La ruta infinita

Frase de José Calvo Poyato.

Frase de José Calvo Poyato.

La ruta infinita es una novela histórica escrita por José Calvo Poyato. Este texto narra los hechos relacionados con la primera vuelta alrededor del mundo con un rigor excepcional y respetando minuciosamente los incidentes documentados. Porque fue una travesía accidental y accidentada, iniciada por Fernando de Magallanes y completada por Juan Sebastián Elcano.

El relato está dividido en dos partes. En la primera, el lector asiste junto con Magallanes a todos los preparativos para llevar a cabo la misión. El objetivo inicial era encontrar una ruta alterna para llegar a las islas de las especias. La segunda mitad, se centra en las peripecias propias del viaje iniciado con tripulación de 239 hombres a bordo de cinco barcos, completada por una nave y 18 supervivientes.

El autor

José Calvo Poyato es uno de los historiadores españoles más respetados de la actualidad. En su obra insiste en reivindicar los logros de aquellos exploradores zarpados desde la península ibérica en busca de nuevos territorios. Se trata de figuras legendarias que convirtieron a España en una máquina de conquistar tierras inéditas (para la civilización europea) desde finales del siglo XV.

Uno de sus objetos de estudio es precisamente Fernando de Magallanes. El almirante portugués —al sentirse menospreciado por sus compatriotas— se nacionalizó español. Esta coyuntura le permitió impulsar una de las hazañas más asombrosas en la historia de la humanidad.

Carrera política

Calvo nació el 23 de julio de 1951 en Cabra, un municipio de la Provincia de Córdoba, Andalucía. Durante una década fue alcalde de esta localidad, así como miembro de la Diputación de Córdoba y diputado al Parlamento de Andalucía. Asimismo, su hermana Carmen Calvo Poyato es la actual vicepresidente primera del Gobierno encabezado por Pedro Sánchez.

José Calvo Poyato es doctor en historia moderna de la Universidad de Granada. Desde 2005, se alejó definitivamente de la política para dedicarse de lleno a su labor como escritor. Actualmente es columnista del diario ABC y miembro de la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba. También forma parte de la Academia Andaluza de la Historia.

Rasgos de sus publicaciones

Su catálogo de publicaciones está compuesto mayoritariamente por biografías, ensayos y reseñas historiográficas de hechos y personajes trascendentales de la península ibérica. Del mismo modo, en sus trabajos demuestra un interés especial en lo acontecido dentro de Andalucía y los pueblos de Córdoba.

Su debut en el género fue El rey hechizado (1995), tiene como protagonista al rey Carlos II. Quien, a la postre pasaría a formar parte de la historiografía oficial como el último miembro de la Dinastía austríaca en España. Cuya muerte encendió la mecha de la Guerra de Sucesión.

La ruta infinita

La ruta infinita.

La ruta infinita.

Puedes comprar el libro aquí: La ruta infinita

Un marinero con el orgullo herido

A mitad de la década de 1510, Fernando de Magallanes se sintió infravalorado por parte los regentes de su reino. Pues, él creyó tener grandes méritos como marinero. Además, el almirante se encontraba ávido de nuevas aventuras y deseoso de explorar el mundo desconocido recién “descubierto” por Colón. Entonces, recurrió a los grandes rivales de su corona: el reino de Castilla.

En aquel tiempo, España y Portugal tenían un tratado según el cual se repartían el mundo. Específicamente, los límites entre los dominios de unos y otros quedaron establecidos por las islas de Cabo Verde. Es decir, todo territorio al occidente de este archipiélago era territorio español, mientras que al oriente era de dominio lusitano.

La propuesta

El ofrecimiento de Magallanes para Carlos I fue encontrar una ruta alterna (por occidente) desde la península ibérica hasta las islas de las especies. Por ende, la misión permitiría demostrar que este archipiélago (de Molucas, dentro de la actual Indonesia) estaba en “el lado español del mundo”.

Navegando entre la política

Mucho antes de que Magallanes pudiese zarpar, debió sortear un buen número de incidentes un tanto difíciles. Específicamente, fueron cinco años de arduas negociaciones —algunas de ellas, verdaderamente embarazosas— relatadas por Calvo Poyato cuidadosamente en la primera parte del libro.

El desarrollo de este antecedente permite al lector conocer el funcionamiento de la sociedad española de inicios del período renacentista. De igual forma, el autor revela muchos datos “secretos” sobre Sevilla. Porque, en aquel tiempo,  la urbe andaluza se convirtió en el epicentro económico del reino tras el descubrimiento de las indias occidentales.

A la mar

Después de arduas batallas políticas, a la par de conspiraciones internas y externas, Magallanes consiguió el 10 de agosto de 1519 zarpar de Sevilla. Su ruta: primero, hacia el Atlántico; luego, rumbo a los mares del sur (hoy en día conocido como Océano Pacífico, gracias precisamente a esta expedición).

El almirante comandó a una escuadra conformada por cinco naves: Trinidad (capitaneada por él), San Antonio, Concepción, Victoria y Santiago. Por otra parte, es muy palpable el dominio de la historia por parte del autor para elaborar una narración fluida. El escritor logra plasmar de manera formidable las dificultades enfrentadas por los personajes y cómo estas se hacen cada vez más fuertes.

Primeros contratiempos

Apenas transcurrieron pocos meses de travesía a través del Océano Atlántico, cuando aparecieron los primeros conflictos internos y algunos grupos de tripulantes rebeldes. En consecuencia, Magallanes se vio obligado a mostrar su “lado oscuro” para mantener el control. Adicionalmente, el duro clima austral empeoró las condiciones del viaje.

En los mares del sur

Ya en el Océano Pacífico, lejos de encontrar tranquilidad, la tripulación se quedó sin alimentos y empezó a morir de hambre… el desespero era insostenible. Pero Magallanes finalmente consiguió la ruta originalmente fijada por Colón: el archipiélago de Las Filipinas.

José Calvo Poyato.

José Calvo Poyato.

De esta manera, el almirante demostró que las Islas Molucas estaban “del lado español”. Sin embargo, Fernando de Magallanes, no pudo “comprobarlo” personalmente, pues falleció antes de arribar a las islas de las especies. Por ello, Juan Sebastián Elcano asumió el mando de la menguada expedición.

Fiel a la historia

La última parte del relato describe los acontecimientos a bordo del Victoria, el único barco medianamente entero que completó la ruta infinita. En adición al hambre y al hastío después de haber estado tanto tiempo navegando, la tripulación debió permanecer alerta. No era para menos, pues el camino de regreso pasó por costas africanas (bajo el dominio de los portugueses).

Análisis

El 6 de septiembre de 1522, Elcano y otros 17 hombres atracaron en Sevilla. En palabras de José Calvo Poyato, a esta gesta no se le dio la debida importancia. Es más, el intelectual andaluz señala que, si la expedición hubiese fracasado, en España se le recordaría más. En cualquier caso, La ruta infinita tiene el mérito de rescatar un capítulo de la historia de la humanidad realmente asombroso.

Si bien el relato es interesante de principio a fin, el entramado político de la primera parte del libro resulta un poco espeso. Por ende, esta sección del texto (en tierra firme) desgasta ligeramente a los lectores y al propio autor. Finalmente, cuando sus personajes se encuentran en altamar, Calvo Poyato parece apresurado en completar la travesía. De todos modos, es una excelente lectura.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.