Louise Glück gana el Premio Nobel de Literatura 2020

Foto Louis Glück. Shawn Thew. EFE

Louise Glück es la ganadora del Premio Nobel de Literatura 2020. La poeta estadounidense se ha llevado el máximo reconocimiento literario mundial y es la segunda del oficio lírico en conseguirlo. También es la cuarta mujer en entrar en la lista de premiadas en la última década. El jurado lo ha considerado así por «su inconfundible voz poética, que con austera belleza hace universal la existencia individual».

Louise Glück

Nacida en Nueva York en 1943, Glück ganó el Pulitzer de poesía en 1993 por El Iris salvaje y, más tarde, el National Book Award en 2014 por Faithful and virtuous night. Aquí la edita Pre Textos, que ha publicado seis títulos: El iris salvajeArarat, Poesía selecta, Las siete edades y Averno.

En su juventud Glück padeció de anorexia nerviosa, la experiencia más importante de su época de formación, como ha contado en primera persona en sus libros. Fue muy grave y la obligó a dejar el bachillerato en su último curso, y a iniciar un largo tratamiento de psicoanálisis. Su obra poética ha sido calificada como íntima y, a la vez, austera.

El Nobel de Literatura

En la carrera de este año por el Nobel estaban nombres como Maryse Condé, la favorita en las apuestas. La seguía la rusa Liudmila Ulítskaya. Y luego estaban los habituales como el sempiterno Haruki Murakami, Margaret Atwood, Don De Lillo o Edna O’Brien. Hasta sonaba nuestro Javier Marías.

El Nobel literario tiene 120 años de historia, se lo han llevado 116 escritores, entre ellos solo 16 mujeres. El 80 % se ha ido a Europa o América del Norte. Y manda la lengua inglesa frente a la francesa, alemana y española.

Por la situación sanitaria mundial, se ha cancelado la tradicional entrega de diplomas y medallas que se hace el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel. Así que este año los galardonados recibirán su diploma y medalla en su país, en una serie de actos de audiencia reducida que se podrán seguir virtualmente desde el ayuntamiento de Estocolmo.

Louise Glück — Poema

El iris salvaje

Al final del sufrimiento me esperaba una puerta.

Escúchame bien: lo que llamas muerte lo recuerdo.

Allá arriba, ruidos, ramas de un pino vacilante.

Y luego nada. El débil sol temblando sobre la seca superficie.

Terrible sobrevivir como conciencia, sepultada en tierra oscura.

Luego todo se acaba: aquello que temías,

ser un alma y no poder hablar,

termina abruptamente. La tierra rígida

se inclina un poco, y lo que tomé por aves

se hunde como flechas en bajos arbustos.

Tú que no recuerdas

el paso de otro mundo, te digo

podría volver a hablar: lo que vuelve

del olvido vuelve

para encontrar una voz:

del centro de mi vida brotó

un fresco manantial, sombras azules

y profundas en celeste aguamarina.

Fuentes: El Mundo, El País, La Vanguardia


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Gustavo Woltmann dijo

    Todo galardón presupone una contribución de algún tipo, bien sea a nivel cientifico o literario y para mí, esta mujer ha contribuido lo suficiente como para ser merecedora de una distinción como está.
    -Gustavo Woltmann.