Los cuentos de Edgar Allan Poe

Frase de Edgar Allan Poe.

Frase de Edgar Allan Poe.

Hablar de los cuentos de Edgar Allan Poe (1809 – 1849) es explorar la obra de uno de los autores inmortales de la literatura angloparlante. Aunque murió relativamente joven —a los 40 años—, él pudo publicar veintiséis relatos, treinta y dos piezas poéticas, nueve ensayos críticos y una novela. Entre esos, son particularmente famosas sus historias cortas de misterio y horror.

Además, el escritor bostoniano es considerado el precursor de dos géneros narrativos: la novela policiaca y la novela de ciencia ficción. En consecuencia, es imposible eludir la influencia de Poe en innumerables literatos y artistas posteriores. De hecho, su influjo en la cultura popular (particularmente palpable en el arquetipo del detective moderno) se mantiene vigente hasta la actualidad.

Sinopsis de cinco cuentos emblemáticos de Edgar Allan Poe

«Un sueño»

A Dream —nombre original en inglés— fue el primer cuento publicado por el autor norteamericano, quien lo signó con una simple “P”. La historia es llevada por un narrador en primera persona que experimenta estados mezclados de despertar y de ensoñación junto con instantes de luz y esperanza. Muchos de los sueños del protagonista son oscuros, otros son muy buenos, mas, ninguno le resulta extraño.

En paralelo, el relator se siente incómodo con su vida real, en la cual lleva un pesimismo evidente y un apego tóxico al pasado. Él únicamente se ilusiona mientras está despierto cuando la luminosidad lo guía hacia una emoción positiva y pura. Al final, el orador le otorga más significado a esas visiones brillantes diurnas que a la luz de la mañana tras una noche de pesadillas.

«Los crímenes de la calle Morgue»

The Murders in the Rue Morgue es un texto fundacional para el género de la novela policiaca. El motivo: en este cuento se presenta por primera vez a Auguste Dupin, el primer detective moderno de la ficción. Asimismo, este personaje es el prototipo fundacional del investigador basado en el análisis racional y en la pesquisa científica para la resolución de los casos.

La historia gira en torno al brutal asesinato de dos mujeres que se encontraban en una habitación cerrada. Entonces, Dupin entra en acción cuando alguien cercano a él es acusado del homicidio. Para resolver el misterio, es necesario descifrar cómo escapó el victimario, determinar el origen de tanta violencia y explicar la misteriosa voz en idioma extranjero que oyeron los confundidos testigos.

«El misterio de Marie Rogêt»

The Mystery of Marie Roget representa la segunda aparición de Auguste Dupin (la tercera y última fue en “La carta robada”). La trama inicia en 1841 con el hallazgo del cadáver de Mary Rogers —una conocida chica atractiva que trabajaba en una tienda de tabacos— en el río Hudson. El deceso suscita el interés público junto con el surgimiento de diversas teorías, chismes e incluso, falsos testimonios.

Adicionalmente, el suicido del prometido de Mary aumenta las especulaciones. Ante eso, Dupin lleva de la mano al lector en la reconstrucción detallada del homicidio, desde el arreglo de la vestimenta de la víctima hasta su transporte hasta el río. Por esta razón, algunos académicos identifican en este cuento un doble propósito: sagaz y educativo.

«El gato negro»

En el inicio, el protagonista —en prisión— afirma estar cuerdo cuando describe cómo su existencia ardió en llamas. Igualmente, este personaje proclama ser un amante de los animales desde pequeño (una pasión compartida con su esposa). Por consiguiente, él y su pareja tenían un hogar lleno de animales, entre los cuales, se encontraba un gato negro súper inteligente llamado Pluto.

No obstante, cuando consumía alcohol él se volvía agresivo física y verbalmente hacia su cónyuge y sus mascotas. El vicio obsesionó al hombre con el felino y comenzó a dudar de todo lo que le rodea. De esa manera, se arma un escenario cada vez más tenebroso que inevitablemente conduce a un un desenlace espeluznante.

«El corazón delator»

The Tell-Tale Heart sigue a un relator desconocido y poco fiable que insiste en su sano juicio a pesar de acabar de matar a un anciano con un “ojo de buitre”. Fue un asesinato fríamente calculado; después de consumarlo, el protagonista despedazó el cuerpo y escondió los trozos debajo de las tablas del piso.

Empero, la culpa hace que el narrador se delate a sí mismo debido a una alucinación; supuestamente, el homicida todavía puede escuchar los latidos cardíacos del occiso. Por otra parte, nunca se aclara cuál es la relación entre víctima y victimario ni el significado del ojo extraño. En contraste, los detalles del crimen sí son expuestos de minuciosamente.

Sobre el autor, Edgar Allan Poe

Nacimiento e infancia

Edgar Allan Poe.

Edgar Allan Poe.

En Boston, Massachusetts, el jueves 9 de enero de 1809 nació Edgar Allan Poe. Fue el menor de los tres hijos del baltimoriano David Poe Jr. y la británica Elizabeth Arnold Poe (ambos eran actores). A decir verdad, el poeta nunca conoció a sus progenitores, pues el padre abandonó el hogar poco después de nacer el escritor y la madre murió de tuberculosis en 1812.

Por este motivo, el pequeño Edgar pasó el resto de su infancia y adolescencia en Richmond, Virginia. Allí estuvo bajo la tutela de John Allan, un exitoso comerciante de tabaco, y su esposa, Frances, con quien formó un vínculo cercano. En cambio, la relación con su tutor fue difícil, pues éste deseaba que Poe continuase con el negocio familiar a pesar de la precoz vocación poética evidente en el muchacho.

Estudios universitarios, primeras publicaciones y experiencia militar

En 1826, Poe comenzó a asistir a la Universidad de Virginia, en donde obtuvo excelentes calificaciones. Pero, no recibió suficiente dinero por parte de Allan —ciertamente, los asuntos financieros siempre generaron contrariedades entre el escritor y su tutor— para cubrir sus estudios. Por ello, el joven literato comenzó a apostar, pero terminó endeudado y debió volver a la casa de sus tutores.

En Virginia se consiguió un nuevo revés: su vecina y prometida, Sarah Elmira Royster, se había comprometido con otro. Abatido, Poe tuvo un paso breve por Norfolk previo a su llegada a Boston, en donde publicó su primer libro: Tamerlán y otros poemas (1827). Fue una época económicamente dura para él; primero intentó vivir del periodismo y luego se enlistó en la armada estadounidense.

Matrimonio

Durante la década de 1930 Poe trabajó como periodista y crítico a la par de sus firmes intenciones de subsistir exclusivamente de la escritura. La mayor parte de su producción literaria se materializó a partir de 1835 gracias al apoyo de caballeros millonarios como John P. Kennedy. Ese mismo año se casó con su prima de 13 años, Virginia Eliza Clemm (aunque en el acta se indicó que tenía 21).

Últimos años

En realidad, Poe nunca estabilizó sus finanzas; con frecuencia cedió ante sus adicciones (principalmente al alcoholismo). Es más, cuando su esposa murió de tuberculosis en 1847, la pareja estaba sumida en la precariedad. Finalmente, luego de varios intentos infructuosos de volverse a casar, el poeta murió el 7 de octubre de 1849 por causas nunca esclarecidas del todo hasta hoy.

Todos los cuentos de Edgar Allan Poe

  • «Un Sueño», 1831
  • «Metzengerstein», 1832
  • «Manuscrito hallado en una botella», 1833
  • «El Rey Peste», 1835
  • «Berenice», 1835
  • «Ligeia», 1838
  • «La caída de la Casa Usher», 1839
  • «William Wilson», 1839
  • «El hombre de la multitud», 1840
  • «Un descenso al Maelström», 1841
  • «Los crímenes de la calle Morgue», 1841
  • «La máscara de la Muerte Roja», 1842
  • «El pozo y el péndulo, 1842
  • «El retrato oval», 1842
  • «El escarabajo dorado», 1843
  • «El misterio de Marie Rogêt», 1843
  • «El gato negro», 1843
  • «El corazón delator», 1843
  • «La caja oblonga», 1844
  • «La carta robada», 1844
  • «El entierro prematuro», 1844
  • «El demonio de la perversidad», 1845
  • «La verdad sobre el caso del señor Valdemar», 1845
  • «El sistema del Dr. Tarr y el profesor Fether», 1845
  • «El barril de amontillado», 1846
  • «Hop-Frog», 1849.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)