Los clásicos no son aburridos

libros decada 50

La conversación puede transcurrir de la siguiente manera:

Personaje A: ¿Has leído a Dan Brown?

Personaje B: No

Personaje A: ¿Y a Lucía Etxebarría?

Personaje B: No

Deducción a la que llega el personaje A: ¿Es que no te gusta leer?

Entonces, el personaje B replicará: Es que hay muchos libros, no sólo esos, por ejemplo, Fiodor Dostoievski.

En esta conversación, el personaje A pretextará  que los clásicos son aburridos, y entonces, el cerebro de B se ruborizará por el acto ignorante -claro y evidente- perpetrado por A.

Habrá que aclarar un par de cosas, y para eso, recurriremos a la mente lúcida de Italo Calvino, el escritor italiano autor de fábulas tan hechizantes como “El barón rampante”, quien se acomodaría frente a A, y de una forma didáctica, nada pedante, le expondría las siguientes verdades tan magnas como el Taj Mahal:

“Los clásicos son libros que cuanto más cree uno conocerlos de oídas, tanto más nuevos, inesperados, inéditos resultan al leerlos de verdad”

Calvino recoge ésta,  y otras tantas definiciones, en un ensayo titulado “Por qué leer los clásicos”, un libro dedicado a guiar a los lectores por el enrevesado camino de las buenas lecturas en el que tanto crecen las zarzas y las malas hierbas.

Dejemos que Calvino diga Amén en esta entrada de hoy:

“Un clásico es un libro que  pasa delante de otros clásicos; pero quien haya leído antes los demás y luego lea ése, reconoce enseguida su lugar en la genealogía”

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *