Manuel Martín Ferreras. Entrevista con el autor de El gran detective Byron Mitchell

Charlamos con el autor de Malnazidos, que tiene nueva novela.

Fotografía: Manuel Martín Ferreras, perfil de Twitter.

Manuel Martín Ferreras, zamorano de nacimiento pero criado en la periferia de Barcelona, tuvo tanto éxito con su primera novela, Noche de difuntos del 38, que fue adaptada al cine con el título de Malnazidos. Ahora presenta El gran detective Byron Mitchell. Le agradezco mucho el tiempo dedicado para esta entrevista donde nos habla de ella y de varios temas más.

Manuel Martín Ferreras — Entrevista 

  • ACTUALIDAD LITERATURA: Tu última novela publicada se titula El gran detective Byron Mitchell. ¿Qué nos puedes contar de ella y de dónde surgió la idea?

MANUEL MARTÍN FERRERAS: Me crie en Santa Coloma de Gramenet, en la periferia de Barcelona. Cada vez que cogía el metro para ir al centro de la ciudad me fascinaba descubrir los edificios modernistas del siglo XIX supervivientes entre las más modernas construcciones de vidrio y acero de los 60, 70 y 80. El evidente contraste magnificaba en mi cabeza su imagen como escenarios para alguna historia de estilo clásico, ¿y qué más clásico que un detective investigando un asesinato en aquella época?

  • AL: ¿Puedes recordar alguna de tus primeras lecturas? ¿Y tu primer escrito?

MMF: Los tebeos de Mortadelo y Filemón, los cómics de Marvel y alguno de DC, Julio Verne (20.000 leguas de viaje submarino y Viaje al centro de la Tierra), Arthur Conan Doyle (un par de libros de relatos de Sherlock Holmes), Alejandro Dumas (Los tres mosqueteros y Veinte años después), muchas Joyas Literarias Juveniles de aquellas que publicaba Bruguera, y más tarde Isaac Asimov (la saga de la Fundación) y William Gibson (la trilogía del Ensanche).

¿Mi primer escrito? Un cuento que homenajeaba, rayando el plagio, al Sandman de Neil Gaiman. El protagonista era un Señor de los Espejos que se enamoraba de una mortal cuya vida solo podía contemplar desde la distancia del otro lado del espejo. 

  • AL: ¿Un autor de cabecera? Puedes escoger más de uno y de todas las épocas. 

MMF: Supongo que escogería a Neil Gaiman. Recuerdo que al leer Sandman, el cómic que creó y guionizó desde finales de los 80, fui consciente de que yo también quería crear mis propios sueños… mis propias historias, quiero decir.

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear? 

MMF: Pues no sé decirte: hay varios. Como acabo de mencionar a Neil Gaiman, me viene a la cabeza el demonio Crowley, de la novela Buenos Presagios, de Terry Pratchett y Neil Gaiman. Crowley era un bon vivant demasiado acostumbrado a disfrutar los goces materiales entre los mortales como para permitir que el Apocalipsis acabase con su modo de vida.

  • AL: ¿Alguna manía o costumbre especial a la hora de escribir o leer? 

MMF: Desde que empecé a escribir de adolescente he ido probando todos los tipos de teclados electrónicos a los que he podido acceder. Aparatos como un Alphasmart, que era un teclado con una pantalla de apenas un par de filas de texto, o también un teclado con una pantallita lateral que compré hace quince años en unas vacaciones en Japón. Más tarde lo intenté con un teclado físico enlazado a uno de mis primeros móviles e incluso con una tablet. Tras tanto perder el tiempo en probaturas, he descubierto que mi dispositivo ideal es el MacBook Air con el que ya llevo diez años escribiendo.

¿Manías respecto al leer? No creo tener ninguna reseñable.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo? 

MMF: Escribir, mejor por la mañana, tras tomarme un café. O con un café en medio de la sesión de escritura, según el día. Me gusta moverme con el portátil del despacho a la mesa del comedor o de la cocina. Algunos buenos párrafos de El gran detective Byron Mitchell los escribí repantingado en una tumbona en el balcón, rodeado de las plantas de mi mujer.

¿Leer? Soy de los de acomodarse en el sillón, aunque si he tenido una jornada cansada, lo mejor es sentarme bien recto en una silla, firme con el libro delante. Como si me lo tuviera que estudiar para un examen, vamos, que si no me coge sueño.

  • AL: ¿Hay otros géneros que te gusten? 

MMF: La novela policiaca, el fantástico, el terror, la ciencia ficción, la novela histórica… Todos ellos me parecen un gran marco para desarrollar historias. Sus convenciones más o menos definidas me ayudan al crear mis novelas, que, desde un principio, me vienen a la cabeza asociadas a su género particular. 

  • AL: ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

MMF: Acabo de empezar a leer Conexión Londres, de Charles Cumming, el tercer libro de la trilogía protagonizada por el espía Thomas Kell. Y respecto a la escritura, estoy empezando un thriller ambientado en la Barcelona actual; una historia un poco a lo Hitchcock.

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial y qué te decidió a ti para intentar publicar?

MMF: El panorama editorial siempre es complicado. Somos muchísimos los aspirantes a publicar. Yo me decidí a intentarlo porque nunca he sido de esos que escriben solo para mí mismo, para guardar los textos en un cajón. Yo quería saber si mis historias le podrían interesar a alguien más, quería compartirlas.

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo para historias futuras?

MMF: Me está resultando un poco agobiante el no tener claro qué nos deparará el futuro a corto plazo a nivel global, pero lo que más me asusta es que nuestros dirigentes políticos (locales, nacionales e internacionales) tampoco parecen tener una idea clara. Esforzándome mucho por verle el lado positivo, para un escritor los momentos de crisis y conflicto son una fuente importante de ideas. Además, como dijo alguien, en tiempos de crisis, la gente busca refugio en la ficción.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.