Literatura para días malos

Literatura para días malos

Quien más y quien menos tiene algún que otro día malo a lo largo del tiempo (ojalá sólo fuese uno, ¿verdad?). Por ello, aprovechando que es fin de semana, que tenemos más tiempo para leer, para pensar, para descansar y relajarnos, os dejo con estos dos escritos de dos grandes de la literatura: Walt Whitman y Pablo Neruda. Cada uno en su estilo pero con un mensaje en común: vivir, vivir y vivir. 

Si tienes un día malo, sea por la razón que sea, lee estos dos escritos. Prometo que después de su lectura, te sentirás un poquito mejor y empezarás a ver las cosas desde otra perspectiva. Porque hay literatura para días malos. Porque leer puede ser una gran terapia contra el desánimo.

“No te detengas” de Walt Whitman

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.

Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,

la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.

No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas…

“No culpes a nadie” de Pablo Neruda

Nunca te quejes de nadie, ni de nada,
Porque fundamentalmente
Tú has hecho lo que querías en tu vida.
Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo
Y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo verdadero hombre
Surge de las cenizas de su error.

Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte,
Enfréntala con valor y acéptala.
De una manera u otra es el resultado de tus actos
Y prueba que tú siempre has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso,
Ni se lo cargues a otro.
Acéptate ahora o seguirás
Justificándote como un niño.
Recuerda que cualquier momento
es bueno para comenzar
y que ninguno es tan terrible para claudicar.
No olvides que la causa de tu presente es tu pasado;
así como la causa de tu futuro será tu presente

Aprende de los audaces, de los fuertes;
De quien no acepta situaciones,
De quien vivirá a pesar de todo.
Piensa menos en tus problemas
Y más en tu trabajo
y las soluciones vendrán a tu encuentro por si solas.

Aprende a nacer desde el dolor
Y a ser más grande
que el más grande de los obstáculos
Mírate en el espejo de ti mismo y serás libre y fuerte
Y dejarás de ser un títeres de las circunstancias
Porque tu mismo eres el arquitecto de tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas
Y respira la luz del amanecer.
Tu eres parte de la fuerza de la vida.
Ahora despiértate, lucha, camina, decídete
Y así triunfarás en la vida;
Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es
el pretexto de los fracasados.

¿Qué te parecen estos textos? ¿Piensas, como yo, que la literatura puede “salvarte” en ciertas situaciones? ¿Tienes algún otro texto que te ayude y quieras compartir? ¡Feliz fin de semana!

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

Un comentario

  1.   José dijo

    Yo recomiendo también para los días malos (y los buenos) leer a Carmen Guillén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *