Insomnio, de Daniel Martín Serrano. Reseña

Insomnio es la primera novela en solitario de Daniel Martín Serrano, pero este madrileño lleva mucha ficción detrás con una carrera de veinte años siendo guionista de series como Hospital CentralVelvet, El PríncipeAlta mar. Es profesor de Guion de Televisión en la Escuela de Cine de Madrid y ahora se ha lanzado con este título de género negro que está consiguiendo el éxito general de lectores y críticos. Y para mí ha sido uno de los libros de este año. Esta es mi reseña que, afortunadamente, pude compartir con el autor en la pasada Feria Del Libro de Madrid.

Insomnio — Reseña

Tomás Abad

El exinspector Tomás Abad padece de insomnio crónico y, más que eso, abrumador. Y cuando llegas a la última página de la novela, tú también piensas que te has contagiado de su agotamiento y angustia. Además, la narración de su historia no te ha dado tregua, y es tal el grado de estrés y oscuridad el que sufres por su presente y su pasado que agradeces con alivio su descanso, a pesar de todo.

El caso es que a Tomás le iba bien en la policía, era un excelente profesional con un equipo eficiente alrededor y su vida personal también funcionaba, con un matrimonio tranquilo aunque con un hijo al que apenas veía por ese trabajo absorbente. Pero ese trabajo se vuelve obsesivo cuando empiezan a aparecer cuerpos de jóvenes decapitadas que se irán amontonando en un macabro puzle.

Entonces descubre que hay alguien muy cercano a él que está implicado y parece más que culpable. Ese será su error, porque la terrible decisión que toma para protegerlo será la causa de su expulsión, ostracismo y rechazo por buena parte de la sociedad. De ahí a la bajada a los infiernos producida por el insomnio, la culpa y más obsesión cuando, en el presente, mientras trata de sobrevivir con trabajos de guardia de seguridad nocturno en un aparcamiento y luego en el inmenso cementerio de la Almudena, alguien le hace saber que la pesadilla no ha terminado.

Dos tiempos

Uno de los aciertos de la novela es hacernos transitar por dos tiempos narrativos que también se muestran en el uso del lenguaje en presente —para el actual— y en pasado —para contarnos lo que ocurrió y cómo hemos llegado a ese presente—.  La cuestión es que la misma historia, o ambas, transcurren paralelas con un tempo tan perfectamente medido que demuestra el indudable oficio del autor como guionista. Y lo hace tan bien que incluso para los lectores no muy aficionados al presente narrativo, como es mi caso, no chirría en absoluto.

Ayudan también los buenos diálogos y un rosario de personajes secundarios tan bien construidos como el protagonista. Tomás recuperará a algunos de ellos, que intentarán echarle una mano, como su antigua compañera, y también conseguirá aliados nuevos. Pero ninguno podrá impedir que su vida se vaya hundiendo cada vez más, pierda a su familia y casi la cordura.

Madrid

Otro punto fuerte es la ambientación tan acorde al tono sombrío, fantasmagórico y casi perpetuamente nocturno en un Madrid muy pocas veces descrito con tantas tinieblas. Además, los escenarios del aparcamiento y el cementerio propician aún más esa sensación de irrealidad que tiene Abad. Él solo quiere resolver el caso y dormir, porque ya tiene bastante con expiar la gran culpa que lo atormenta padeciendo ese insomnio tan devastador.

Un pero

Aunque por ponérselo y muy relativo o, al menos, muy mío digamos por defecto profesional como correctora en primer lugar y luego como lectora: los párrafos demasiado largos, muchos de una página. Pero lo dicho, el tempo narrativo es tan acertado que se perdonan.

En definitiva

Que Daniel Martín Serrano no ha podido estrenarse mejor en la narrativa, viniendo de un género tan distinto, cambiante e inmediato como es el guion. Buena historia, buena estructura y un final como mandan los cánones y que te deja ese sabor que tanto se suele apreciar en este género.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.