La metamorfosis

La metamorfosis.

La metamorfosis.

La metamorfosis (Die Verwandlung – título original en alemán) es uno de los relatos más conocidos del autor Franz Kafka. Presenta a Gregorio Samsa, un joven comerciante que amaneció un día convertido en una especie de insecto monstruoso. A pesar de su nueva apariencia, el protagonista intentó volver a su vida normal, pues sintió la presión de ser el único sostén económico de su familia.

Se trata de una obra con todas las características de los denominados “relatos kafkianos”. En ellos, el personaje principal se ve inmerso en una situación angustiosa, apremiante y sin salida. Igualmente, La metamorfosis cuenta con evidentes rasgos autobiográficos debido al abordaje de temas como el aislamiento, el rechazo, la claustrofobia y la enfermedad.

Sobre el autor, Franz Kafka

Franz Kafka nació el 3 de julio de 1883, en Praga, dentro una familia acaudalada perteneciente a una minoría judía germanoparlante. Dos de sus hermanos mayores fallecieron cuando estaba pequeño. Vivió la mayor parte de su vida con su familia, siendo muy cercano con sus hermanas Elli, Valli y Otla. Nunca contrajo matrimonio, aunque estuvo comprometido en dos ocasiones.

Estudió Derecho en la Universidad de Praga y trabajó en una aseguradora pública entre 1908 y 1917. Tuvo que renunciar su trabajo a causa de la tuberculosis. Después de dos intentos de recuperación junto al lago de Parda y en Meramo, debió ingresar al sanatorio de Kierling (Austria) en 1920. Allí murió el 3 de junio de 1924.

Influencias literarias, estilo y temas

Sus principales influencias literarias fueron Henrik Ibsen, Baruch Spinoza, Nietzsche, Søren Kierkegaard, Gustave Flaubert, Friedrich Hebbel y Adalbert Stifter. Asimismo, Franz Kafka es considerado un autor expresionista y surrealista. Sus historias muestran una mezcla coherente de ironía, naturalidad, ilusión y realidad, en medio de un ambiente claustrofóbico, tormentoso y fantasmal.

Por otra parte, el trabajo de Kafka fue censurado durante la Checoslovaquia socialista debido a su herencia hebrea, incluso, fue tachado de “reaccionario”. De acuerdo con Max Brod (su biógrafo y amigo), los argumentos de Kafka están cargados de vivencias autobiográficas. Por ende, el rechazo del padre, los horarios laborales, sus amores, la soledad y la enfermedad, son temas comunes.

Gracias a Max Brod

Franz Kafka le solicitó a Max Brod que destruyese todos sus escritos después de su muerte. Sin embargo, Brod hizo todo lo contrario, los publicó. Entre los primeros títulos póstumos se encuentran El proceso (1925), El castillo (1926) y América (1927). Con la notoriedad obtenida, el público comenzó a interesarse por las demás obras de Kafka.

Posteriormente, aparecieron La muralla china (1931), Diarios (1937), Cartas a Milena (1952) y Cartas a Felice (1957). En la actualidad, es considerado uno de los autores más brillantes de la literatura alemana, así como uno de los escritores más influyentes e innovadores del siglo XX. Y sí, como a otros tantos grandes, el reconocimiento le sobrevino luego de su muerte.

Franz Kafka.

Franz Kafka.

Obras publicadas en vida

  • Meditaciones (Betrachtung, 1913).
  • La condena (Das Urteil, 1913).
  • La metamorfosis (Die Verwandlung, 1916).
  • Carta al padre (Brief an den Vater, 1919).
  • En la colonia penitenciaria (In der Strafkolonie, 1919).
  • Un médico rural (Ein Landarzt, 1919).
  • Un artista del hambre (Ein Hungerküsntler, 1924).

Sinopsis de La metamorfosis

Puedes comprar el libro aquí: La metamorfosis

La transformación

La historia inicia con la metamorfosis de Gregorio Samsa, un viajero comerciante, en un engendro con aspecto de cucaracha y escarabajo. Él deseaba cuanto antes volver a sus actividades cotidianas. Pero pronto entendió que primero necesitaba aprender cómo desplazarse con su nueva apariencia y saber cuáles cosas le gustaba comer.

Ante la inesperada situación, su hermana se encomendó de alimentarlo y limpiar su habitación. A medida que transcurrieron los días, Gregorio se sintió cada vez más disgregado de su familia y fue cambiando su comportamiento. Se sentía cómodo escondido bajo un sillón y disfrutaba escuchar las conversaciones del cuarto contiguo.

La resistencia al cambio

Los miembros de la familia Samsa se encontraron muy incómodos en su nuevo contexto, porque Gregorio era el único sustento económico. En consecuencia, se vieron obligados a recortar sus gastos y darle menos trabajo a la criada de la casa. Su hermana —con la complacencia de su padre, quien evadía el problema y le prohibió a la madre entrar a verlo— comenzó a desatender a Gregorio.

El estorbo

Los Samsa fueron forzados a buscar otras formas de mantenerse y recibieron a tres inquilinos en su casa. Pero la estrategia no funcionó porque un día Gregorio salió de su habitación seducido por la melodía del violín tocado por su hermana para los visitantes. Éstos, cuando vieron al engendro salieron disparados del lugar sin pagar ni un centavo.

Irremediablemente, tanto Gregorio como su familia pensaron que la mejor solución posible era la desaparición del monstruo. Por ello, Gregorio se encerró en su habitación; la sirvienta lo encontró muerto al día siguiente. Si bien sus familiares se sintieron un poco tristes, la sensación de alivio era mucho mayor. Finalmente, los Samsa decidieron mudarse y comenzar una nueva vida.

Análisis

La muerte de Gregorio fue causada por dos hechos. Primero, Gregorio escuchó la forma en la cual es despreciado por el resto de sus familiares y por la criada. Entonces, el protagonista se sumergió en un profunda depresión, ya no quería seguir viviendo. Segundo, su padre le arrojó una manzana en la espalda cuando se dejó ver en el comedor.

Los restos del fruto se pudrieron e infectaron el cuerpo con apariencia de insecto del pobre Gregorio. Adicionalmente, ya nadie quería atenderlo ni cuidarlo. Por consiguiente, la muerte era el único final posible. De esta manera, Kafka expone distintas temáticas concernientes a la naturaleza egoísta, interesada, despiadada y oportunista del ser humano.

Frase de Franz Kafka.

Frase de Franz Kafka.

Los mensajes implícitos en La metamorfosis

Kafka expone de una forma bastante clara cómo la sociedad acosa a las personas distintas del resto. No importa si son individuos útiles a su familia y a su comunidad, tampoco es relevante si son trabajadores solidarios. Todas estas cualidades las atesora Gregorio, cuyo sentido de responsabilidad lo impulsa a preocuparse en exceso por sus allegados (aun cuando su situación es precaria).

Inclusive, el protagonista asume el pago de las deudas generadas por el estilo de vida de sus padres. No obstante —en una muestra impresionante de desconsideración— los Samsa no tienen la más mínima solidaridad ante el cambio de Gregorio. Más bien se quejan por tener que trabajar.

El escritor cuestiona de manera honda si realmente existen esas cualidades que nos identifican como «humanidad» y que nos hacen distintos a los animales, y deja en la palestra si, ciertamente, vivimos conforme a nuestros propios intereses. El texto aún se sigue prestando para cientos de interpretaciones, no obstante, es evidente que deja al desnudo muchas falacias de la sociedad.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.