La condesa de Segur y sus cuentos de hadas

Ha sido el Día del Libro Infantil y Juvenil y he rescatado esa joya de mi biblioteca: un ejemplar muy ajado de la colección de la mítica editorial Bruguera, Selección de Historias, de los Cuentos de hadas que firmó Sofía Rostopochina, más conocida como la condesa de Segur. Así que hoy echo la vista atrás, repaso su figura y vuelvo a disfrutar de ellos, y de las ilustraciones de Felipe Herranz Moral, uno de los grandes dibujantes de la época.

Condesa de Segur

Fue una de las escritoras más célebres del siglo XIX y ya una clásica de la literatura infantil y juvenil.

Nació en San Petersburgo en 1799 y era hija de un general del mismo nombre que fue ministro de Asuntos Exteriores con el zar Pablo I de Rusia y su madre había sido dama en la corte de Catalina II. Emigró con su familia por desavenencias con el heredero al trono, Alejandro I, y después de pasar por Alemania (Prusia por entonces) e Italia, se establecieron en Francia. En París se casó con el conde Eugene de Segur, con quien tuvo ocho hijos y bastantes nietos. Su dedicación a la literatura vino por las historias que les contaba siendo pequeños.

Comenzó a escribir muy tarde, ya a los 58 años, pero sus obras tuvieron mucho éxito, también internacional , y se tradujeron a varios idiomas. Gracias a ello, creó la Biblioteca Rosa, una de las primeras colecciones destinadas exclusivamente los lectores más pequeños.

En total, escribió unas 20 novelas, una colección de cuentos y una biblia curiosa adaptada también como un cuento, que era la que contaba a sus hijos y nietos. También escribió un libro sobre remedios infantiles a base de plantas.

Cuentos de hadas

Se publicaron en 1857 y los ilustró Gustave Doré.

Toda su obra destaca siempre por las acciones abnegadas y generosas de los protagonistas, pero no olvida tampoco los sentimientos egoístas y los malos actos. Y, como es habitual, no falta la moraleja final sobre las consecuencias de esos malos actos y sentimientos. El más conocido es Las desventuras de Sofía.

En ese ejemplar, que incluye los cuentos de Osezno, Violeta, Rosita, El ratoncito gris, Blondina y Los trabajos de Enrique, conocemos a la princesa Blondina, que se pierde en el Bosque de las Lilas y aprende muchas cosas antes de regresar a su vida normal. O tratamos de superar las mismas dificultades que el niño Enrique para curar a su madre enferma. También somos cómplices de las travesuras del ratoncito gris y seguimos la historia sentimental de la princesa Rosita y lo que hace y piensa la gentil y buena Violeta. Todo mezclado con más seres fantásticos como hadas, por supuesto, o animales mágicos como Mamá Cierva, el Gatito, el loro parlanchín y embustero o la rana.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.