mi escritorio, mi pequeño rinconcito en el que soy feliz por unas horas cada día.

  • AL: ¿Hay otros géneros que te gusten? 

MS: Intento leer de todo. Es cierto que he leído novelas que no pertenecen al género negro y que me han encantado. Creo que a uno le gusta una novela por cómo está escrita y por su trama independientemente del género al que pertenezca. Lo que ocurre es que, a la hora de elegir, siempre me inclino hacia el negro, tanto para leer como para escribir. Porque disfruto mucho del misterio, de esa atmósfera, en ocasiones un tanto asfixiante, en la que suele desarrollarse este tipo de historias, de poner los personajes al límite y explorar el lado oscuro que todos llevamos dentro.

  • AL: ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

MS: Normalmente combino la lectura de varias novelas al mismo tiempo y en distinto formato. Actualmente estoy leyendo Ciudad en llamas, de Don Winslow en digital, Bologna boogie, de Justo Navarro en papel y escuchando La ladrona de huesos, de Manel Loureiro, en audiolibro. De estos tres, tengo que decir que con la historia que más estoy disfrutando es con la última.

Actualmente estoy escribiendo la continuación de Lágrimas de polvo rojo. Me quedé con ganas de más en las vidas de algunos personajes y son muchos los lectores que han empezado a pedir una segunda parte. En ella aparecerán los mismos personajes principales, pero envueltos en una trama totalmente diferente de modo que ambas se puedan leer de manera independiente.

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial y qué te decidió a ti para intentar publicar?

MS: El momento en el que vivimos es complicado para el panorama editorial y para muchos otros. En España se publican casi cien mil títulos al año con lo que la competencia es brutal. De ellos, el 86 % no vende más de cincuenta ejemplares al año, con lo que te puedes hacer una idea de la situación. Afortunadamente, en nuestro país, se lee cada vez más. El confinamiento acercó a la gente a los libros, pero aún estamos muy por debajo en lo que se refiere a lectura del resto de países europeos. Más de un 35 % de españoles no lee nunca. Parece que hay una tendencia a leer más en papel que hace unos años y el formato de audiolibro está tomando bastante protagonismo. 

Mis tres primeras novelas están autopublicadas en Amazon. Es una buena opción para escritores que están empezando porque te permite dar a conocer tus obras si no tienes una editorial. El problema es que el alcance que tienes como autopublicado no tiene nada que ver con el que puede proporcionarte una editorial tradicional. Por eso me decidí a intentarlo con mi última novela. Tanto Planeta como Maeva se interesaron por ella y finalmente firmé un contrato editorial con esta última. La experiencia ha sido y está siendo muy satisfactoria y espero seguir trabajando con ellos en el futuro.

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo para historias futuras?

MS: Quiero pensar que de los momentos malos siempre se puede sacar algo bueno. Como en el caso de la pandemia, que hizo que la gente empezara a leer mucho más. En este momento de crisis en el que las empresas tratan de minimizar el riesgo lo más posible, creo que, en el caso del mundo editorial, es posible que se seleccionen más las obras publicadas y la calidad de lo que sale al mercado sea mejor. En cuanto a mi punto de vista como escritora, seguiré escribiendo como siempre, llueva o haga sol. Porque no escribo pensando en publicar una obra, sino en dar lo mejor de mí y de mis personajes en cada momento. Después, una vez terminada, ya se verá qué ocurre con ella. 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.