La Templanza

La Templanza.

La Templanza.

La Templanza (2015) es una novela de la autora española María Dueñas. Ella es considerada una “escritora tardía”, pues inició su trayectoria literaria con más de 40 años de edad. Su debut, El tiempo entre costuras (2009) vendió millones de copias y se tradujo en una treintena de idiomas. Inevitablemente, todas sus obras posteriores han sido comparadas con su ópera prima.

Para aquellos literatos cuyo objetivo es desarrollar carreras de largo aliento —más de un libro— esto puede suponer un problema. No obstante, obtener un primer libro súper ventas representa una tranquilidad económica muy apreciada. Significa “poder vivir de la escritura” (y con buena calidad de vida). Por ello, el verdadero reto actual para Dueñas es superarse a sí misma.

Sobre la autora: María Dueñas

Dueñas nació en 1964 en Puertollano, población de Castilla-La Mancha, en la región central de España. Es Doctora en Filosofía Inglesa, egresada de la Universidad de Murcia, alma máter donde es profesora titular en la Facultad de Letras. A decir verdad, ha sido poco el tiempo dedicado a las aulas desde su entrada en el mundo editorial.

Ahora, no solamente le ha tocado escribir con regularidad, también debe atender y aparecer en ruedas de prensa, ferias de libros, firmar autógrafos… En 2009 salió a la venta El tiempo entre costuras, una novela histórica ambientada en la época de la Guerra Civil española. Plena en detalles reales y con una prosa que cautivó de inmediato a los lectores hispanohablantes.

Los primeros reconocimientos

Dueñas consiguió preservar intacto su estilo sutil y delicado a idiomas más “rústicos” como el alemán o el inglés. El tiempo entre costuras supuso los primeros reconocimientos en su incipiente historial como escritora. En 2010, le valió el Premio Ciudad de Cartagena a la Novela Histórica. Más adelante, obtuvo el Premio Cultura de la Comunidad de Madrid, en la categoría Literatura, año 2011.

También dejó el listón muy alto su segunda novela, Misión olvido (2012), aunque fue otro éxito en ventas, decepcionó al grueso de sus lectores. Solo los lectores que no conocieron primero las aventuras de Sira Quiroga (protagonista de la primera novela) terminaron satisfechos con este relato. Es muy poderosa la estela dejada por la joven modista obligada a abandonar Madrid antes de la guerra.

Las hijas del capitán

María Dueñas.

María Dueñas.

En 2018 llegó a las librerías Las hijas del capitán. Para los críticos significó la reconciliación aparentemente definitiva para Dueñas con su “fandom”. Un proceso iniciado tres años antes con La tempestad. Ambas publicaciones representan un claro ejemplo de una situación muy curiosa en el mundo actual de las letras.

Se trata de una especie de “star system”, el cual, comparte grandes similitudes al de Hollywood y su cine. O todavía más actual, al de Netflix y sus series. Fanáticos enfurecidos y decepcionados por doquier, con quejas constantes en las redes sociales (Facebook principalmente) y en los foros web.

¿Historias para contentar seguidores?

El éxito instantáneo no sorprende cuando también se convierte en efímero. No es el caso de María Dueñas. La española se ha ganado a pulso su lugar entre los autores de un subgénero bautizado por cierto sector como la “novela contemporánea”. Por ello, a pesar de que El tiempo entre costuras continúa como su obra insignia, no es una escritora de un solo libro.

La Templanza: México, La Habana, Jerez de la Frontera

Puedes comprar el libro aquí: La Templanza

Tres momentos distintos claramente diferenciados. Tres regiones aparentemente disímiles entre sí, pero con muchas en común más allá de una lengua compartida. En los primeros momentos de la novela aparecen circunstancias palpables a simple vista: amor, traición, tragedia y avaricia. Pero tras avanzar un par de capítulos en la historia, la profundidad del argumento se hace evidente.

Lo anterior ocurre en gran medida gracias a la construcción realizada por Dueñas de sus personajes: tridimensionales, cambiantes (e impredecibles, eventualmente). Con varias capas que se ponen o se quitan de acuerdo a las circunstancias, lejos de consideraciones maniqueas. Todo para resumir a sus protagonistas en una palabra: humanos.

Argumento: una historia de superación… y de superación

En la superficie (sin ningún ánimo peyorativo en el uso de este término), es la historia de un hombre tenaz, trabajador y ambicioso, Mauro Larrea: quien se ve forzado no solo una, sino dos veces a sobreponerse ante las peores adversidades. El “interés amoroso” se manifiesta bajo el nombre de Soledad Montalvo. Una mujer ajustada al protagonista como “la horma del zapato”.

Ella es capaz de dictar cada paso del camino y de anticipar los próximos movimientos. Es entre estos dos caracteres —necesariamente de carácter dominante— se desata la tensión movilizadora del grueso del relato. Valores como la determinación y la lealtad son puestos en reiteradas ocasiones a prueba. La tenacidad es mucho más que un mero concepto referencial.

Análisis y reseñas de la obra

Los “otros” personajes

Los lugares son protagonistas. Los desiertos mineros del norte de México durante la presidencia de Benito Juárez. La Habana, opulenta y negada inconscientemente a cualquier idea relacionada con procurar una independencia o abolir la esclavitud. Jerez, una de las pocas urbes sobrevivientes al desangramiento económico acaecido durante el siglo XIX en España debido a la pérdida de casi todas sus colonias americanas.

Estos son los otros personajes que toman partido dentro de La Templanza. María Dueñas, a medida que desarrolla su prosa pausada y delicada, no se guarda detalles para describir a estas tres regiones. Igualmente escudriña en los momentos históricos acontecidos en cada una de ellas.

El recorrido sensorial de La Templanza

Frase de María Dueñas.

Frase de María Dueñas.

Los espectadores sienten en carne propia las inclemencias y los lujos que padecen o disfrutan sus habitantes. Además del recorrido visual, el mérito sublime de María Dueñas en La Templanza ha sido evocar en el lector todo un vívido viaje sonoro, olfativo y gustativo.

La Templanza, ¿una novela en “cámara lenta”?

La templanza es una historia con un desenvolvimiento lento de los sucesos. A tal punto que algunos lectores llegan al aburrimiento y a sentirse desesperados, determinados a abandonar el relato durante la primera mitad. Pero una vez sus personajes zarpan al Caribe (primero) para volver cruzar el Atlántico (después), la trama adquiere un ritmo frenético hasta el final.

Un poco de paciencia no viene mal para disfrutar como se debe de la prosa de Dueñas. Está construida para ser saboreada con calma. Sin la complacencia instantánea promovida desde plataformas como Twitter o Instagram. Es necesario tomar suficiente tiempo para disfrutarla. Después de todo, como bien lo dijo Julio Cortázar, “la novela siempre gana por puntos”…


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.